Enfermedades y Condiciones

Síndrome de los husos horarios (Jet Lag)

¿Qué es?

El síndrome de los husos horarios (jet lag) es una reacción a los viajes en los cuales hay cambio de husos horarias.

Nuestro cuerpo desarrolla naturalmente un ciclo vigilia-sueño que está ligado a los patrones de luz y oscuridad de nuestro medioambiente. Este ciclo, llamado ritmo circadiano, afecta muchos procesos del cuerpo, incluidos los niveles la temperatura y los niveles hormonales.

Dado que viajar entre husos horarios modifica los patrones de luz-oscuridad en su medioambiente, esto puede desestabilizar los ritmos biológicos de su cuerpo. El cambio de algunas horas podría no ser significativo; sin embargo, a menudo esto es suficiente para afectar el ciclo corporal de vigilia-sueño. Por ejemplo, podrían despertar a las 7 de la mañana a un californiano que viaja a Nueva York; no obstante, su cuerpo aún seguirá funcionando según la hora en California, donde son las 4 de la mañana.

Los efectos del síndrome de los husos horarios van más allá de un estado de cansancio durante algunas horas. Dado que esta alteración del ciclo vigilia-sueño afecta los niveles hormonales de su cuerpo, muchos procesos corporales pueden desequilibrarse y causar varios síntomas.

Síntomas

Los síntomas del síndrome de los husos horarios pueden ser leves o severos, según el número de husos horarios que cruce y su sensibilidad a esos cambios. Mientras más husos horarios cruce, más probabilidad tendrá de que los ritmos biológicos de su cuerpo se desestabilicen, lo que puede causar síntomas más severos. La mayoría de las personas que cruzan cinco o más husos horarios experimentarán al menos algunos de los siguientes síntomas:

  • somnolencia diurna
  • dolores de cabeza
  • insomnio
  • sueño agitado, donde la persona posiblemente se despierta con frecuencia
  • dificultad para concentrarse
  • deterioro en el juicio
  • molestia estomacal o náuseas leves

Diagnóstico

No existen exámenes para detectar el síndrome de los husos horarios, aunque la causa usualmente es clara. Si presenta síntomas típicos, no necesita buscar atención médica.

Si tiene síntomas del síndrome de los husos horarios o éste dura más de dos semanas, es posible que algo más esté desencadenando su dificultad para dormir. Su médico podría sugerir una evaluación para detectar otros trastornos.

Duración

Por cada zona horaria que cruza al viajar, lleva alrededor de un día adecuarse al nuevo entorno. Por ejemplo, una persona que viaja desde California hasta Nueva York puede tardar hasta tres días para volver a sentirse “bien”. Si la persona regresa a California después de haberse aclimatado a Nueva York, puede llevarle otros tres días para volverse a aclimatar al horario de California.

Las personas mayores parecen ser más golpeadas por el síndrome de los husos horarios, por lo tanto podría llevarles más tiempo aclimatarse a la nueva zona horaria. Viajar en dirección oeste-este puede causar síntomas más molestos porque el cuerpo tiene más dificultad para fijar su reloj biológico hacia delante que hacia atrás.

Prevención

Aunque nada evitará por completo los síntomas del síndrome de los husos horarios, los viajeros pueden seguir los pasos a continuación para limitar los efectos de este síndrome:

  • Antes de viajar, trate de volver a programar su cronograma diario de manera que coincida más con el cronograma de su lugar de destino. Para esto deberá cambiar levemente sus patrones de comidas y sueño (más temprano o más tarde según su lugar de destino) de los patrones que solía tener.
  • Una vez que llegue a destino, trate de adoptar los horarios de su nuevo lugar tan pronto le sea posible, esto incluye dormir a la noche, permanecer despierto durante el día y respetar los horarios de comida del lugar de destino.
  • Tome mucha agua para evitar deshidratarse.
  • Evite beber menos alcohol y menos cafeína, que puede afectar el sueño, causar deshidratación y empeorar los síntomas del síndrome de los husos horarios.
  • Salga durante el día en la nueva zona horaria. La exposición a la luz natural podría ayudarlo a adaptarse más rápidamente al nuevo entorno.

Tratamiento

Algunas personas creen que la hormona melatonina ayuda a disminuir el síndrome de los husos horarios. Esta hormona de venta libre que se compra como suplemento, se toma alrededor de 30 minutos antes de ir a dormir el mismo día del viaje y hasta cuatro días posteriores a la llegada, por lo general en dosis de 3 miligramos. Las dosis mucho más bajas (1/2 miligramo) también podrían funcionar, mientras que otras personas necesitan dosis aún más altas, de alrededor de 5 miligramos.

No se han investigado mucho sobre la melatonina; no obstante, muchos estudios sugieren que puede resultar una medicina efectiva para el síndrome de los husos horarios. La melatonina generalmente no causa efectos secundarios serios, aunque existe poca información sobre su seguridad a largo plazo. Los posibles efectos secundarios a corto plazo incluyen somnolencia diurna, mareos, dolor de cabeza, desorientación, pérdida de apetito y náuseas. Otros estudios sugieren que las personas con epilepsia o que toman el anticoagulante warfarina (Coumadin) deberían evitar tomar suplementos de melatonina. La melatonina se considera un suplemento nutricional y por lo tanto no está muy regulado su uso. Si considera tomar melatonina para tratar su síndrome de los husos horarios, consúltelo primero con su médico.

Los medicamentos recetados para dormir, como el zolpidem (Ambien) o un grupo de medicamentos relacionados llamados benzodiacepinas, podrían resultar efectivas para el síndrome de los husos horarios. Esto resulta particularmente cierto en las personas que tienen dificultad para conciliar el sueño después de viajar a una nueva zona horaria.

Cuándo llamar a un profesional

Por lo general, no es necesario llamar a un médico para tratar el síndrome de los husos horarios. Sin embargo, usted debería llamar a un profesional de la salud si los síntomas no han desaparecido en dos semanas.

Pronóstico

El síndrome de los husos horarios es un problema leve que desaparece por sí solo en algunos días. Las personas con rutinas regulares las personas mayores podrían tener menos capacidad para tolerar cambios en los ciclos de vigilia-sueño, y por lo tanto podrían tardar un poco más para recuperarse. No obstante, aún en estas personas, todos los síntomas deberían desaparecer en dos semanas.

Información adicional

International Society of Travel Medicine (Sociedad Internacional de Medicina del Viajero) P.O. Box 871089 Stone Mountain, GA 30087-0028 Teléfono: (770) 736-7060 Fax: (770) 736-6732 http://www.istm.org

Última revisión: 2008-08-01T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-09-25T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


 

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil