Espina bífida

¿Qué es?

La espina bífida es un trastorno dentro de un grupo de trastornos llamados defectos del tubo neural, malformaciones del cerebro, médula espinal o sus recubrimientos. La espina bífida se forma cuando la médula espinal en desarrollo del feto no se cierra adecuadamente en los primeros 28 días posteriores a la concepción. El trastorno puede tener una de las siguientes tres formas:

  • Espina bífida oculta: la médula espinal no está cerrada por completo; podría no haber síntomas en ese caso.
  • Meningocele: parte del recubrimiento de la médula espinal llamado meninges podría sobresalir a través de una abertura de la espalda.
  • Mielomeningocele: una porción de la médula espinal sobresale a través de una abertura de la espalda.

Los meningoceles y mielomeningoceles podrían verse como estructuras parecidas a sacos sobre la columna del bebé durante el nacimiento. Cuando la mayoría de las personas habla de espina bífida, está refiriéndose a la forma más severa, el mielomeningocele, que ocurre en alrededor de uno de cada 1.000 nacimientos.

Síntomas

Los síntomas de la espina bífida pueden ser leves a severos según la gravedad de la condición misma. Cuando hay mielomeningocele, el niño podría presentar debilidad o parálisis muscular debajo del nivel de la columna vertebral mal cerrada porque los nervios que van desde la médula espinal al resto del cuerpo no funcionan adecuadamente. Son comunes la pérdida de sensibilidad e incapacidad para controlar la vejiga o la función intestinal. Además, podría acumularse líquido cefalorraquídeo en el cerebro, que conduce a una condición llamada hidrocefalia, que es común en niños con mielomeningocele. Si no se trata, la hidrocefalia puede causar daño cerebral, ceguera o convulsiones.

Además de los problemas físicos, la espina bífida puede causar problemas de aprendizaje, incluidos problemas con lo siguiente:

  • prestar atención y hablar o entender la lengua oral
  • leer y entender conceptos matemáticos
  • organizar o secuenciar información

Otras condiciones que podrían ocurrir más a menudo en aquellos con espina bífida incluyen alergia al látex (quizá relacionada con las cirugías múltiples necesarias durante los primeros años de vida), obesidad, problemas en la piel, depresión y trastornos gastrointestinales.

Diagnóstico

Comúnmente la espina bífida se diagnostica durante el nacimiento cuando se observa un saco en la columna del bebé. A veces, se sospecha de espina bífida durante el embarazo al hacer un examen llamado alfafetoproteína o AFP. Dado que varios factores pueden influir en los resultados del examen de AFP, un alto nivel de AFP solamente no establece el diagnóstico. Si el AFT es elevado, generalmente se repite el examen y si el nivel es aún anormal, podrían recomendarse más exámenes de diagnóstico como una ecografía y amniocentesis.

Duración

La espina bífida es una condición de por vida. Un bebé nacido con espina bífida usualmente es sometido a una cirugía dentro de los primeros días de vida para intentar preservar tanta función de la médula espinal como sea posible. Probablemente se necesiten otras cirugías y atención médica durante toda la vida.

Prevención

Los estudios han demostrado que tomar demasiado ácido fólico reduce drásticamente la probabilidad de que una mujer dé a luz un bebé con espina bífida. Según algunas estadísticas, la cantidad de casos de espina bífida se reduciría al 75% si todas las madres consumieran 0,4 miligramos de ácido fólico por día antes de quedar embarazadas y durante el primer semestre de embarazo. Los suplementos de ácido fólico deben comenzar a ingerirse antes del embarazo porque la columna vertebral comienza formarse inmediatamente después de la concepción. Además de su capacidad para prevenir la espina bífida, el ácido fólico parece reducir su gravedad, también.

Como resultado de estos estudios, en 1992 el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos (U.S. Public Health Service) comenzó a recomendarles a todas las mujeres en edad fértil consumir 0,4 miligramos de ácido fólico diariamente. Consumir esta cantidad probablemente requiera tomar suplementos vitamínicos, aunque el ácido fólico se encuentra en las verduras de hojas verde oscuro, la yema de huevo y algunas frutas y sus jugos. Desde que se publicó esta recomendación, muchos otros alimentos, incluidos panes y cereales, comenzaron a fortificarse con ácido fólico.

Tratamiento

El tratamiento de la espina bífida usualmente requiere cirugía para cerrar la abertura en la espalda, para preservar la función de la médula espinal y para reducir el riesgo de infecciones. A menudo es necesario realizar otras cirugías. La “derivación” un procedimiento que drena el exceso de líquido cefalorraquídeo desde el cerebro al abdomen, controla la hidrocefalia y puede prevenir o reducir muchas consecuencias de esta condición.

Los niños con espina bífida necesitarán aprender a usar la silla de ruedas, muletas o aparatos ortopédicos para mejorar su movilidad. Otras intervenciones puede ayudarles a ser más independientes para manejar los problemas de vejiga e intestinales. Los problemas educacionales pueden tratarse con profesionales adecuados.

Cuándo llamar a un profesional

Los médicos serán parte del cuidado de su hijo con espina bífida desde el nacimiento en adelante. Consulte con el pediatra de su hijo si observa una apariencia anormal en la espalda de éste o tiene dudas de si las funciones neurológicas de su hijo son normales.

Pronóstico

Gracias a las sofisticadas técnicas e intervenciones médicas, un niño con espina bífida a menudo llega a vivir hasta la edad adulta.

Información adicional

Spina Bifida Association of America (Asociación Americana de Espina Bífida) 4590 MacArthur Blvd., NW Suite 250 Washington, DC 20007-4226 Teléfono: (202) 944-3285 Gratuito: (800) 621-3141 http://www.sbaa.org/

March of Dimes Birth Defects Foundation (Fundación de Lucha contra los Defectos Congénitos) 1275 Mamaroneck Ave. White Plains, NY 10605 Gratuito: (888) 663-4637 http://www.modimes.org/

Easter Seals 230 West Monroe St. Suite 1800 Chicago, IL 60606 Teléfono: (312) 726-6200 Gratuito: (800) 221-6827 TTY: (312) 726-4258 Fax: (312) 726-1494 http://www.easter-seals.org/

National Rehabilitation Information Center (NARIC) (Centro Nacional de Información sobre la Rehabilitación, NARIC) 4200 Forbes Blvd. Suite 202 Lanham, MD 20706 Teléfono: (301) 459-5900 Gratuito: (800) 346-2742 TTY: (301) 459-5984 http://www.naric.com/

Última revisión: 2009-03-11T00:00:00-06:00

Última modificación: 2009-04-09T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2009 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:



Un Comentario en “Espina bífida”

  1. [...] en el cual existe retraso mental que puede ser serio y que ocurre en 1 de cada 650 nacimientos y la espina bífida, una condición de tipo neurológico que puede ser grave y que afecta a 1 de cada 750 bebés.  El [...]

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil