Enfermedades y Condiciones

Oclusión de los vasos de la retina

¿Qué es?

La retina es la capa sensible a la luz ubicada detrás del ojo y responsable de la visión. La circulación de la sangre a la mayoría de la superficie de la retina se da a través de una sola arteria y una sola vena. Si cualquiera de estos dos vasos sanguíneos o una de sus ramas más pequeñas se obstruye, la circulación de la sangre en la retina puede verse significativamente interrumpida. Esta obstrucción se denomina oclusión. Cuando sucede esta oclusión, el ojo afectado generalmente pierde visión, a menudo de manera repentina. Esta condición es indolora.

Oclusión de la arteria de la retina: la arteria de la retina transporta sangre con oxígeno hacia la retina. Cuando hay una obstrucción en la arteria principal de la retina o en una de las pequeñas ramas, las células de la retina sensibles a la luz comienzan gradualmente a ahogarse debido a la falta de oxígeno. Si la circulación normal en la retina no se reestablece de inmediato, estas células morirán en pocos minutos u horas según la magnitud de la obstrucción del flujo sanguíneo. Esto puede causar pérdida de la visión permanente y a menudo significativa.

En los adultos, hay dos razones principales por las que la arteria de la retina podría obstruirse: un trombo o una embolia.

  • Trombo (coágulo de sangre): dentro de la arteria de la retina generalmente se forma un coágulo de sangre en el lugar donde ya se ha dañado el recubrimiento de la arteria por una enfermedad crónica, como presión arterial alta (hipertensión), diabetes o aterosclerosis. La aterosclerosis es un problema cardiovascular común que produce depósitos de colesterol llamados placas en las paredes de las arterias, lo que disminuye el flujo de sangre.
  • Embolia (coágulos de sangre o residuos que circulan por el torrente sanguíneo): en la arteria de la retina, una embolia es generalmente un coágulo de sangre pequeñísimo o porción de placa ateroesclerótica que el torrente sanguíneo ha arrastrado desde un área dañada del corazón, aorta o arteria carótida (en el cuello). Por eso, la embolia a menudo se interpreta como un signo de advertencia de enfermedad cardiovascular en algún área, especialmente en la arteria carótida. En raros casos, porciones de un tumor localizados en distintas áreas del cuerpo pueden embolizarse.

Menos a menudo, la oclusión de los vasos de la retina podrían estar causados por vasculitis (inflamación de la pared de la arteria), traumatismo, anemia falciforme, trastornos de coagulación, anticonceptivos orales o daño por tratamientos con radioterapia. En general, la oclusión de los vasos de la retina es una enfermedad rara responsable de solo una de las casi 10.000 visitas al oftalmólogo (médico especializado en problemas en los ojos) en Estados Unidos. Una persona promedio con esta enfermedad tiene entre 50 y 70 años y tienen antecedentes de enfermedad cardiaca, presión arterial alta y diabetes. En casi todos los casos, solo se ve afectado un ojo.

Oclusión de la vena de la retina: la vena de la retina transporta sangre con oxígeno hacia la retina. Cuando la vena esta obstruida, el flujo de sangre se acumula y causa pequeñísimas hemorragias, inflamación (hinchazón) en determinadas áreas, además de otros daños relacionados con la presión en regiones de la retina cerca de los vasos sanguíneos obstruidos. Esto puede causar pérdida de la visión mínima o importante según la magnitud del daño en la retina. Algunos factores comunes de riesgo en esta forma de oclusión de los vasos de la retina incluyen presión arterial alta, diabetes, glaucoma de ángulo abierto, linfoma, leucemia, mieloma múltiple, sífilis y uso de anticonceptivos orales.

Síntomas

El síntoma primario de la oclusión de los vasos de la retina es la pérdida de visión repentina, indolora, persistente e importante en un ojo. En aproximadamente el 10% de las personas afectadas, después de esta pérdida de visión aparecen uno o más episodios de una condición llamada amaurosis fugaz. La amaurosis fugaz consiste en una disminución de la visión temporal, por lo general dura no más de 10 a 15 minutos y a veces se describe como una “cortina que se corre” en un ojo.

Aunque la oclusión de los vasos de la retina también causan pérdida indolora de la visión, está pérdida a menudo ocurre gradualmente a lo largo de varios días o semanas y no de manera repentina. Además, según la magnitud del daño en la retina, algunas personas manifiestan visión levemente borrosa, mientras que otras tienen más pérdida de visión.

Diagnóstico

Luego de revisar sus síntomas, el médico le preguntará sobre su historia clínica, especialmente cualquier antecedente de presión arterial alta, enfermedad cardiaca, diabetes, traumatismo en el ojo o amaurosis fugaz. Luego, su médico examinará minuciosamente sus ojos, incluida su agudeza visual (qué tan buena es su visión) y su visión periférica (visión lateral). Finalmente, su médico colocará unas gotas especiales en sus ojos para dilatar (abrir) sus pupilas y examinar el interior de su ojo, incluida su retina. Durante este examen, el médico usará un instrumento llamado oftalmoscopio para ver si el suministro de sangre a la retina es normal o si hay áreas blancas (signo de oclusión arterial), hemorragia, embolia visible alojada en los vasos de la retina u otros problemas. En algunos casos, el médico también podría pedirle una angiografía fluorescente, que es un examen mediante el cual se inyecta un tinte para analizar el flujo de sangre hacia el ojo.

En algunas personas, especialmente en ancianos, la oclusión de la arteria de la retina podría estar causada por arteritis temporal, una forma de inflamación de los vasos sanguíneos, en vez de estar causada por un trombo o embolia. Un análisis de sangre especializado llamado velocidad de eritrosedimentación podría ayudar a confirmar este diagnóstico.

Además, si el médico sospecha que su problema está causado por embolias debido a enfermedades cardiovasculares sin diagnosticar, usted podría necesitar análisis de diagnóstico para evaluar su flujo de sangre en el corazón y arterias carótidas. Además, podrían ser necesarios análisis de sangre para determinar sus niveles de colesterol o para controlar sus trastornos de coagulación sanguínea, especialmente en personas jóvenes.

Duración

Siempre que haya una obstrucción sanguínea en la retina, la pérdida de visión podría ser permanente si no se elimina la obstrucción dentro de las siguientes 24 horas. Lo ideal sería tratar el problema dentro de las 2 horas posteriores o aún antes.

Prevención

Dado que muchos casos de oclusión de los vasos de la retina están relacionados con presión arterial alta, aterosclerosis, diabetes, podría prevenirse este problema al controlar su presión arterial, niveles de colesterol y azúcar en sangre. Además, todos los diabéticos deberían realizarse un examen minucioso de la vista con las pupilas dilatadas al menos una vez al año.

Para ayudar a prevenir la oclusión de los vasos de la retina relacionada con las lesiones en la vista por traumatismo, siempre use protección adecuada para sus ojos (gafas, máscaras protectoras, máscaras para el rostro) en el trabajo y mientras practica deportes. Además, recuerde usar un cinturón de seguridad siempre que conduzca un automóvil para evitar que su cara y sus ojos se golpeen con el tablero del automóvil durante un choque.

Se han vinculado los anticonceptivos orales a algunos casos de oclusión de los vasos de la retina. Antes de comenzar a tomar anticonceptivos, hable con su médico sobre sus riesgos de sufrir efectos secundarios raros.

Tratamiento

El tratamiento depende del tipo de oclusión.

Oclusión de la arteria de la retina: el tratamiento se enfoca en incrementar el flujo sanguíneo hacia la retina, mientras se intenta eliminar un trombo o una embolia de una arteria obstruida. Las opciones incluyen:

  • Masaje ocular: el médico utiliza un dedo para presionar su ojo con el párpado cerrado.
  • Respirar carbogen: al respirar esta mezcla de 95% de oxígeno y 5% de dióxido de carbono, usted podría incrementar el flujo de sangre y oxígeno en su retina.
  • Volver a respirar dióxido de carbono: si no hay corbogen disponible, su médico podría pedirle que respire dentro de una bolsa de papel para incrementar la cantidad de dióxido de carbono en su sangre. El incremento en el nivel de dióxido de carbono debería dilatar (agrandar) las arterias en su retina y por consiguiente aumentar el flujo sanguíneo.
  • Paracentesis de cámara anterior: un especialista en la vista utiliza una aguja para eliminar algunas gotas de líquido dentro de su ojo. Esto disminuye la presión dentro de su ojo, lo que facilita el flujo de sangre en la arteria de la retina.
  • Terapias experimentales: estas incluyen inyecciones, directamente dentro del ojo, de un medicamento que disuelve el coágulo, vasodilatadores (medicamentos que ensanchan los vasos sanguíneos), exposición al oxígeno hiperbárico y la destrucción con láser de embolias en la retina.

En casos raros, cuando la oclusión de los vasos de la retina está causada por la arteritis temporal y no por una trombosis o embolia, el tratamiento es prolongado e incluye la administración de una dosis alta de corticoesterides.

Oclusión de la vena de la retina: el tratamiento depende de la magnitud de la obstrucción:

  • Obstrucción parcial: sellar con láser (fotocoagulación con láser) el área dañada podría ayudar a mejorar la visión, cuando solo una pequeña rama de la vena central de la retina está bloqueada.
  • Obstrucción total: no existe un tratamiento efectivo cuando toda la vena central de la retina está bloqueada. No obstante, la fotocoagulación con láser podría usarse para prevenir las complicaciones, como glaucoma.

Cuándo llamar a un profesional

Si experimenta pérdida de visión repentina, busque de inmediato atención médica de urgencia. El tratamiento inmediato brinda la mejor posibilidad de restablecer la visión, en particular cuando la arteria de la retina está obstruida.

Pronóstico

Si toda la arteria de la retina está bloqueada, el pronóstico para restablecer la visión es muy pobre, especialmente si los síntomas duraron más de algunas horas. No obstante, si solo una pequeña rama de la arteria está bloqueada, el pronóstico es a menudo muy bueno; alrededor del 80% de los ojos afectados eventualmente mejoran.

La situación es similar a las oclusiones de la vena de la retina. La obstrucción de toda la vena tiene un pronóstico más pobre que la obstrucción de solo una pequeña rama. Los tratamientos con láser a veces producen mejoras drásticas en la visión de personas con oclusiones de pequeñas ramas.

Información adicional

National Eye Institute (Instituto Nacional del Ojo) MD 20892-3655 http://www.nei.nih.gov/

American Academy of Ophthalmology (Academia Americana de Oftalmología) P.O. Box 7424 San Francisco, CA 94120 Teléfono: (415) 561-8500 http://www.aao.org/

Última revisión: 2007-05-02T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-08-20T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


3 Comments en “Oclusión de los vasos de la retina”

  1. mi madre hace un mes empeso a presentar molestias en su vista y ha crecido gradualmete le perdida d vision de el ojo derecho acudio a un especilalista y le diagnosticaron trombosis tras la reina

    estoy preocupado porque no sabemos si pierda totalmete la vision en el ojo aun ve pero limitadamente

  2. Te recomiendo a la doctora Marisa Flores Aguilar, en la clinica CODET en Tijuana, Baja California.
    Hace dos años le diagnosticaron una oclusión en la vena central de la retina a mi padre, al punto de no ver casi nada.
    Después de acudir con varios oftalmologos que solo lo sentenciaban a que perdería la visión (por casi un año entero) esta doctora cayó del cielo!! ha recuperado la visión increiblemente!! ánimo y mucha fe, tiene solución.

    Y por favor NOO se hagan la fotocoagulación con láser.

  3. Me interesa algun telefono para comunicarme co la doctora marisa Flores Aguilar. hace dos años Yo perdi gran parte de la vison del ojo derecho y un año despues sucedio lo mismo en el ojo izquierdo y no han encontrado la causa en el Instituto Nacional de Neurología. Pido su apoyo Jesus hernandez cel 7222409020

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil