Enfermedades y Condiciones

Queloides

¿Qué es?

Los queloides son crecimientos cicatriciales exagerados y con relieve que crecen en un área lesionada de la piel. Aparecen en áreas donde el traumatismo, las ampollas, las vacunas, el acné o perforaciones corporales (body piercing) han lesionado la piel. Menos comúnmente, los queloides podrían formarse en regiones donde la piel no tuvo una lesión visible. Los queloides se diferencian de las cicatrices maduras normales por su composición y tamaño. Algunas personas son propensas a la formación de queloides y podrían presentar en varias regiones del cuerpo.

Los queloides son más comunes en los afroamericanos y se observan más comúnmente en los hombros, la región superior de la espalda y el pecho, pero pueden aparecer en cualquier otra área del cuerpo. Cuando un queloide está asociado con un corte o una lesión en la piel, el tejido cicatricial queloide sigue creciendo durante un tiempo después de que la herida original se cerró, y sigue creciendo y haciéndose más visible hasta que alcanza una determinado tamaño. Estos ocurren entre los 10 y 30 años de edad y afectan a ambos sexos por igual, aunque podrían ser más comunes entre mujeres jóvenes con orejas agujereadas. Los queloides podrían formarse sobre el esternón en personas que tuvieron una cirugía de corazón.

Síntomas

Los queloides usualmente aparecen en áreas donde hubo un traumatismo pero podría extenderse más allá de la lesión. Son elevaciones de piel brillosas, suaves y redondeadas que podrían ser de color rosa, violeta o marrón. Pueden ser flexibles o firmes y gomosas al tacto, y a menudo causan comezón, sensibilidad o molestia y además podrían ser antiestéticos. Un queloide grande en el área de la piel sobre una articulación podría interferir con la función de esa articulación.

Diagnóstico

Un médico podría diagnosticar un queloide en base a su apariencia y antecedentes de lesiones en el tejido, como una cirugía, acné o perforaciones corporales. En raros casos, el médico podría extirpar una pequeña porción de piel para examinarla con un microscopio, lo que se denomina biopsia.

Duración

Los queloides podrían continuar creciendo lentamente durante semanas, meses o años. Eventualmente dejan de crecer, pero no desaparecen por sí solos. Una vez que el queloide se desarrolla, no desaparece a menos que se extirpe o se trate con éxito. Es muy común que los queloides extirpados o tratados se vuelvan a formar.

Prevención

Las personas propensas a los queloides deberían evitar las cirugías estéticas. Cuando es necesario recurrir a la cirugía, los médicos pueden tomar precauciones especiales para reducir la formación de queloides en el área del corte. Los ejemplos de técnicas que podrían usarse para reducir la formación de queloides incluyen cubrir la herida en cicatrización con cinta adhesiva hipoalergénica durante varias semanas después de la cirugía, cubrir con láminas de gel de silicona después de la cirugía o usar inyecciones de corticosteroides o tratamiento con radiación en el área de la herida quirúrgica al comienzo del período de curación.

Tratamiento

No existe tratamiento para los queloides y la mayoría de los tratamientos no ofrece resultados totalmente satisfactorios; no obstante, podrían combinarse dos o más tratamientos. Si decide seguir un tratamiento para curar el tejido cicatricial queloide, notará mejores resultados si comienza el tratamiento inmediatamente después que apareció el queloide. Los tratamientos disponibles incluyen:

  • Extracción con cirugía convencional: esta técnica es confiable y requiere mucho cuidado ya que los queloides que vuelven a formarse después de la cirugía podrían ser más grande que los primeros. Los queloides que se extirpan mediante cirugía vuelven a formarse en más del 45% de las personas. Los queloides son menos propensos a volver a formarse si la cirugía se combina con otros tratamientos.
  • Vendajes: estudios de investigación han demostrado que la mayoría de los recubrimientos hechos con láminas de gel de silicona reducen el tamaño de los queloides con el tiempo. Este tratamiento es seguro e indoloro.
  • Inyecciones de corticosteroides: las inyecciones con acetónido de triamcinolona u otra medicina con corticosteroides generalmente se repiten cada cuatro a seis semanas. Este tratamiento a menudo logra reducir el tamaño del queloide y la irritación; sin embargo, las inyecciones resultan molestas.
  • Compresión: en este tratamiento es necesario usar un vendaje o una cinta adhesiva para aplicar presión durante las 24 horas durante un período de seis a 12 meses. Tal compresión puede reducir el queloide. En el caso de queloides que se forman en el lugar de la orejas perforadas, un grapa conocida como “Zimmer splint” (tablilla de Zimmer) usualmente reduce el tamaño del queloide en un 50% después de un año de compresión. Hay disponibles tablillas de Zimmer que se asemejan a pendientes.
  • Criocirugía: este tratamiento de congelamiento con nitrógeno líquido se repite cada 20 a 30 días. Puede causar el efecto secundario de aclarar el color de la piel, lo que limita la utilidad del tratamiento.
  • Terapia con radiación: esta terapia es controvertida porque la radiación aumenta el riesgo de cáncer. Los tratamientos con radiación podrían reducir la formación de cicatrices si estos se aplican inmediatamente después de la cirugía, mientras la herida de la cirugía está curando.
  • Terapia con láser: esta es una alternativa de la cirugía convencional para extirpar los queloides. No existen signos de que los queloides sean menos propensos de volver a formarse después de una terapia con láser que de una cirugía regular.
  • Tratamientos experimentales: un tratamiento que podría ser beneficioso es inyectar cicatriz queloide con medicinas que fueron desarrolladas para tratar las enfermedades autoinmunes o los cánceres. Los tratamientos con estas medicinas (varios tipos de interferón y agentes quimioterapéuticos como el 5-fluorouracilo y la bleomicina) necesitarán ser más evaluados antes de ser aprobados para su uso.

Cuándo llamar a un profesional

Los queloides son principalmente una molestia estética. Si una cicatriz se agranda, pica, es molesta, interfiere con el movimiento de la articulación o genera un efecto estético inaceptable, hable con su médico acerca de las opciones de tratamiento.

Pronóstico

Los queloides son un problema estético e inofensivo que no se vuelven cancerosos (malignos). Una vez que un queloide deja de crecer, usualmente se mantiene estable a menos que esa área se lesione nuevamente.

Información adicional

American Academy of Dermatology (Academia Americana de Dermatología) 930 E. Woodfield Rd. Schaumburg, IL 60173-4927 Teléfono: (847) 330-0230 Gratuito: (888) 462-3376 Fax: (847) 330-0050 http://www.aad.org/

Última revisión: 2007-06-01T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-08-19T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:



Un Comentario en “Queloides”

  1. Tengo queloides hace mas de 10 años, inicialmente se originaron por un quiste sebaceo, los cuales por cirugía han tratado de eliminarlos en dos ocaciones y apareciendo estos nuevamente y de mayor tamaño, a pesar de haber aplicado inmediatamente de las cirugías adhesivos hipoalergicos, lamina de gel de silicon, con vendaje, también realizando infiltraciones con corticosteroides comoel KENACOR (intra-articula). Como también infiltraciones con BLEOMICINA, así mismo se ha utilizado el Nitrógeno en la terapia de la cogelacion de los Queloides, sin obtener resultado satisfactorio. Aun crecen ya que periódicamente drenan al inflamarsen, presentando infección ya que es una masa cebacea en descomposición o putrefacta. No se que alternativa queda después de haber agotado tantos recursos y con la preocupación que si se recurre a “RADIOTERAPIA” pudire resultar me un Cáncer. Ya fui tratado con Radioterapia por haber presentado Cáncer Protatico y aun estoy con Terapia-Hormonal.

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil