Enfermedades y Condiciones

Peste (Yersinia pestis)

¿Qué es?

Yersinia pestis es la bacteria que causa la peste, una infección que, de no ser tratada, puede llevar rápidamente a la muerte. La peste ha causado varias epidemias importantes en Europa y Asia a lo largo de los últimos 2,000 años. La peste es conocida como “la peste negra” porque puede provocar llagas en la piel que forman escaras negras. En el siglo XIV, una epidemia de peste mató a más de un tercio de la población de Europa en pocos años. En algunas ciudades, hasta el 75% de la población murió en pocos días con fiebre y llagas inflamadas en la piel.

En Estados Unidos, la última epidemia de peste urbana ocurrió en Los Ángeles en 1925. Desde entonces, se diagnostica un promedio de 10 a 15 casos cada año, principalmente en el sudoeste de Estados Unidos, con casi el 80% de los casos en las áreas desiertas de Nuevo México, Arizona o Colorado, y cerca del 10%, en California. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recibe informes de hasta 3,000 casos de peste en todo el mundo cada año, principalmente en África, Asia y Sudamérica.

La peste es principalmente una infección de los animales, incluidas muchas especies de roedores (ratones, ratas, marmotas, perritos de la pradera, ardillas y conejos). En Estados Unidos, es más comúnmente transmitida a los humanos por la picadura de la pulga de una rata infectada (de la especie Xenopsylla). Las personas tienen mayor riesgo de infección cuando están en áreas en donde abundan estos roedores y sus pulgas. Aunque es menos frecuente, las personas pueden infectarse de otras maneras:

  • Cuando la bacteria Y. pestis ingresa al cuerpo a través de una lesión en la piel luego de haber estado en contacto directo con la carne o la sangre de un animal infectado (podría ocurrir, por ejemplo, cuando un cazador despelleja el cadáver de un animal).

Al inhalar gotitas de la bacteria Y. pestis si una persona está en contacto cercano con un humano o un animal con infección en los pulmones causada por la peste (peste pulmonar).Por arañazos o mordidas causadas por gatos domésticos infectados. Las personas con más probabilidades de ser infectadas son los cazadores, los veterinarios y aquellos que acampan o realizan caminatas en áreas en donde los animales están infectados con la peste. Los gatos o perros domésticos pueden propagar la enfermedad a sus dueños al traer pulgas infectadas a la casa.

Síntomas

La peste ocurre de maneras diferentes: la peste bubónica, septicémica y pulmonar son las más comunes.

  • Peste bubónica: esta forma de peste es la más común de todas (más del 80% de todos los casos). Toma su nombre de los ganglios linfáticos infectados llamados “bubones.” Los bubones son ganglios linfáticos muy dolorosos, rojos e inflamados que se desarrollan muy rápido cerca del área de la picadura de la pulga. Si la picadura fue en la pierna, probablemente aparezca un bubón en la ingle. Si la picadura de la pulga fue en el brazo, los bubones podrían aparecer en la axila o en el cuello. Aproximadamente entre 2 a 6 días luego de la picadura de la pulga, una persona con peste bubónica desarrolla fiebre alta, escalofríos, dolores musculares, dolor de cabeza y gran debilidad, y dentro de otras 24 horas, aparecen 1 o más bubones. Con un tratamiento adecuado, aproximadamente entre el 80 y el 90% de las personas sobrevive. Sin un tratamiento adecuado, la bacteria Y. pestis podría propagarse a través del torrente sanguíneo y una persona podría desarrollar peste septicémica.
  • Peste septicémica: esta forma de peste es la segunda más frecuente. Puede desarrollarse cuando la bacteria Y. pestis se propaga a través del torrente sanguíneo y causa una infección en la sangre llamada septicemia. También puede ocurrir si la bacteria Y. pestis se propaga desde un bubón o desde los pulmones al torrente sanguíneo. También puede ocurrir si la bacteria Y. pestis ingresa al torrente sanguíneo luego de que una persona haya estado en contacto directo con la carne o la sangre de un animal infectado. Los primeros síntomas de peste septicémica pueden incluir náuseas, vómitos, diarrea y dolor abdominal. La persona también puede desarrollar problemas graves de sangrado, incluido un sangrado repentino debajo de la piel, moretones dispersos, sangre en la orina y sangrado anormal en la boca, la nariz y el recto. Los problemas de sangrado pueden estar seguidos de signos de shock (un fuerte descenso de la presión arterial, pulso rápido, pérdida de la conciencia), insuficiencia renal, problemas respiratorios graves e incluso, la muerte. Sin embargo, con un tratamiento adecuado, entre el 75 y el 80% de las personas sobrevive.
  • Peste pulmonar: esta forma de peste es muy rara en la actualidad. Sucede cuando la bacteria Y. pestis infecta los pulmones y causa neumonía. Puede desarrollarse cuando una persona inhala gotitas de Y. pestis provenientes de un animal o una persona que tiene los pulmones infectados con la peste. Las personas con peste bubónica o septicémica también pueden desarrollar la infección Y. pestis en los pulmones. Los síntomas incluyen fiebre alta, escalofríos, dolores de cabeza, dolor de pecho, respiración agitada, falta de aire grave y tos que podría provocar sangrado. Sin un tratamiento adecuado, la enfermedad puede conducir rápidamente a la muerte.

Diagnóstico

Debido a que la peste es muy rara en Estados Unidos, al principio, un médico podría equivocarse en el diagnóstico, especialmente si la persona se enferma fuera del sudoeste de Estados Unidos, en donde la peste es más frecuente. Si su médico sospecha que usted podría tener la peste, le preguntará si recientemente notó la picadura de una pulga, si ha estado cerca de roedores salvajes o si últimamente ha viajado a un área del mundo en donde la peste es más común. Su médico también podría preguntarle si recientemente ha estado en contacto con un animal muerto o si ha estado tratando a una mascota gravemente enferma. Para confirmar el diagnóstico, es posible que le realicen pruebas de sangre y de otros fluidos corporales para buscar signos de infección de la bacteria Y. pestis.

Duración

Con un tratamiento de antibióticos adecuado, la mayoría de los síntomas de peste bubónica sin complicaciones disminuirá entre dos a cinco días, aunque los bubones inflamados pueden permanecer por varias semanas. La recuperación de la peste septicémica y pulmonar más grave generalmente lleva más tiempo, dependiendo de la gravedad de los problemas de sangrado del paciente, insuficiencia respiratoria y otros síntomas que podrían significar un riesgo potencial para la vida.

Prevención

Si vive, trabaja o está de vacaciones en regiones en donde la peste afecta a las poblaciones locales de roedores, a continuación le enumeramos lo que puede hacer para ayudar a prevenir la propagación de la peste (de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, CDC):

  • Evite el contacto con animales enfermos o muertos, en especial, roedores. Informe al departamento de salud local o funcionarios de la ley la presencia de cualquier animal enfermo o muerto.
  • Evite el contacto con los nidos y las madrigueras de marmotas, ardillas y otros roedores.
  • Elimine las fuentes de comida y lugares de anidamiento de los roedores cerca de los hogares, lugares de trabajo y áreas de recreación. Quite las malezas, montículos de piedras, basura, leño para el fuego amontonado y potenciales fuentes de comida, tales como comida para mascotas y animales salvajes. Pregúntele a las autoridades de la salud locales cómo proteger su casa de los roedores.
  • Si vive en áreas en donde hay plagas de roedores, utilice collares contra pulgas aprobados por veterinarios y otros repelentes de pulgas en gatos y perros. Trate regularmente a las mascotas (perros y gatos) para el control de pulgas y no permita que estos animales deambulen libremente. Siga los consejos de su veterinario cuando trate a un gato o perro gravemente enfermo y haga examinar al animal rápidamente por su veterinario.
  • Si anticipa que va a estar expuesto a las pulgas de roedores, aplique en su piel un repelente de insectos que contenga DEET (dietiltoluamida) y utilice otros repelentes de insectos en la ropa para prevenir las picaduras de pulgas.
  • Use guantes cuando esté manipulando animales potencialmente infectados o animales muertos.

Si alguien está expuesto a una persona o a un animal infectado con la peste, un médico le puede recetar antibióticos para evitar que la persona contraiga la enfermedad.

La vacuna contra la peste ya no está disponible en Estados Unidos.

Tratamiento

Una persona con sospecha de tener la peste debe ser hospitalizada. El personal del hospital tomará recaudos especiales para prevenir que la bacteria de la peste se propague a otras personas. Por ejemplo, la persona infectada será internada en una habitación privada y el personal del hospital usará guantes, máscaras y ropa protectora cuando entre a la habitación. Los antibióticos se administrarán por vía intravenosa (en la vena) durante varios días. El medicamento de elección es generalmente la estreptomicina (se vende como medicamento genérico) o la gentamicina (Garamycin, G-Mycin, Jenamicin), pero otros antibióticos que podrían usarse incluyen las tetraciclinas (se venden con varios nombres comerciales) o el cloranfenicol (Chloromycetin). Los pacientes con problemas de sangrado graves o dificultad respiratoria serán tratados en una unidad de cuidados intensivos. El Servicio de Salud Pública de Estados Unidos requiere que los profesionales de la salud informen inmediatamente todos los casos de sospecha de peste a los departamentos de salud locales y estatales. Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades confirmarán el diagnóstico y lo informarán a la OMS.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico siempre que usted o alguien en su familia desarrolle fiebre o se sienta muy enfermo (fiebre, debilidad fuerte, dolor de cabeza fuerte) luego de:

  • una picadura de mosquito o insecto no identificado
  • exposición a un animal enfermo o muerto, incluso una mascota, como un gato
  • viajes o trabajo en áreas en donde son comunes las madrigueras de roedores y los nidos
  • viajes a áreas de alto riesgo del sudoeste de Estados Unidos o a países en donde la peste es más frecuente

Además, llame a su médico si desarrolla un ganglio linfático doloroso, inflamado, en especial, si recientemente lo ha picado un insecto.

Pronóstico

Sin un tratamiento de antibióticos rápido, la peste puede ser mortal. Incluso con los antibióticos apropiados y un buen cuidado hospitalario, alrededor del 10%  de los pacientes con peste en Estados Unidos muere.

Información adicional

Centers for Disease Control and Prevention (CDC) (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC) Division of Vector-Borne Infectious Diseases (Departamento de Enfermedades Infecciosas Transmitidas por Vectores) P.O. Box 2087 Fort Collins, CO 80522 Gratuito: 1-800-311-3435 http://www.cdc.gov/ncidod/dvbid/index.htm

Última revisión: 2008-08-24T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-12-22T00:00:00-07:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


Un Comentario en “Peste (Yersinia pestis)”

  1. Hola a mi se me inflamo en el año 1998 el ganglio linfatico cervical, a unos 5 dias aproximadamente se oscurecio la lesion o provable bubon, pero no recuerdo que medicamento tome pero desde alli no puedo recuperar mi peso corporal, trabajo en salud – laboratorio.Tengo una duda que la yersinia haya hecho secuelas para que no pueda engordar? o si tambien repercute inmunologicamente?

    Gracias por su respuesta tengo 34 años y eso me paso en el año de 1998,

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil