Síntomas

Pérdida de la audición en adultos

¿Qué es?

La pérdida de audición en adultos es una disminución de la capacidad para percibir sonidos. En los adultos, la pérdida de la audición puede ser parcial o total, súbita o gradual, temporal o permanente. Puede afectar a un oído o ambos. Actualmente en los Estados Unidos, 28 millones de personas mayores de 3 años sufren de algún tipo de pérdida de la audición. Esta condición afecta aproximadamente al 3% de todos los hombres y mujeres adultas. En general, el riego de la pérdida de audición aumenta con la edad. Entre el 24 y el 40% de los adultos mayores de 65 tienen 2008-08-20. El treinta por ciento de las personas mayores de 85 es sorda de al menos, un oído.

Para entender sobre la pérdida de la audición y su tratamiento, es útil saber acerca de cómo funciona la audición. El oído recoge el sonido que golpea el tímpano (membrana timpánica). Esto hace que el tímpano vibre. El oído medio amplifica las vibraciones mediante tres huesos pequeños. Dentro del oído, las vibraciones se transforman en impulses nerviosos. Estos impulsos nerviosos viajan hacia el cerebro, donde se traducen en sonidos.

Como el oído externo y medio transmiten (o conducen) el sonido, toda lesión en esta parte del conducto auditivo se denomina pérdida auditiva de conducción. La pérdida auditiva neurosensorial es una lesión en el oído interno, el octavo nervio craneano y el cerebro, todos los cuales participan en la producción, transmisión e interpretación de los impulsos nerviosos.

En los adultos, algunas de las causas más importantes de la perdida de audición son:

  • Enfermedad del oído medio: una infección bacteriana del oído medio puede lastimar el tímpano, dañar los huesos del oído medio o causar la acumulación de líquido.
  • Ruido: sin la adecuada protección para los oídos (orejeras o tapones para oídos), los sonidos fuertes pueden dañar células  dentro del oído. Esta es una forma de pérdida auditiva neurosensorial y es la causa de pérdida auditiva más frecuente en los adultos americanos. La explosión de un sonido extremadamente fuerte, como un disparo de un arma o un petardo puede ser la causa de la pérdida auditiva inducida por el ruido. A menudo la causa es la exposición prolongada a sonidos fuertes de intensidad  baja, tales como el ruido en una fábrica o música rock. Entre los trabajadores americanos, la causa más frecuente de lesiones laborares es la pérdida de sonido inducida por el ruido. Este un problema de salud significativo en los carpinteros, mineros, plomeros, trabajadores en fábricas, granjeros, trabajadores de la construcción y trabajadores expuestos a ruidos producidos por aviones, sirenas y explosivos. La personas pueden desarrollar también pérdida de sonido inducida por el ruido al realizar actividades recreacionales, tales como escuchar música fuerte, manejar embarcaciones personales (Jet Ski y WaveRunner) o trineos de motor, explotar petardos o armas, operar cortadoras de césped o sopladores de hojas.
  • Otoesclerosis: esta pérdida auditiva de conducción causa el crecimiento excesivo y anormal de uno o más huesos del oído medio. Evita que los huesecillos se muevan normalmente. La otoesclerosis es hereditaria. Afecta al 1% de los americanos adultos y es frecuente entre las mujeres blancas de mediana edad.
  • Neuroma acústico: este tumor no cancerígeno (benigno) crece en la parte del octavo nervio craneal, que transporta señales al cerebro. Como este tumor se desarrolla cerca del centro que controla el equilibrio y la audición, a menudo causa mareos y problemas de equilibrio así como la perdida auditiva gradual. Los neuromas acústicos se presentan en adultos entre los 30 y 60 años.
  • Enfermedad de Ménière: generalmente causa mareos, pérdida auditiva, zumbido en los oídos (acúfenos) y una sensación de  opresión en uno o ambos oídos. Aunque los estudios sugieren que la enfermedad de Ménière está relacionada con un cambio en el volumen del líquido dentro del oído, se desconoce la razón de este cambio de volumen. Actualmente, la enfermedad de Ménière afecta de tres a cinco millones de americanos.
  • Traumatismo: muchos tipos de accidentes pueden causar pérdida de la audición, incluidas las heridas con arma blanca, los balazos o los golpes en los oídos o cráneo. La pérdida de audición puede ser causada por una lesión en el tímpano por explosión o simplemente por un hisopo (Q-tip) que perfora el tímpano.
  • Pérdida auditiva neurosensorial repentina: es una emergencia médica. La persona pierde audición en un período de tres días o menos. En el 85 al 90% de los casos, se desconoce la causa, aunque muchos médicos creen que el problema  puede ser una infección viral. Los médicos diagnostican este tipo de pérdida auditiva en  alrededor de 4.000 americanos cada año. En el 90% de los casos, solo un oído se ve afectado.
  • Fármacos: muchos medicamentospueden dañar al oído y causar pérdida auditiva. Estos incluyen:
    • Antibióticos, tales como la eritromicina (varias marcas comerciales), vancomicina (Vancocin), tetraciclina (varias marcas comerciales) y aminoglicósidos, tales como la gentamicina (varias marcas comerciales), estreptomicinas (Zanosar), tobramicina (Nebcin) y  amikacina (Amikin).
    • Los quimioterapeúticos tales como la ciplastina (Platinol), el 5-fluorouracilo (Ancobon) y la bleomicina (Blenoxane).
    • Aspirina.
    • Medicamentos antipalúdicos.
  • Edad: la pérdida de la audición relacionada con la edad, conocida como presbiacusia, no es solo una enfermedad, sino una categoría para determinar los efectos acumulados del envejecimiento en los oídos. En la mayoría de los casos, la pérdida auditiva comienza después de los 60 años y se hace generalmente más evidente en los hombres que en las mujeres. Ambos oídos se ven afectados. Generalmente es más difícil escuchar tonos agudos (voces de mujeres, violines) que todos graves (voces de hombres, el bajo). Como esto va ocurriendo de manera gradual, la persona puede no darse cuenta de que tiene problemas auditivos.
  • Otras causas: existen más de 100 causas diferentes de pérdida de la audición en adultos. La causa más frecuente y reversible es una extrema acumulación de cera en el canal auditivo e infecciones agudas en el oído medio y externo.

Síntomas

Si tiene pérdida de audición grave y repentina, usted observará inmediatamente que pierde su capacidad para escuchar por el oído afectado. Por ejemplo, usted puede chasquear sus dedos cerca del oído afectado y no oírlos, o puede poner el receptor del teléfono sobre su oído y no escuchar nada.

Si su pérdida de audición es gradual, sus síntomas pueden ser más leves. Puede tener problemas para entender una conversación, ya sea en persona o por teléfono. Los miembros de su familia pueden quejarse de que escucha la radio o la TV con el volumen muy fuerte. Quizá les pida que repitan lo que dicen .

Algunas enfermedades y condiciones que causas pérdida auditiva pueden producir otros síntomas:

  • zumbido en los oídos (acúfenos)
  • secreción o sangrado de los oídos
  • dolor de oído intenso o dolor en el canal auditivo
  • presión o una sensación de “congestión” en los oídos
  • mareos o problemas de equilibrio
  • náusea

Diagnóstico

Después de describir sus síntomas, el médico le preguntará si algún miembro de la familia ha padecido  pérdida de la audición. Su médico querrá saber si estuvo expuesto a ruidos fuertes, traumatismo de oído o cerebral, o infecciones en el oído. Para descartar la posibilidad de que los medicamentos pueden ser la causa de su pérdida de audición, su médico evaluará la receta y los medicamentos sin receta que toma.

Su doctor lo examinará y revisará sus oídos. Este examen puede incluir:

  • Un exámen de su canal auditivo y tímpano mediante un instrumento con luz para mirar el interior de sus oídos (otoscopio).
  • La prueba de Rinne, mediante la cual se coloca un diapasón vibrante en el hueso detrás de su oído para probar la pérdida auditiva de conducción.
  • La prueba de Weber, mediante la cual se coloca un diapasón vibrante en medio de su frente para ayudar a diagnosticar la pérdida auditiva parcial.
  • Audioscopia, mediante la cual el médico usa un instrumento de mano para producir tonos de varias intensidades y observar si usted puede escucharlos.

Si los resultados de su exámen sugieren que usted tiene pérdida auditiva, su médico lo derivará a un audiologista. El audiologista probará su sensibilidad auditiva (mediante una audiometría) y evaluará la capacidad de su tímpano para reflejar los sonidos (prueba de impedancia).

Duración

El tratamiento de la pérdida de audición depende de su causa. En general, la pérdida auditiva neurosensorial tiende a ser permanente.

Prevención

  • Use tapones para oídos u orejeras protectores si a menudo está expuesto a ruido alto en el trabajo o durante actividades recreativas. Para ayudar a lo trabajadores a protegerse, la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional del Departamento de Trabajo de Estados Unidos (OSHA) ha desarrollado una reglamentación que rige la exposición al ruido en el trabajo.
  • Nunca coloque hisopos u otros cuerpos extraños en sus oídos.
  • Use cinturón de seguridad mientras conduce y colóquese un caso protector mientras maneja una bicicleta.
  • Infórmese sobre los posibles efectos secundarios de sus medicamentos .

Tratamiento

Tanto la pérdida de la audición debido a la vejez como al ruido tienden a ser permanentes. Sin embargo, según la gravedad de la pérdida de audición, su médico puede recomendarle ya sea un audífono o un implante para mejorar su audición. Un audífono amplifica los sonidos de manera electrónica y es efectivo para muchas personas que padecen de pérdida auditiva debido a la edad. La tecnología digital ha producido audífonos más potentes y pequeños. Un implante coclear es un dispositivo que traduce sonidos en señales eléctricas que pueden ser transportadas al cerebro mediante el octavo nervio craneal.

Algunos otros tipos de pérdida auditiva puede tratarse médica o quirúrgicamente:

  • Otoesclerosis: para los casos leves, la primera opción es usualmente el audífono. En algunos casos, se reemplaza quirúrgicamente uno de los huesecillos por una prótesis con forma de un pequeño pistón.
  • Neuroma acústico: el tratamiento incluye cirugía o radioterapia.
  • Enfermedad de Ménière: no tiene cura. Algunas personas pueden mejorar con una dieta ( limitar la ingesta de sal, cafeína y alcohol), dejar de fumar o  usar  medicamentos para reducir la retención de líquidos en el oído. En algunos casos, se puede considerar la cirugía.
  • Pérdida de audición por traumatismo: un tímpano dañado a veces puede repararse quirúrgicamente mediante un tejido conectivo fibroso y resistente (fascia muscular).
  • Pérdida auditiva inducida por medicamentos: se debe de identificar y suspender el medicamento.
  • Pérdida auditiva neurosensorial repentina: en muchos casos, cuando se desconoce la causa, esta condición se trata con esteroides.
  • Otros: se puede disolver o eliminar de su oído un tapón de cera denso; los antibióticos pueden tratar la pérdida de la audición por causa de una infección.

Cuándo llamar a un profesional

Llame a su médico de inmediato si experimenta pérdida de audición repentina. Esto es una emergencia médica.

Programe una cita con su médico :

  • Si es un adulto mayor y la pérdida auditiva interfiere con su calidad de vida.
  • Trabaja en un ambiente con ruido excesivo y tiene problemas para escuchar.
  • Tiene perdida de audición junto con dolor de oídos, secreción de sus oídos, acúfenos, mareos, o problemas de equilibrio.

Pronóstico

El pronóstico puede variar mucho. Sin embargo, si no puede tratar su pérdida de la audición con medicamentos o cirugía, su calidad de vida puede mejorar de manera significativa con un audífono. En algunos personas que no mejoran con un audífono, la opción puede ser un implante coclear.

Información adicional

National Institute on Deafness and Other Communication Disorders (Instituto Nacional de Sordera y Otros Trastornos de Comunicación) National Institutes of Health 31 Center Drive, MSC 2320 Bethesda, MD 20892-2320 Teléfono: 301-496-7243 Gratuito: 1-800-241-1044 Fax: 301-402-0018 TTY: 1-800-241-1055 Correo electrónico: nidcdinfo@nidcd.nih.govhttp://www.nidcd.nih.gov/

American Academy of Otolaryngology – Head Neck Surgery (Academia Americana de Otolaringología – Cirugía de Cabeza y Cuello) One Prince St. Alexandria, VA 22314-3357 Teléfono: 703-836-4444 Correo electrónico: info@entnet.orghttp://www.entnet.org/

American Speech-Language-Hearing Association (ASHA) (Asociación Americana de Habla, Lenguaje y Audición) (ASHA) 10801 Rockville Pike Rockville, MD 20852 Gratuito: 1-800-638-8225 TTY: 1-800-638-8225 Fax: 301-571-0457 TTY: 301-897-0157 Correo electrónico: actioncenter@asha.orghttp://www.asha.org/

National Institute for Occupational Safety and Health (Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional) 4676 Columbia Parkway Mail Stop C-18 Cincinnati, OH 45226 Gratuito: 1-800-356-4674 Fax: 513-533-8573 http://www.cdc.gov/niosh/

American Tinnitus Association (Asociación Americana de Tinnitus) P.O. Box 5 Portland, OR 97207-0005 Teléfono: 503-248-9985 Gratuito: 1-800-634-8978 Fax: 503-248-0024 Correo eléctronico: tinnitus@ata.orghttp://www.ata.org/

Última revisión: 2007-12-05T00:00:00-07:00

Última modificación: 2008-08-20T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:

Un Comentario en “Pérdida de la audición en adultos”

  1. Muchas gracias dra,hace poco me tomaron examen de audiometría salió con problemas de oído izquierdo, la verdad yo esucho muy bien, mi medico me examinó me dijo que ambos oídos estaban bien, entoces me programó examen con un especialista.

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil