Enfermedades y Condiciones

Convulsiones generalizadas (Crisis de gran mal)

¿Qué son?

Normalmente las células nerviosas del cerebro (neuronas) se comunican entre sí mediante la transmisión de pequeñísimas señales eléctricas. El patrón de transmisión de estas señales eléctricas refleja la actividad cerebral. La ubicación de estas señales indica lo que está haciendo el cerebro, como pensar, ver, sentir, escuchar, controlar el movimiento de los músculos, etc. Una convulsión ocurre cuando el patrón de transmisión de las señales eléctricas del cerebro de repente se vuelve anormal y generalmente intenso, ya sea en un área aislada del cerebro o en todo el cerebro.

Si está afectado todo el cerebro, el trastorno eléctrico se denomina convulsión generalizada. Este tipo de convulsión solía denominarse crisis de gran mal. El síntoma que más fácilmente se reconoce en la convulsión generalizada es la rigidez corporal y los espasmos musculares llamados convulsiones tónico clónicas.

La epilepsia es la condición en la cual una persona es propensa a sufrir convulsiones repetidas de cualquier tipo, no solo convulsiones generalizadas. Una persona puede tener una convulsión sin tener epilepsia. Actualmente, el término trastorno convulsivo es más comúnmente usado que epilepsia.

Una convulsión puede estar provocada por cualquier situación que trastorne seriamente el entorno físico y químico del cerebro. Algunos desencadenantes frecuentes incluyen:

  • un desequilibrio químico severo en la sangre: niveles anormales de ácidos, sodio, calcio o azúcar en sangre (especialmente en los diabéticos).
  • reacciones a los medicamentos: reacciones a las drogas ilegales (el crack de la cocaína, anfetaminas y otras), anestésicos o medicinas recetadas (penicilina, medicamentos antiasmáticos, medicamentos anticancerosos y otros).
  • abstinencia a las drogas: abstinencia al alcohol o a los sedantes
  • enfermedades médicas: presión arterial extremadamente alta (hipertensión), eclampsia (una complicación durante el embarazo), insuficiencia hepática, insuficiencia renal, anemia drepanocítica, lupus eritematoso sistémico (lupus o LES), y muchos otros.
  • un trastorno local que afecta el cerebro: traumatismo en la cabeza, trastornos cerebrales de desarrollo, accidente cerebrovascular, tumores en el cerebro e infecciones en o cerca del cerebro (abscesos cerebrales, encefalitis y meningitis).
  • Otras causas: fiebre alta, pérdida de sueño, hambre, luces intermitentes (aún de los videojuegos), ruido intermitente y raramente menstruación.

Si los médicos pueden tratar con éxito los trastornos químicos y físicos en el cerebro, la convulsión a menudo desaparece. Si no desaparece, las convulsiones son recurrentes, siempre que el problema subyacente se intensifique.

A veces, una persona experimentará una convulsión generalizada no provocada, es decir ocurre sin una razón aparente. En algunas personas, este tipo de convulsión podría estar relacionada con una vulnerabilidad genética que generalmente vuelve sensibles las células cerebrales ante cambios mínimos en el ambiente. En otros casos, las convulsiones podrían estar relacionadas con la cicatrización debido a un traumatismo anterior en la cabeza, a un tumor cerebral o a una infección en el cerebro.

La mayoría de las personas que tiene convulsiones no provocadas nunca experimentan un segundo episodio. Sin embargo, si hay una segunda convulsión, el riesgo de tener una tercera o más es de alrededor del 80%. Por esta razón, muchos médicos creen que la segunda convulsión es un signo de epilepsia.

Síntomas

Una convulsión comienza repentinamente. Sin previo aviso, la persona pierde el conocimiento y experimenta los siguientes síntomas:

  • se pone rígida (extiende los brazos y las piernas, arquea la espalda) y cae al suelo
  • vocaliza un llanto (quejido típico del epiléptico) a medida que el diafragma se contrae y empuja al aire entre las cuerdas vocales hacia fuera
  • tiene espasmos en los brazos, piernas y músculos
  • se orina y a veces hasta tiene movimientos intestinales involuntarios

La convulsión generalmente cede en minutos o menos y deja a la persona en un estado de confusión y somnolencia. Durante las siguientes 24 horas, la persona podría quejarse de dolores musculares, dolor de cabeza, fatiga y dificultad para concentrarse.

Diagnóstico

Si ha tenido síntomas de convulsión, su médico comenzará buscando alguna causa médica, como niveles altos de azúcar en sangre o eclampsia. Si su médico puede confirmar una razón médica definitiva de su convulsión, su tratamiento se orientará a corregir la enfermedad subyacente.

Si su convulsión no parece ser provocada (no está causada por un problema médico subyacente), su médico revisará su historia clínica, sus antecedentes familiares y cualquier informe de alguna persona que haya sido testigo de sus síntomas de convulsión. Luego, el médico le realizará exámenes físicos y neurológicos profundos y le ordenará un análisis de sangre de rutina. En la mayoría de los casos, los resultados de los análisis de sangre serán normales.

Su médico también podría ordenarle un electroencefalograma (EEG), una prueba indolora que detecta la actividad eléctrica de su cerebro y la traduce en una serie de patrones impresos. En el 40 a 50 por ciento de las personas con epilepsia, el primer EEG muestra una combinación específica de patrones que confirma el diagnóstico. Si el primer EEG es normal, repita este examen a menudo para detectar patrones de ondas cerebrales anormales.

A veces, aún cundo una serie de EEG no logran mostrar signos de actividad convulsiva, el diagnóstico puede basarse en los signos de los constantes informes de las personas que lo han visto tener los episodios convulsivos.

En algunos casos, el médico también podría ordenarle una resonancia magnética (IRM) o una tomografía computada (TC) de su cerebro para detectar signos de problemas localizados, como un tumor cerebral o cicatrices de lesiones cerebrales previas. Estos exámenes son especialmente importantes si:

  • es un adulto y tuvo su primera convulsión generalizada
  • tiene un patrón inusual de síntomas
  • su examen neurológico es normal
  • tiene antecedentes de daño cerebral (traumatismo de nacimiento, lesión cerebral, tumor cerebral, encefalitis y meningitis)

Duración

Alrededor del 50% de las personas que tiene convulsiones no provocadas nunca experimentan un segundo episodio.

La mayoría de las personas que tiene epilepsia pueden evitar las convulsiones si duerme lo suficiente y toma los medicamentos según como lo indicó su médico. La mayoría de las personas con epilepsia necesitan tomar medicamentos por tiempo indefinido. Nuca deje de tomar la medicación sin instrucciones específicas de su médico.

Si ha tenido algunas convulsiones y el resultado de su EEG es normal, su médico podría reevaluar la necesidad de tomar medicamentos si no tiene convulsiones después de dos a cinco años.

Prevención

La mayoría de los veces, la epilepsia no puede prevenirse. Pero tenga o no epilepsia, usted puede ayudar a prevenir la convulsión generalizada prestando atención a lo siguiente:

  • evite usar drogas ilegales
  • beba alcohol con moderación o no beba
  • siga minuciosamente el plan de tratamiento de su médico si tiene diabetes o presión arterial alta
  • protéjase de sufrir un traumatismo cerebral usando cinturones de seguridad y cascos para bicicleta si practica deportes y utilice un protector para su cabeza adecuado
  • si está embarazada, visite a su médico regularmente por cuidado prenatal

Tratamiento

Si ha tenido solo una convulsión no provocada, podría no tener otra. Por esta razón, su médico podría decidir controlar su condición sin recetarle medicamentos. En la mayoría de los casos, se considerará que tiene un bajo riesgo de tener una segunda convulsión si no sufre de una lesión cerebral (tumor, traumatismo, infecciones), si no tiene antecedentes familiares de epilepsia y si los resultados de los exámenes de diagnóstico, incluidos un EEG, son normales.

Si ha tenido por lo menos dos episodios convulsivos y le diagnosticaron epilepsia, su médico lo tratará con un medicamento antiepiléptico (un anticonvulsivante). Los medicamentos comunes antiepilépticos usados para tratar las convulsiones generalizadas, incluidos el valproato (Depakote), la carbamazepina (Tegretol, Carbatrol y otros), la fenitoína (Dilantin) y el topiramato (Topamax). Si sus convulsiones no pueden controlarse solo con medicamentos, su médico intentará una combinación de medicamentos.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico de inmediato si usted o algún miembro de la familia presentan una serie de síntomas que parece ser una convulsión generalizada. Si le han diagnosticado epilepsia, llame a su médico si continúa teniendo episodios convulsivos aunque esté tomando medicamentos antiepilépticos.

Si usted vio a alguna persona teniendo un ataque convulsivo que dura más de cinco minutos, llame a la asistencia médica de inmediato. Llame también a una unidad de urgencia de inmediato si vio a alguna persona teniendo una convulsión generalizada y ésta:

  • no despierta inmediatamente después de haber tenido la convulsión
  • es una mujer embarazada
  • lleva una identificación médica que indica que la persona tiene diabetes
  • tiene una convulsión después de un traumatismo en la cabeza
  • tiene una convulsión mientras está nadando

Pronóstico

Son muchos los factores que se consideran al momento de determinar si una persona con epilepsia generalizada finalmente no tendrá más convulsiones. En términos generales, la perspectiva es mejor en aquellas personas que han tenido algunas convulsiones antes de comenzar el tratamiento, que han controlado bien las convulsiones con un medicamento antiepiléptico, que tienen un EEG entre dos episodios convulsiones, que no tienen antecedentes de daño cerebral y que tienen un examen neurológico normal al final del tratamiento.

En muchos casos, la perspectiva es muy buena. Con un tratamiento adecuado, hasta el 70% de la personas con epilepsia finalmente no tiene más convulsiones durante cinco o más años. Eventualmente, alrededor del 30 por ciento pueden discontinuar la medicación por completo.

La mayoría de los niños con convulsiones generalizadas pueden llevar una vida normal, incluidas participar en deportes, con pequeñas restricciones.

Información adicional

National Institute of Neurological Disorders and Stroke (Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares) P.O. Box 5801 Bethesda, MD 20824 Teléfono: 301-496-5751 Gratuito: 1-800-352-9424 TTY: 301-468-5981 http://www.ninds.nih.gov/

American Academy of Neurology, AAN (Academia Americana de Neurología) 1080 Montreal Ave. St. Paul, MN 55116 Teléfono: 651-695-2717 Gratuito: 1-800-879-1960 Fax: 651-695-2791 http://www.thebrainmatters.org/

Epilepsy Foundation (Fundación para la Epilepsia) 4351 Garden City Drive Landover, MD 20785-7223 Gratuito: 1-800-332-1000 http://www.efa.org/

British Epilepsy Association (Asociación Británica de Epilepsia) New Anstey House Gate Way Drive Yeadon, Leeds LS19 7XY UK Teléfono: +44.113-210-8800 Fax: +44 113-391-0300 Correo electrónico: epilepsy@bea.org.uk http://www.epilepsy.org.uk/

American Epilepsy Society (Sociedad Estadounidense para la Epilepsia) 342 North Main St. West Hartford, CT 06117-2507 Teléfono: 860-586-7505 Fax: 860-586-7550 http://www.aesnet.org/

Última revisión: 2007-05-24T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-08-14T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:



Un Comentario en “Convulsiones generalizadas (Crisis de gran mal)”

  1. Esta informacion medica es una gran ayuda para el profano en casos de las enfermedades.Para mí es muy imporetante los casos de epilepsia; porque tengo un hijo de 43 años que sufre convulsiones desde el primer año de nacido. Recibe como único tratamiento medico un anticonsulviso llamado EPAMIN.
    Al nacer mi hijo tubo problema de demora; los médicos no quisieron hacerle cesaria a mi esposa, y el niño , incluso tomo , posiblemente el acido que lo mantenia en el vientre de la mama.
    SDoctora, le agradeceria tuviera algun comentario al respecto.
    Que Dios la bendiga.

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil