Enfermedades y Condiciones

Policondritis

¿Qué es?

La policondritis, también llamada policondritis recidivante, es una enfermedad rara en la cual se inflaman los cartílagos en muchas áreas del cuerpo. La enfermedad más comúnmente afecta los oídos, la nariz y las vías respiratorias. Se desconoce la causa de esta enfermedad y ocurre más frecuentemente en personas entre los 50 y 60 años. Una teoría es que la policondritis podría ser una enfermedad autoinmune, en la cual el sistema autoinmune ataca el cuerpo en vez de atacar a los invasores externos como los virus. En la policondritis, es posible que un evento desencadenante, quizá una infección, haga reaccionar al sistema inmune, que desencadena un ataque al cartílago del cuerpo. Algunas personas podrían tener una composición genética más propensa a esta enfermedad. Esta enfermedad no tiende a ser hereditaria; a veces aparece en personas que tienen otras enfermedades, como artritis reumatoide, vasculitis (inflamación de los vasos sanguíneos) y lupus eritematoso sistémico (LES o lupus).

Síntomas

La policondritis es una enfermedad sistémica (en todo el cuerpo). Los síntomas comunes incluyen:

  • fatiga o malestar general
  • fiebre
  • orejas enrojecidas, inflamadas (hinchadas) y adoloridas, pérdida de audición y mareos
  • oídos “blandos”, es decir más flexibles que lo normal, flojos o caídos
  • inflamación del puente del puente de la nariz, congestión nasal
  • artritis
  • falta de aire, tos, estridor (mucho ruido al respirar)
  • menos frecuentemente: inflamación en la vista, válvulas cardiacas, enfermedad renal, problemas neurológicos y salpullido

Diagnóstico

El diagnóstico podría demorarse ya que los primeros síntomas pueden ser similares a los síntomas de otras condiciones que son más comunes que la policondritis. Podría ser necesario realizar una biopsia del área inflamada para confirmar el diagnóstico. En esta prueba, se extrae una pequeña porción de tejido y se examina con microscopio. La biopsia también ayuda a descartar otras causas de síntomas como infección, especialmente tuberculosis, sífilis, lepra y micosis (hongos). A veces, la biopsia no es concluyente o el médico está lo suficientemente seguro del diagnóstico que no necesita realizar una biopsia. Ningún análisis de sangre dará un diagnóstico definitivo, incluidos análisis de anticuerpos de cartílago. Podrían hacerse exámenes por imágenes, incluidos tomografía computada (TAC) de los pulmones y otros exámenes, especialmente los que estudian la función pulmonar, para determinar la magnitud de la enfermedad.

Expertos han desarrollado criterios para el diagnóstico de la enfermedad para estandarizar la definición de la enfermedad. Los pacientes podrían ser diagnosticados con policondritis cuando están presentes síntomas compatibles y la biopsia apoya el diagnóstico. No obstante, si no se realiza una biopsia, es aún probable el diagnóstico cuando una persona presenta al menos tres de los siguientes síntomas:

  • inflamación del cartílago en ambos oídos (excluidos el lóbulo inferior de la oreja)
  • artritis en múltiples articulaciones, aunque las radiografías usualmente no muestran daño articular
  • inflamación del cartílago en el puente de la nariz
  • inflamación de los ojos
  • inflamación del cartílago en la traquea o la garganta
  • cierto tipo de pérdida auditiva (llamada pérdida auditiva sensorial), zumbidos en los oídos, (acúfenos) y / o una sensación de que el cuerpo está girando (vértigo)

El diagnóstico de policondritis puede también establecerse cuando una persona tiene inflamación inexplicable del cartílago en 2 o más partes del cuerpo que mejora con corticosteroides y / o un tratamiento con dapsona.

Duración

La policondritis es una enfermedad crónica (prolongada), aunque los medicamentos frecuentemente pueden reducir la gravedad de los síntomas. A veces, la enfermedad entra en remisión, lo que significa que desaparece temporalmente según si la persona se trata o no.

Prevención

Dado que se desconoce la causa, no hay manera de prevenir la policondritis. Las complicaciones pueden prevenirse con atención médica apropiada. Por ejemplo, si hay inflamación grave de la traquea (tubo para respirar), puede insertarse un stent para la tráquea, un tubo flexible para mantener la vía respiratoria abierta, hasta que los medicamentos puedan controlar la enfermedad.

Tratamiento

Dado que la enfermedad es rara, es difícil determinar el mejor tratamiento. Como resultado, no existe el tratamiento ideal para esta enfermedad. El tratamiento depende de las partes del cuerpo afectadas y su gravedad. Para enfermedades menores, tales como artritis o sarpullido, podría resultar beneficiosos medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), analgésicos, dapsona o corticosteroides. Para casos más severos de la enfermedad, se recetan medicamentos inmunodepresivos, a menudo en combinación con los AINE y/o esteroides. Los medicamentos inmunosupresores incluyen el metotrexato (Folex, Rheumatrex), la azatioprina (Imuran), la ciclofosfamida (Cytoxan, Neosar), la ciclosporina (Neoral, Sandimmune). Recientemente, se han publicados informes que detallan la mejoría en los casos de policondritis severa después de las inyecciones de infliximab o de etanercept. No obstante, sigue siendo incierto el rol de estos agentes en el tratamiento de la policondritis.

En algunos casos, también se consideran la cirugía o el stent en la tráquea, además del tratamiento de cualquier infección que acompaña la enfermedad. La cirugía para reparar una parte lesionada de la tráquea es una operación mayor. No obstante, los médicos están recurriendo cada vez más un procedimiento llamado broncoscopía, mediante la cual usan un tubo flexible para mirar la garganta y dentro de la tráquea, e insertan un tubo de plástico llamado stent para mantener abierta la vía respiratoria. Cuando una persona tiene infección, como neumonía o bronquitis, el tratamiento con antibióticos pueden salvar la vida.

Cuándo llamar a un profesional

Si tiene los síntomas de policondritis, especialmente si tiene dificultad para respirar, póngase en contacto con su profesional de la salud.

Pronóstico

El pronóstico para las personas con policondritis varía mucho. Las personas con la enfermedad activa que afecta la vía respiratoria podrían morir prematuramente. No obstante, los casos de enfermedad más leves que responden rápidamente al tratamiento podrían tener un pronóstico excelente. Estudios más recientes sugieren que aunque muchos pacientes presentan algún tipo de discapacidad como pérdida auditiva, problemas visuales o problemas respiratorios, la enfermedad en muchos pacientes es crónica pero tolerable.

Información adicional

National Organization for Rare Disorders, NORD (Organización Nacional de Trastornos Raros, NORD) 55 Kenosia Ave. P.O. Box 1968 Danbury, CT 06813-1968 Teléfono: (203) 744-0100 Gratuito: (800) 999-6673 TTY: (203) 797-9590 Fax: (203) 798-2291 http://www.rarediseases.org/

American College of Rheumatology (Colegio Americano de Reumatología) 1800 Century Place Suite 250 Atlanta, GA 30345-4300 Teléfono: (404) 633-3777 Fax: (404) 633-1870 http://www.rheumatology.org/

Última revisión: 2009-03-11T00:00:00-06:00

Última modificación: 2009-04-09T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2009 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:

Un Comentario en “Policondritis”

  1. Agradezco su ayuda.Se me han inflamado ambas orejas ,mas la derecha que la izquierda.en la parte de atras de las orejas es como si tuviera una herida.el lobulo de mi oreja derecha esta inflamado.me he untado de todo inclusive para hongos.tambien hielo a ver si baja la hinchazon.pero mi oreja derecha sigue inflamada.debo ir al medico.que será ?.-gracias

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil