Enfermedades y Condiciones

Síndrome premenstrual (SPM)

¿Qué es?

El síndrome premenstrual (SPM) es un grupo de síntomas físicos, psicológicos y emocionales que experimentan las mujeres durante una o dos semanas antes de un período menstrual. Estos síntomas desaparecen poco después del inicio del sangrado menstrual.

Varias teorías han intentado explicar el motivo del SPM. La explicación más popular es que estos síntomas se relacionan con los cambios cíclicos de las hormonas femeninas, las hormonas pituitarias, las prostaglandinas y ciertos químicos del cerebro conocidos como neurotransmisores. Algunos investigadores han sugerido que el SPM puede estar relacionado con los niveles bajos de azúcar en la sangre (hipoglucemia) o disminución de hormonas tiroideas (hipotiroidismo) o una dieta baja en vitamina B, calcio o magnesio. Sin embargo, los estudios recientes no sostienen estas teorías. Algunos estudios indican que la insuficiencia de magnesio puede ser un factor.

Se cree que el estilo de vida puede tener un papel importante en el SPM. Esto se debe a que los síntomas del SPM parecen ser mayores  en las mujeres que fuman, llevan una vida estresante, se ejercitan con poca frecuencia, duermen  poco o llevan una dieta con alto contenido de cafeína, alcohol, sal, carnes rojas o alimentos azucarados como chocolate o dulces. Sin embargo, no está claro si estos factores aumentan el riesgo de SPM o si el SPM explica estas diferencias en el estilo de vida. Por ejemplo, los estudios dedicados a la influencia del estrés no encuentran una relación entre éste y la severidad del SPM. Es más probable que el SPM cause estrés que el estrés cause el SPM.

Es posible que los medicamentos aumenten los síntomas del SPM. Se sabe que los anticonceptivos orales, producen síntomas de SPM en algunas mujeres. Sin embargo, algunas mujeres han notado que los síntomas mejoran o desaparecen al tomar estos medicamentos.

En los últimos años, ha habido cierta controversia en la comunidad médica acerca de la diferencia entre el malestar premenstrual y el verdadero SPM. El malestar premenstrual es bastante frecuente entre las mujeres en edad fértil y afecta al 75% de todas las mujeres que menstrúan. Sin embargo, solo alrededor del 3 al 8% de las mujeres tienen síntomas lo suficientemente severos como para interferir en su trabajo normal o en las responsabilidades hogareñas. Algunos médicos consideran que solo estas mujeres que tienen síntomas severos tienen SPM verdadero. Algunas veces, los cambios en el estado de ánimo severos se denominan trastorno disfórico premenstrual. No obstante, otros médicos emplean una definición menos rigurosa para el SPM, que incluye síntomas leves a moderados.

Síntomas

Los síntomas del SPM se clasifican en dos categorías generales:

Síntomas físicos

  • hinchazón
  • sensibilidad de las mamas
  • hinchazón de los pies y los tobillos.
  • retención de líquidos y aumento de peso
  • calambres dolorosos en el área del útero justo antes y durante los primeros días de la menstruación
  • dolores de cabeza
  • antojos de alimentos (especialmente de alimentos salados o dulces)
  • aparición de acné
  • poca energía o fatiga
  • palpitaciones
  • mareos
  • dolores de espalda o dolor muscular
  • fatiga

Síntomas psicológicos y emocionales

  • cambios de estado de ánimo
  • irritabilidad
  • depresión
  • agresividad u hostilidad
  • ataques de llanto
  • dificultad para concentrarse
  • aumento de apetito
  • mala memoria
  • cambios en la libido (deseo sexual)
    • Aunque los síntomas específicos del SPM varían de mujer a mujer, las tres molestias principales son irritabilidad, fatiga e hinchazón.

        Diagnóstico

        Su médico le preguntará acerca de sus síntomas de SPM, la duración de estos síntomas en relación con su período menstrual y la regularidad de estos. También le preguntará acerca de la calidad general de vida que lleva. Las preguntas pueden incluir:

        Una vez que le haya preguntado sobre los síntomas de SPM, su médico revisará su historia clínica y le preguntará acerca de los medicamentos que toma. Luego, la examinará y le realizará un examen pélvico y una prueba de Papanicolau. Si bien ningún hallazgo físico puede confirmar el diagnóstico de SPM, se puede realizar un examen físico completo en busca de problemas médicos, como niveles bajos de  hormona tiroidea (hipotiroidismo) o un tumor en la mama, el cerebro o los ovarios. Ninguna prueba de laboratorio puede confirmar que usted tiene SPM, los análisis de sangre pueden descartar trastornos médicos como hipoglucemia o hipotiroidismo u otros problemas hormonales como causa de sus síntomas. Si no hay ningún hallazgo físico y los resultados de la prueba de laboratorio son normales, entonces es probable que su médico le pida llevar un registro diario de los síntomas de SPM durante dos o tres meses. Este registro incluirá los tipos de síntomas, la severidad de los mismos, la duración de sus períodos menstruales y alguna situación de estrés que haya afectado su vida. Una vez que este registro de dos o tres meses esté completo, su médico revisará la información que usted ha anotado. Si sus síntomas siguen un patrón que concuerda con el SPM, entonces esto ayudará a establecer el diagnóstico.

        Generalmente, los síntomas premenstruales deben desaparecer a las dos semanas después del inicio de la menstruación hasta la  ovulación para recibir el diagnóstico de SPM.

        Duración

        El SPM puede ser una condición crónica. En algunas mujeres, los síntomas de SPM se intensifican antes de cada período menstrual y este patrón continúa hasta la menopausia. En otras mujeres, los síntomas del SPM parecen disminuir después de los 35 años.

        Prevención

        Dado que los médicos no conocen las causas exactas del SPM, no hay modo de prevenirlo. Sin embargo, usted puede aliviar algunos de los síntomas si lleva un estilo de vida saludable.

        • ¿Se ha sentido triste, tensa o ansiosa últimamente?
        • ¿Nota cambios en su estado de ánimo? ¿Siente fatiga? ¿Tiene dificultad para concentrarse?
        • ¿Tiene problemas en la relación con su esposo, familiares o compañeros de trabajo?
        • ¿ duerme mal o evita las comidas?
        • ¿Lleva una vida sedentaria con poco ejercicio físico?
        • ¿Fuma?
        • ¿Consume alcohol o bebidas con cafeína?
        • ¿Lleva una dieta con alto contendido de carnes rojas, alimentos salados o azúcar?
        • Comience un programa de ejercicios regulares (tres o cinco sesiones de ejercicios por semana).
        • No evite las comidas. Siga un programa de alimentación regular para mantener un nivel estable de azúcar en la sangre.
        • Lleve una dieta equilibrada baja en azúcares refinados.
        • Intente dormir bien por las noches.
        • No fume
        • Reduzca el consumo de cafeína, alcohol, carnes rojas y alimentos salados.
        • Practique técnicas de reducción de estrés. Tome un baño agradable y prolongado o intente realizar meditación o biorregulación.

        Tratamiento

        El tratamiento del SPM depende de la severidad y del tipo de síntomas, y de cuán molestos son. Por ejemplo, si los síntomas son leves y no interfieren en su vida diaria o sus relaciones personales, entonces es probable que su médico le recomiende intentar uno o más de los siguientes cambios en el estilo de vida:

        Es probable que su médico también le recomiende tomar complementos de vitamina B6, calcio o magnesio. Siga siempre la dosis recomendada por su médico. No tome más de 100 miligramos por día de vitamina B6. Se ha descrito daño nervioso con la vitamina B, en dosis mayores a 100 miligramos por día.

        Si los síntomas son  moderados o severos e interfieren en las actividades diarias normales, entonces probablemente su médico le recetará medicamentos para aliviar los síntomas específicos. Por ejemplo, si le preocupa estar hinchada o aumentar de peso, entonces puede recetarle un diurético para ayudar al cuerpo a eliminar el exceso de agua. Para minimizar la severidad de los calambres y la duración de su período, se pueden utilizar anticonceptivos orales, especialmente los usados para el control de la natalidad con contenido de estrógeno y progesterona.

        Si tiene síntomas de irritabilidad, retraimiento social,  enojo o depresión que interfieran en su trabajo, sus responsabilidades hogareñas o sus relaciones personales, entonces es probable que su médico le recomiende tomar medicamentos antidepresivos. Los antidepresivos más eficaces para aliviar el SPM son los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (SSRI), que incluyen la fluoxetina (Prozac, Sarafem y otros), el clorhidrato de sertralina (Zoloft) y la clomipramina (Anafranil). Otros antidepresivos incluyen la nefazodona (Serzone) y la venlafaxina (Effexor). Pueden tomarse durante dos semanas antes de cada período o todos los días.

        En el caso de síntomas muy severos o cuando los medicamentos no son eficaces, su médico puede recetarle un medicamento que detenga la producción de estrógenos  a fin de evitar la ovulación. La danocrina (Danazol) es un andrógeno sintético que suprime las hormonas del cerebro que estimulan la ovulación. Los agonistas de la gonadotropina (GRNR), como la leuprolida (Lupron), crean un estado temporal de menopausia al suprimir las hormonas del cerebro que controlan la producción de hormonas ováricas y la ovulación. Estos medicamentos solo pueden utilizarse durante períodos breves. Con frecuencia provocan bochornos y otros síntomas de menopausia. Si es necesario continuar la terapia por más de seis meses, también necesitará tomar estrógenos para prevenir la pérdida ósea. Más allá de que sus síntomas sean leves o severos, siempre es de ayuda que sus familiares comprendan y la apoyen durante el tratamiento del SPM. Por este motivo, su médico le recomendará que hable con su familia acerca de los síntomas y del tratamiento del SPM.

        Cuándo llamar a un profesional

        Llame a su médico si los síntomas premenstruales le causan  angustia o malestar severos, si dificultan su desempeño en la vida diaria o si interfieren en sus relaciones personales. Si cree que está en peligro de dañar a otras personas o a usted misma, llame a su médico y pídale una cita de emergencia.

        Pronóstico

        En la mayoría de las mujeres, los síntomas de SPM comienzan a desaparecer después de los 35 años y al final de la menopausia. Las mujeres que sufren de SPM o de TDPM (trastorno disfórico premenstrual) corren más riesgo de desarrollar depresión.

        Información adicional

        National Institute of Mental Health (Instituto Nacional de Salud Mental) 6001 Executive Blvd. Room 8184, MSC 9663 Bethesda, MD 20892-9663 Teléfono: (301) 443-4513 http://www.nimh.nih.gov/

        American College of Obstetricians and Gynecologists (Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos) 409 12th St., SW P.O. Box 96920 Washington, DC 20090-6920 Teléfono: (202) 863-2518 http://www.acog.org/

        National Women’s Health Information Center, NWHIC (Centro Nacional de Información de la Salud de la Mujer) 8550 Arlington Blvd., Suite 300 Fairfax, VA 22031 Gratuito: (800) 994-9662 Fax: (703) 560-6598 TTY: (888) 220-5446 http://www.4woman.org/

        Última revisión: 27-10-2007T00:00:00-06:00

        Última modificación: 15-08-2008 T00:00:00-06:00

        Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

        Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


      2 Comments en “Síndrome premenstrual (SPM)”

      1. [...] previos a la menstruación pueden resultar bastante molestos y desagradables. Y es que sufren del síndrome premenstrual (SPM), que afecta entre el 8% y el 15% de las mujeres en sus años reproductivos. Los síntomas son tanto [...]

      2. Tengo 42años. Llevo una vida super sana. Practico deporte de competencia, no consumo carne ni grasas. No tomo alcohol, jamas fume, estoy en mi peso ideal, aunque me cuido mucho para mantenerlo, ya que sufro de hipotiroidismo. Los sintomas premenstruales son cada vez mas intensos y prolongados, afectan mi vida social , familiar y sobre todo el rendimiento deportivo. Los sintomas desaparecen casi totalmente cudo tomo anticonceptivos anovulatorios, no asi con los que son para amamantar. La angustia, debilidad, no quiero ver ni hablar con nadie, tengo pesadillas el poco tiempo que duermo o duermo demasiado y me levanto como si me hubieran patoteado. Estreñimiento, hinchazon y en ocasiones gran tension en los pechos. El dia que baja el sangrado, aun sin haberlo notado, los sintomas se revierten, energia, alegria inexplicable, las mejores marcas deporivas. Estoy medicada por la tiroide. Las veces que consulte por esto, me dieron anticonceptivos, pero me suben la presion arterial y no me parece bueno tomarlos en forma permanente. Por favor, alguien me ayude.

      Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil