Síntomas

Hemorragia nasal (Epistaxis)

¿Qué es?

La parte interna de la nariz está cubierta por una  mucosa húmeda y delicada que tiene muchos vasos sanguíneos en su superficie. Cuando este tejido se lesiona por un pequeño corte o rasguño, estos vasos sanguíneos tienden a sangrar, a veces de manera abundante. Las hemorragias nasales en la parte inferior  de la nariz, son llamadas hemorragias anteriores,  y son frecuentes ya que es la parte que se lesiona con mas facilidad. La ubicación más frecuente es en el tabique nasal, que es la pared entre los dos lados de la nariz. En la mayoría de los casos, este tipo de hemorragia nasal no es grave. Usualmente puede detenerse ejerciendo algo de presión local y con algo de paciencia

En raras ocasiones la hemorragia nasal pone en riesgo la vida o es mortal. En estos casos, la hemorragia proviene generalmente de la parte posterior, más alta y profunda de la nariz. El sangrado se va usualmente hacia  atrás de la garganta, pero puede sangrar hacia fuera por las fosas nasales. En la mayoría de las hemorragias severas, la persona tiene algun otro problema de salud, como presión arterial alta, trastornos hemorrágicos, o toma medicamentos anticoagulantes (que disminuyen la coagulación) .

Ciertas personas son más propensas a tener hemorragias debido a factores ambientales, sus lugares de trabajo, problemas de salud o uso de ciertos medicamentos. Los siguientes son factores de riesgo:

  • Calefacción con aire seco y caliente: esta es una causa de hemorragia nasal en algunas partes de Estados Unidos donde se usa la calefacción (especialmente la generada por aire) durante el invierno. El aire seco y caliente hace que la delicada piel de la nariz se reseque y sangre. Las hemorragias nasales son más frecuentes durante los cambios de estación, antes de que los tejidos se hayan acostumbrado a los cambios de humedad.
  • Tabique desviado: si la pared que separa las fosas nasales está desviada hacia un lado, la cantidad de aire que fluye no es pareja. El flujo de aire hace que la piel de un lado del tabique nasal se seque y se resquebraje, lo que aumenta el riesgo de  hemorragia.
  • Resfriados y alergias: las infecciones del tracto respiratorio superior y las alergias causan inflamación en la nariz, lo que puede aumentar el riesgo de la hemorragia. Una mayor congestión causa que los vasos sanguíneos se agranden (dilaten), lo que los hace más vulnerables a  lesiones. Sonarse la nariz con mucha fuerza puede causar sangrado o nuevo sangrado después de  que la hemorragia se detuvo.
  • Exposición a químicos irritantes: el principal culpable es el humo del cigarro, aún en fumadores pasivos. Los trabajadores  que tienen exposición, en el lugar de trabajo al ácido sulfúrico, amoniaco, gasolina y otros químicos irritantes pueden tener sangrados.
  • Padecimientos médicos: algunos ejemplos incluyen insuficiencia renal, trombocitopenia (niveles bajos de plaquetas en la sangre ), presión arterial alta y trastornos hemorrágicos hereditarios, como la hemofilia.
  • Consumo excesivo de alcohol: el consumo de alcohol interfiere con la actividad normal de las plaquetas en la sangre, lo que incrementa el tiempo de coagulación de la sangre. Además causa dilatación de los vasos sanguíneos superficiales, lo que hace que sean más propensos a lesionarse o sangrar.
  • Medicamentos que interfieren con la coagulación de la sangre: estos incluyen los “adelgazantes” de la sangre (anticoagulantes) y los antiinflamatorios no esteroideos (AINES), como la aspirina y el ibuprofeno (Advil, Motrin y otros).
  • Medicinas homeopáticas y suplementos dietéticos: algunos suplementos dietéticos contienen químicos que prolongan el sangrado similar a los anticoagulantes. Como ejemplos son el Danshen, Dong quai, Feverfew, ajo, jengibre, Ginko biloba, Ginseng y la vitamina E.

Las hemorragias nasales pueden provocarse por leves traumatismos, como quitarse la mucosidad de la nariz, sonarse con fuerza, a un  trauma facial debido a  accidentes  de automóvil o en deportes de contacto.

Síntomas

La hemorragia nasal generalmente es por un solo orificio nasal, pero ocasionalmente puede suceder en ambos. Si un orificio nasal se bloquea debido a un coágulo de sangre, la sangre puede salir por el otro orificio nasal o hacia atrás por la garganta. En la hemorragia nasal posterior una gran cantidad de sangre fluye hacia atrás de la garganta. La cantidad de sangre que sale en una hemorragia nasal puede variar; en el caso de las hemorragias posteriores, la pérdida de sangre es mayor.

Diagnóstico

En personas sanas, las hemorragias anteriores leves pueden diagnosticarse y tratarse en el hogar. Si tiene un sangrado agudo que no responde a los primeros auxilios, usted necesitará ver a un médico de inmediato.

Su médico revisara su historia clínica y los medicamentos que toma. Le pedirá que calcule la cantidad de sangre que perdió, esto en base a la cantidad de tiempo que duró la hemorragia y al número de toallas que usó. Luego el médico examinará su nariz para determinar donde se localiza la hemorragia. Si es necesario, su médico insertará un  endoscopio (cateter con luz), para localizar el área de la hemorragia, Los exámenes de sangre sirven para determinar problemas hemorrágicos.

Duración

Con primeros auxilios adecuados, una hemorragia anterior leve se puede controlar en cuestión de minutos.

Prevención

Usted puede ayudar a prevenir las hemorragias de la siguiente manera:

  • No se toque la nariz.
  • Suénese la nariz delicadamente.
  • No fume.
  • Use un humidificador si usa calefacción.
  • Use un aerosol nasal de solución salina para humedecer el interior de su nariz.
  • Aplíquese vaselina en el interior de sus fosas nasalesen la noche.
  • Evite los traumatismos en la cara usando el cinturón de seguridad dentro del automóvil, y use un casco para protegerse al practicar fútbol o karate.
  • Use equipo protector para evitar respirar químicos irritantes en el trabajo.

Tratamiento

Si tiene hemorragia nasal de la parte anterior  de su nariz, comience por los siguientes primeros auxilios:

  • Siéntese con la cabeza mirando hacia arriba (de esta forma su cabeza esta por encima del nivel del corazón), inclínese levemente hacia adelante y respire por la boca.
  • Con sus dedos pulgar e índice apriete  su nariz (justo por encima de sus orificios nasales) y mantenga apretado durante 5 minutos.
  • Al mismo tiempo, use su otra mano para aplicarse compresas de hielo sobre el puente de su nariz.
  • Luego de haber apretado su nariz durante 5 minutos, quite sus dedos y observe si aún sangra. Mantenga el hielo local durante otros 10 a 15 minutos.
  • Si su nariz sigue sangrando, apriétela por otros 10 minutos más.
  • Deje de apretar su nariz nuevamente. Si aún sangra, busque ayuda médica.

Si los primeros auxilios no funcionan, su médico lo tratara de la siguiente manera:

  • Aplicando un medicamento dentro de la nariz.
  • Cauterizando los vasos sanguíneos con un medicamento, como nitrato de plata o con una sonda eléctrica.
  • Taponando su nariz con gasa o una esponja.
  • Utilizando otros métodos como:
    • Crioterapia: se congela el lugar de la hemorragia con temperatura fría.
    • Láserterapia: usando un rayo de luz para cicatrizar el vaso sanguíneo.
    • Embolización: inyectando un tapón especial dentro del vaso sangrante para bloquear la hemorragia.
    • Cirugía.

Cuándo llamar a un profesional

Si usted no puede parar la hemorragia nasal utilizando los primeros auxilios, llame a su médico de inmediato o acuda  a una sala de emergencias.

Llame a su médico si continua el sangrado, especialmente si tiene presión nasal persistente o secreciones nasales malolientes. En las personas mayores, especialmente los fumadores, estos pueden ser síntomas de un tumor dentro de la nariz o senos paranasales. En un niño, estos pueden ser signos de que un objeto extraño se ha atascado  en una fosa nasal.

Pronóstico

Con algo de paciencia y presión, casi todas las hemorragias nasales anteriores y sin complicación responden a los primeros auxilios básicos. Aún la hemorragia nasal que requiere de  atención médica usualmente se trata con éxito mediante la cauterización, taponando la nariz o con otras opciones. Hasta las hemorragias posteriores agudas pueden controlarse con un tratamiento apropiado.

Las personas con hemorragia masiva,  o con otros problemas médicos o que estén tomando medicamentos anticoagulantes pueden necesitar ser hospitalizados para ser tratados.

Información adicional

American Academy of Otolaryngology, Head and Neck Surgery (Academia Americana de Otolaringología, Cirugía de Cabeza y Cuello) One Prince St. Alexandria, VA 22314-3357 Teléfono: (703) 836-4444 Correo electrónico: info@entnet.orghttp://www.entnet.org/

American Association of Oral & Maxillofacial Surgeons (Asociación Americana de Cirujanos Bucomaxilofaciales) 9700 West Bryn Mawr Ave. Rosemont, IL 60018-5701 Teléfono: (847) 678-6200 Correo electrónico: inquiries@aaoms.orghttp://www.aaoms.org/

American Rhinologic Society (Sociedad Rinológica Americana) C/O Marvin P. Fried, M.D. Montefiore. Medical Center Department of Otolaryngology (Centro Médico, Departamento de Otorrinolaringología) 3400 Bainbridge Ave. MAP 3rd Floor Bronx, NY 10467 Correo electrónio: info@american-rhinologic.orghttp://www.american-rhinologic.org/

Última revisión: 2007-01-25T00:00:00-07:00

Última modificación: 2007-05-03T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2007 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil