Enfermedades y Condiciones

Infertilidad femenina

¿Qué es?

Para un hombre y una mujer que tienen relaciones sexuales frecuentes sin utilizar ningún método de control de la natalidad, el tiempo promedio para concebir es de seis meses. Si tienen relaciones sexuales con frecuencia (dos veces por semana), la mayoría de las parejas logran un embarazo dentro del año. Entre el 10 y el 15% de las parejas continuarán teniendo dificultad para concebir después de un año de intentarlo. Después de ese tiempo se diagnostica infertilidad en el hombre y  en la mujer.

La infertilidad puede ser causada por problemas de salud en el hombre, en la mujer o en ambos. En algunas parejas infértiles, no se puede encontrar una causa para explicar el problema. En aproximadamente el 20% de las parejas, se encuentra más de una causa de infertilidad. La causa de infertilidad ocurre tan a menudo en los hombres como en las mujeres.

El envejecimiento normal reduce la capacidad de la mujer para quedar embarazada. La ovulación, el proceso de formación y la liberación de un óvulo se vuelve más lento y menos efectivo. El envejecimiento comienza a reducir la fertilidad ya a los 30 años y los índices de embarazo son muy bajos pasados los 44, incluso cuando se utilizan medicamentos para la fertilidad. Si bien la fertilidad es menos segura para las mujeres de mayor edad, aproximadamente el 20% de las mujeres en Estados Unidos tiene su primer hijo a los 35 años o después.

Síntomas

El síntoma principal de infertilidad es la dificultad para quedar embarazada. Son varias las causas de infertilidad que pueden ocasionar otros síntomas.

Cualquiera de los siguientes problemas puede causar infertilidad:

  • Ovulación poco frecuente: (liberación de óvulos del ovario) representa el 20% de los problemas de infertilidad femenina. Si su ovulación es poco frecuente, sus períodos se producirán con intervalos mayores a un mes o desaparecerán. Las causas comunes de ovulación poco frecuente incluyen estrés en el cuerpo como trastornos alimenticios, entrenamientos de ejercicio físico excesivos, pérdida de peso rápida, peso corporal bajo (estar muy delgada) y obesidad. Algunas anormalidades hormonales como problemas de la tiroides, de la glándula hipófisis, de la glándula suprarrenal y el síndrome del ovario poliquístico pueden retrasar o evitar la liberación del óvulo de los ovarios. Algunos síntomas que pueden indicar una anormalidad hormonal incluyen pérdida o aumento inesperados de peso, cansancio, crecimiento o pérdida excesivos de cabello, acné y quistes en el ovario. Los quistes en el ovario pueden causar dolor en la pelvis y además pueden afectar el proceso normal de la ovulación.
  • Cicatrices en las trompas de Falopio: pueden impedir el embarazo ya que no permiten que el óvulo se desplace hacia el útero. Los problemas con la trompa de Falopio son la causa de aproximadamente el 30% de los problemas de infertilidad femenina. El daño puede deberse a una cirugía anterior, un embarazo ectópico (tubárico), cicatrices tubáricas a causa de endometriosis o enfermedad inflamatoria pélvica. La enfermedad inflamatoria pélvica es una infección bacteriana en la pelvis, provocada por bacterias transmitidas sexualmente, tales como gonorrea o clamidia. A menudo deja cicatrices, daña o bloquea las trompas de Falopio. Los antecedentes personales de dolor de la pelvis, con o sin fiebre, pueden indicar un diagnóstico de endometriosis o infección pélvica.
  • Anormalidades en la forma o el revestimiento del útero: representan casi el 20% de los problemas de infertilidad femenina. Los tumores fibroides o los pólipos uterinos provocan a veces un sangrado menstrual intenso, dolor en la pelvis o crecimiento del útero. El tejido de cicatrización puede desarrollarse dentro de la cavidad uterina como una complicación de infecciones uterinas, abortos o procedimientos quirúrgicos, tales como la dilatación y legrado (D&C). Dicho tejido de cicatrización puede producir menstruaciones poco frecuentes o un flujo menstrual mínimo.

Diagnóstico

Un primer paso importante para diagnosticar la infertilidad es calcular si la ovulación ocurre a intervalos predecibles. Cuando se libera un óvulo, se produce un cambio en las hormonas sexuales femeninas. Este cambio puede detectarse mediante las siguientes pruebas:

  • Temperatura corporal central en las primeras horas de la mañana: se ve afectada por los cambios hormonales. Mediante el uso de un termómetro de precisión (denominado termómetro corporal basal) para medir la temperatura diaria al despertarse por las mañanas, podrá detectar una temperatura ligeramente superior durante la segunda mitad de su ciclo menstrual. Este cambio leve de temperatura ocurre luego de la ovulación.
  • Prueba para detectar la ovulación: es una prueba de orina de venta libre que puede predecir la liberación de óvulos. La prueba de orina evalúa la existencia de niveles elevados de la hormona luteinizante. Una prueba con resultado positivo cerca de la mitad de su ciclo significa que es probable que haya ovulado recientemente o esté por ovular. El juego de prueba de detección de la ovulación está disponible en la mayoría de las tiendas y farmacias, y puede hacerse en su casa.
  • Usted también puede examinar su moco vaginal en el hogar. Con una instrucción cuidadosa, algunas mujeres pueden interpretar los cambios en la apariencia del moco vaginal y la consistencia del cuello uterino como signo de cambios hormonales que muestran que hubo ovulación.

Luego de que su médico examine su vagina y órganos de la pelvis, se evaluará una muestra de moco del cuello del útero y la vagina para detectar una posible infección. Si es necesario, también se realizarán exámenes de sangre para confirmar una ovulación normal, midiendo el nivel de progesterona elevado en la última parte de su ciclo menstrual. Los niveles de otras dos hormonas sexuales en la sangre, la hormona foliculoestimulante y el estradiol, pueden ayudar a demostrar que los ovarios funcionan lo suficientemente bien como para liberar óvulos. Por lo general, estas pruebas de sangre se realizan en momentos específicos del ciclo menstrual. Es posible que sea necesario hacer otros exámenes de sangre para medir la función de la glándula tiroidea, la glándula hipófisis y las glándulas suprarrenales.

Otras pruebas utilizadas para entender la causa de la infertilidad se encargan de examinar la estructura física de los órganos de la pelvis.

  • Un histerosalpingograma es un estudio radiográfico para el cual se introduce un tinte radiopaco en el útero a través de un catéter delgado que se coloca justo dentro del cuello del útero. El tinte delinea la forma de su cavidad uterina y permite ver problemas como pólipos, tumores fibroides u otras variaciones en la forma del interior del útero. El tinte también fluye por los las trompas de Falopio y puede mostrar problemas como bloqueo parcial o completo de las trompas.
  • Un ultrasonido permite ver la forma y el tamaño del útero y brinda cierta información acerca de la cavidad uterina o de su revestimiento interior. Esta prueba no puede determinar si las trompas de Falopio están bloqueadas, pero puede identificar los ovarios, su forma y tamaño, y la presencia de quistes en desarrollo. El ultrasonido de la pelvis no implica el uso de radiografías o tinte.
  • La histeroscopía y la laparoscopía son procedimientos quirúrgicos realizados por un ginecólogo. Para ambos procedimientos se utiliza una cámara para ver los órganos de la pelvis. Su ginecólogo puede ver el interior del útero durante un procedimiento de histeroscopía, puede obtener biopsias, y, en algunos casos, quitar pólipos, fibroides (fibromas) o tejido de cicatrización. La laparoscopía permite que su médico vea el exterior del útero y examine los ovarios. A veces, es posible que extraiga quistes o tejido cicatrizado de un ovario mediante la laparoscopía.

Cuando la causa de la dificultad para lograr un embarazo es un problema de fertilidad de la mujer, aproximadamente en cuatro de cinco casos se puede encontrar una explicación para su infertilidad. También es importante que el hombre se cheque para ver si existen problemas de fertilidad. Se puede continuar con la actividad sexual durante la evaluación de fertilidad a menos que su médico le recomiende lo contrario.

Si mantiene relaciones sexuales frecuentes continuas, incluso sin tratamiento, tiene entre un 1 y un 3% de posibilidades de quedar embarazada en cada ciclo menstrual luego de un solo año sin éxito.

Duración esperada

Por lo general, una evaluación de fertilidad se prolonga varios meses debido a que es necesario realizar muchas pruebas, y además porque algunas pruebas deben realizarse durante un momento específico del ciclo menstrual. Los tratamientos también demandan tiempo, una planificación cuidadosa y consultas médicas reiteradas. El tiempo que lleva completar una evaluación de fertilidad puede ser frustrante, ya que las parejas que necesitan esta evaluación generalmente han pasado muchos años tratando de lograr un embarazo.

Prevención

Usted puede optimizar sus posibilidades de quedar embaraza de varias maneras.

  • Haga ejercicio de manera moderada: los ejercicios físicos excesivos que hacen que sus menstruaciones sean poco frecuentes o las hacen desaparecer pueden causar problemas de fertilidad.
  • Evite los extremos de peso. un índice de masa corporal óptima (IMC) es de mínimo 20 e inferior a 27.
  • Evite el alcohol, el tabaco y el exceso de cafeína: (más de una taza de café por día) y también evite la marihuana y la cocaína.
  • Revise sus medicamentos con su médico: la digoxina (Lanoxin), los esteroides para la aumentar el volumen de los músculos, algunos medicamentos para el tratamiento de enfermedades tiroideas, depresión, hipertensión, convulsiones y asma, y algunos antiácidos recetados pueden afectar la capacidad para concebir o para llevar un embarazo normal.

Si está pensando en la maternidad, es importante que optimice su salud antes de quedar embarazada; para ello debe asegurarse de que sus vacunas estén al día, debe evitar el alcohol, revisar que los medicamentos que toma son seguros durante el embarazo, y tomar 0.4 miligramos (400 microgramos) de ácido fólico todos los días, comenzando al menos un mes antes de planificar el embarazo. El consumo de suplementos de ácido fólico unos meses antes de la concepción reduce enormemente las posibilidades de un desarrollo anormal de la columna vertebral del bebé.

Algunos tratamientos contra el cáncer, incluyendo la quimioterapia y la radiación, pueden causar infertilidad. Actualmente, hay técnicas disponibles para que aquellas mujeres que tienen pensado llevar a cabo estos tratamientos puedan tener un hijo de su propio óvulo en el futuro. Existen dos estrategias que han tenido éxito:

  • Almacenamiento congelado: se extraen los óvulos del ovario de la mujer mediante cirugía y se congelan.
  • Transplante de células ováricas: las células ováricas se transplantan en un área del cuerpo de la mujer que no se expondrá a radiación, como por ejemplo el brazo.

Cuando la mujer está lista para tener un hijo, un especialista en fertilidad puede combinar un óvulo con el esperma e introducirlo en el útero de la mujer. En algunos casos, si se extrajo el útero de la mujer mediante cirugía, una mujer sustituta (diferente) puede voluntariamente llevar en su útero el embarazo.

Tratamiento

El tratamiento depende de los resultados de su evaluación de infertilidad. Algunas causas de infertilidad tienen un tratamiento específico, como una cirugía para extraer un tumor fibroide (fibroma) o medicamentos para tratar un problema de tiroides.

A menudo, la infertilidad relacionada con la ovulación poco frecuente o ausente puede tratarse con medicamentos hormonales denominados medicamentos para la fertilidad. Todos los medicamentos para la fertilidad tienen efectos secundarios potenciales y pueden hacer que se gesten mellizos o incluso más de dos bebés por embarazo. La mayoría de los tratamientos requieren la supervisión de un especialista en fertilidad. Algunos ejemplos de medicamentos para este problema incluyen:

  • El citrato de clomifeno (Clomid, Milophene, Serophene) es un medicamento que estimula el ovario para que libere uno o más óvulos. Este medicamento actúa indirectamente regulando los niveles de sus hormonas naturales.
  • Se pueden utilizar las formas inyectables de la hormona luteinizante y la hormona foliculoestimulante bajo la supervisión de un especialista en infertilidad. Estos medicamentos estimulan los ovarios para que liberen más de un óvulo a la vez. Esto se conoce como superovulación o inducción de la ovulación. A veces, estos medicamentos se recetan luego de un curso de tratamiento con otra medicina hormonal, conocida como análogo de la GnRH, que calma la estimulación hormonal natural del ovario en preparación de un ciclo de ovulación medido con precisión.

Luego del tratamiento con fármacos de fertilidad, es posible que se permita que los óvulos del ovario se desplacen por el útero si las trompas de Falopio están sanas. Algunas veces, se utiliza la cirugía para recoger los óvulos que maduran después del tratamiento con medicación para la fertilidad, de manera que se los pueda fertilizar con mayor precisión en el laboratorio y luego se colocan en el útero. Los procedimientos que pueden ayudarla a iniciar un embarazo incluyen:

  • Inseminación intrauterina: es un procedimiento mediante el cual se introduce esperma directamente dentro del útero. El hombre proporciona el semen, generalmente después de que se autoestimula para eyacular. El semen se introduce dentro del útero con un catéter especial o una jeringa.
  • Fertilización in Vitro: (comúnmente denominada FVI y conocida al comienzo del procedimiento como “bebé de probeta” o “bebé de tubo de ensayo”) combina el óvulo con el espermatozoide en una placa de laboratorio (o placa de Petri). Se necesita la cirugía para colectar los óvulos liberados gracias a la estimulación de su ovario. Los óvulos y el esperma se combinan en el laboratorio, y se introducen los embriones en el útero. Se pueden colocar muchos embriones dentro del útero, pero la FVI no garantiza que se produzca un embarazo. A veces, se implanta más de un embrión por sí mismo en el útero, lo cual puede dar como resultado mellizos, trillizos o embarazos múltiples. Este procedimiento requiere de un tratamiento previo con hormonas.
  • La Transferencia de embriones en la trompa de Falopio (ZIFT) y la transferencia de gametos en la trompa de Falopio (GIFT) son variaciones del procedimiento quirúrgico de la FVI y requieren la presencia de mínimo una trompa de Falopio sana. En la ZIFT, se extraen los óvulos del ovario mediante cirugía y se los combina con el esperma en un laboratorio. Los embriones resultantes se colocan en la trompa de Falopio. La GIFT se lleva a cabo cuando los óvulos y el esperma se colocan en la trompa de Falopio antes de fecundarse juntos, lo que permite que los óvulos y el esperma se fecunden dentro de la mujer. Al igual que con la FVI, estos procedimientos requieren un tratamiento hormonal previo.

Es importante que reciba asesoramiento sobre todas las opciones de la maternidad, incluyendo los procedimientos de adopción. Algunos planes de seguro de salud no cubren los tratamientos de infertilidad.

Cuándo llamar a un profesional

Si bien es posible que quede embarazada por sí sola después de un año de intentar la concepción, se recomienda que hable con un médico luego de un año y quizá que inicie una evaluación para infertilidad. Si tiene más de 35 años y desea quedar embarazada, es posible que quiera consultar a su médico luego de 4 a 6 meses de intentar quedar embarazada, ya que a su edad el embarazo ocurre con menos frecuencia sin tratamientos de fertilidad.

Si se está sometiendo a un tratamiento de fertilidad, incluyendo medicamentos para estimular sus ovarios, es importante que le notifique a su especialista en infertilidad acerca de los síntomas de dolor de la pelvis y distensión (hinchazón) abdominal. Los ovarios que se estimulan excesivamente pueden agrandarse considerablemente y pueden causar demasiada acumulación de líquido en el área pélvica y del abdomen como complicación del tratamiento.

Pronóstico

La posibilidad de que una mujer logre un embarazo exitoso depende de la causa del problema de su infertilidad. Actualmente es posible que más de la mitad de las parejas que buscan tratamientos de fertilidad finalmente logren un embarazo.

Información adicional

American Society for Reproductive Medicine (Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva) 1209 Montgomery Highway Birmingham, AL 35216-2809 Teléfono: (205) 978-5000 Fax: (205) 978-5005 Correo electrónico: asrm@asrm.orghttp://www.asrm.org/

RESOLVE: The National Infertility Association (Asociación Nacional de Infertilidad) 7910 Woodmont Ave. Suite 1350 Bethesda, MD 20814 Teléfono: (301) 652-8585 Fax: (301) 652-9375 Correo electrónico: info@resolve.comhttp://www.resolve.org/

Última revisión: 20-02-2007T00:00:00-07:00

Última modificación: 14-05-2007T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2007 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic aquí:

5 Comments en “Infertilidad femenina”

  1. [...] te presento de manera general otros factores que pueden incidir en tu fertilidad. Toma [...]

  2. [...] ocasionadas por el cáncer, sino también los efectos por discapacidad entre los sobrevivientes (la infertilidad que deja el cáncer cervical, la disfunción eréctil del cáncer de próstata o la pérdida de los senos por el cáncer de [...]

  3. [...] ocasionadas por el cáncer, sino también los efectos por discapacidad entre los sobrevivientes (la infertilidad que deja el cáncer cervical, la disfunción eréctil del cáncer de próstata o la pérdida de los senos por el cáncer de [...]

  4. [...] ocasionadas por el cáncer, sino también los efectos por discapacidad entre los sobrevivientes (la infertilidad que deja el cáncer cervical, la disfunción eréctil del cáncer de próstata o la pérdida de los senos por el cáncer de [...]

  5. [...] ocasionadas por el cáncer, sino también los efectos por discapacidad entre los sobrevivientes (la infertilidad que deja el cáncer cervical, la disfunción eréctil del cáncer de próstata o la pérdida de los senos por el cáncer de [...]

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil