Enfermedades y Condiciones

Transplante de riñón

¿Qué es?

Un transplante de riñón consiste en una cirugía en la cual una persona que tiene insuficiencia renal (en el riñón) permanente recibe un riñón sano de otra persona. Este riñón sano se encarga de realizar el trabajo de los dos riñones enfermos del paciente. Los riñones enfermos permanecen en su lugar y se agrega el nuevo riñón en el área del abdomen.

El nuevo riñón puede ser de un donante sin vida o con vida. Un donante vivo usualmente tiene que ser un familiar consanguíneo de la persona que recibirá el riñón nuevo (el receptor). Sin embargo, en ciertos casos, la esposa o un amigo del receptor también pueden ser donantes del riñón.

La selección inmunológica de la pareja donante-receptor debe ser buena. Esto significa que el donante y el receptor deben tener características químicas similares, llamados antígenos, que se encuentran en las células del cuerpo. Cuando estas características químicas coinciden, hay menos riesgo de que el sistema inmune del cuerpo del receptor identifique  que el riñón del donante es un cuerpo extraño y lo rechace.

En Estados Unidos, se transplantan más de 15.000 riñones por año. Solo el 60% de estos transplantes son riñones donados de personas que murieron recientemente. En Estados Unidos, la organización llamada Red Internacional de Distribución de Órganos (UNOS, por su siglas en inglés) ayuda a localizar y distribuir los órganos donados.

Los transplantes de riñón se realizan para tratar la insuficiencia renal permanente y avanzada, también llamada insuficiencia renal crónica o enfermedad renal en etapa terminal. En personas con insuficiencia renal permanente, ambos riñones pierden la capacidad de filtrar la sangre y producir orina. Cuando esto ocurre, se produce una gran acumulación de minerales y productos de desecho en el torrente sanguíneo, el cuerpo puede retener mucha agua y la presión arterial puede subir. Además, dado que los riñones ayudan a mantener los huesos y la sangre, la insuficiencia renal puede conducir a debilidad ósea (en los huesos) y anemia (disminución de la cantidad de glóbulos rojos).

Diversas condiciones médicas pueden causar insuficiencia renal permanente, incluidas:

  • diabetes
  • presión arterial alta
  • inflamación de las unidades que filtran los riñones (glomerulonefritis)
  • determinados medicamentos
  • condiciones menos comunes, como la enfermedad renal poliquística, los tumores renales y las infecciones renales severas
  • insuficiencia por transplante de riñón

Una vez que la persona desarrolla insuficiencia renal permanente, ésta generalmente debe someterse a diálisis, un proceso mecánico de filtrado que elimina los productos de desecho y el exceso de agua de la sangre. Pueden dializarse los líquidos desde el abdomen (llamada diálisis peritoneal) o directamente la sangre (hemodiálisis).

Los tratamientos con diálisis mantienen a la persona con vida, con la cantidad necesaria de líquidos y minerales en el cuerpo. Estos tratamientos pueden continuarse por tiempo prolongado o hasta que se realice un transplante de riñón. Un transplante de riñón le permite a la persona vivir sin diálisis con una dieta más equilibrada y un mejor estilo de vida. A largo plazo, el transplante de riñón es menos costoso que la diálisis y generalmente le permite a la persona vivir más tiempo.

Preparación

Usted debe cumplir con los requisitos para poder realizarse un transplante de riñón. En general, no debe tener una infección activa, cáncer o problemas circulatorios graves que afecten su corazón, su cerebro o sus vasos sanguíneos. Debe estar dispuesto a tomar medicinas durante el resto de su vida para impedir que su cuerpo rechace el nuevo riñón.

Necesitará además someterse a una evaluación médica minuciosa. Esto incluye examen físico, radiografía, electrocardiograma (ECG) y varios análisis de sangre. Los análisis de sangre detectarán anemia y enfermedades virales como VIH, hepatitis, virus del herpes simple y citomegalovirus, para que su médico pueda anticipar enfermedades que podrían requerir cuidado especial después de que comience a tomar medicinas anti-rechazo. Se necesita una muestra de sangre para conocer su tipo de sangre y su tipo de tejido y determinar si la selección inmunológica de la pareja donante-receptor es buena. Según su edad y sexo, usted podría necesitar otros exámenes de corazón, además de exámenes de detección de ciertos tipos de cáncer. Si fuma o tiene problemas con el consumo de sustancias, debe someterse a un programa de tratamiento antes de recibir otro riñón.

Mientras se prepara para un transplante de riñón, se reunirá regularmente con miembros del equipo de transplante en el centro médico donde le harán la cirugía. El equipo de transplante usualmente incluye un médico especializado en problemas de riñón (nefrólogo), un cirujano especializado en transplante, enfermeras y un trabajador social. Estos profesionales pueden ofrecer una amplia gama de servicios de apoyo para ayudarlo durante el periodo anterior al transplante.

Si el transplante de riñón será de un donante con vida, usted usualmente puede programar la fecha de la cirugía. En la mayoría de los casos, el período pre-transplante solo durará unas semanas. Durante este tiempo, su donante será sometido a exámenes médicos para asegurarse de que es suficientemente fuerte para someterse a la cirugía. Además, los exámenes se realizan para confirmar que los riñones del donante estén funcionando normalmente.

Si su donante no es una persona con vida, incluirán su nombre en la lista de la Red Internacional de Distribución de Órganos (UNOS) para esperar un riñón de un donante sin vida. La selección inmunológica de la pareja donante-receptor debe ser buena. El promedio de espera de un riñón de un donante sin vida es de dos a tres años. Mientras su nombre está en la lista de espera, el equipo de transplante evaluará su salud periódicamente. Usted debe tener seguro médico que cubra el costo del transplante o de lo contrario debe poder cubrir el costo de la cirugía.

Donante de riñón sin vida: una vez que aparece el donante, el equipo de transplante lo notificará de inmediato. Lo llevarán al centro de transplante, donde le realizarán algunos exámenes breves. Estos exámenes confirmarán que no tiene infección y que está listo para la cirugía. En caso de ser necesario, lo someterán a un tratamiento prequirúrgico de diálisis. Esto asegurará que la química de su sangre y sus líquidos corporales sean normales antes de la intervención.

Una vez que esté listo para la cirugía, le insertarán un catéter intravenoso (IV) en el brazo para introducirle líquidos y medicamentos por la vena. Le colocarán anestesia general. Luego le harán un corte del lado izquierdo y del lado derecho en la región inferior del abdomen. Le colocarán el riñón donado dentro de su cuerpo, y conectarán los vasos sanguíneos del riñón donado a los suyos. Por último, el uréter del riñón donado (el tubo que transporta la orina fuera del riñón) será conectado con su vejiga.

Su nuevo riñón probablemente comenzará a filtrar sangre y usted comenzará a orinar casi inmediatamente después del transplante. Le insertarán un tubo plástico (catéter) temporalmente dentro de la vejiga para recoger la orina que produce su cuerpo. Le cerrarán el corte y lo trasladarán al la unidad de cuidados intensivos. Toda la intervención  lleva de tres a cuatro horas.

Durante el primer o segundo días posteriores a la cirugía, usted recibirá líquidos a través del catéter intravenoso en su brazo. Después de ese periodo, su flujo de sangre debería estabilizarse. Podrá comenzar a beber líquidos claros y a incorporar gradualmente alimentos a su dieta regular. Después de algunos días, le quitarán el catéter en la vejiga y le permitirán volver a su casa. El tiempo total de permanencia en el hospital es generalmente de cuatro a seis días.

Si no produce suficiente orina después de la cirugía, podría necesitar algunos tratamientos de diálisis. Esto es raro y se discontinuarán los tratamientos una vez que su nuevo riñón comience a funcionar lo suficientemente bien por sí solo.

Donante de riñón con vida: si usted recibe un nuevo riñón de un donante con vida, usted y su donante probablemente estarán uno al lado del otro en las salas de operaciones. En muchos centros médicos, el riñón del donante es extirpa con cirugía laparoscópica, que usa una pequeñísima cámara para guiar los instrumentos quirúrgicos dentro del cuerpo. La cámara y los instrumentos quirúrgicos se insertan dentro del cuerpo a través de varios cortes pequeños, en vez de hacer solo un corte grande. Entonces, la permanencia promedio del donante en el hospital es de alrededor de dos días, que es un tiempo bastante corto comparada con la cirugía tradicional, además la recuperación es rápida. La cirugía tradicional requiere un corte largo en un costado entre las costillas y la cadera (flanco) y es necesario extirpar una costilla del donante. La permanencia en el hospital para esta intervención es usualmente de cuatro a cinco días.

Una vez que se ha extirpado el riñón del donante, el resto del procedimiento del transplante es el mismo que en el caso de un donante sin vida.

Antes de darle de alta del hospital, su médico le recetará varias medicinas anti-rechazo (inmunosupresores). Estos medicamentos disminuyen la respuesta inmune del cuerpo y reducen el riesgo de que su organismo rechace el nuevo riñón. Le darán un plan alimentario y un cronograma de visitas de control con el equipo de transplante.

Como parte de sus visitas de control, el equipo de transplante le pedirá que se controle y anote su peso, presión arterial, pulso y temperatura corporal cada día. Ellos le dirán cómo saber si sus mediciones son normales.

Si tiene cualquier pregunta, preocupación o síntoma inesperado después de su transplante, llame a su equipo de transplante.

Un transplante de riñón acarrea los riesgos usuales de cualquier cirugía mayor, incluidos riesgos de hemorragia (sangrado), infección, ataque cardiaco o accidente cerebrovascular y efectos secundarios por la anestesia. Además, existe el peligro de que los vasos sanguíneos en el riñón transplantado puedan coagularse o estrecharse después de la cirugía. Asimismo, la orina puede filtrarse en el cuerpo, puede obstruirse el flujo de orina o se pueden formar grandes coágulos de sangre dentro de la vejiga.

Existe el riesgo de que el nuevo riñón falle o sea rechazado por el cuerpo. En Estados Unidos, alrededor del 10% de los riñones donados dejan de funcionar dentro de los 12 meses después de transplantarlos en el cuerpo del receptor. Los transplantes de donantes con vida son generalmente más exitosos que los transplantes de donantes sin vida.

Los medicamentos inmunosupresores pueden causar efectos secundarios significativos. Estos pueden incluir pérdida de peso, aumento del vello facial, acné, cataratas, diabetes, presión arterial alta, enfermedades óseas, entre otros problemas. A largo plazo, los medicamentes inmunosupresores pueden aumentar el riesgo de infecciones y ciertos tipos de cáncer.

A pesar de estos problemas potenciales, la mayoría de los transplantes renales son exitosos. Aproximadamente el 90% de los riñones transplantados funcionan durante al menos un año y alrededor del 80% funciona durante tres años o más. En general, la mayoría de las personas transplantadas coinciden que la calidad de vida es mucho mejor después del transplante de riñón.

Cuándo llamar a un profesional

Una vez que le den el alta, llame a su equipo de transplante de inmediato si:

  • tiene fiebre
  • tiene dolor severo o inflamación (hinchazón) en el área donde está su nuevo riñón
  • el corte se pone de color rojo, se inflama y duele o supura sangre
  • su flujo de orina aumenta o disminuye significativamente
  • sus mediciones diarias de peso, presión o pulso arterial están fuera del rango que le dio su equipo de transplante

Información adicional

United Network for Organ Sharing (UNOS) (Red Internacional de Distribución de Órganos, UNOS) 1100 Boulders Parkway, Suite 500 P.O. Box 13770 Richmond, VA 23225-8770 Gratuito: (888) 894-6301 http://www.unos.org/

U.S. Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Humanos) 200 Independence Ave., SW Washington, DC 20201 Teléfono: (202) 619-0257 Gratuito: (877) 696-6775 http://www.dhhs.gov/

National Kidney Foundation (Fundación Nacional del Riñón) 30 East 33rd St. New York, NY 10016 Teléfono: (212) 889-2210 Gratuito: (800) 622-9010 Fax: (212) 689-9261 http://www.kidney.org/

Última revisión: 2008-07-11T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-09-26T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


2 Comments en “Transplante de riñón”

  1. Hola es una pregunta como muchas personas tengo un sobrino en mi ciudad natal Guatemala y tiene insuficiencia renal tiene ya varios años y los doctores en guatemala le digeron a mi familia que en guatemala no hay nada que hacer por multiples factores economicos de mi familia y del pais, habra alguna forma de salvarle la vida alguna institucion alguien no se como preguntarlo mi familia esta destrozada y buscamos un rayo de esperanza yo resido en Houston vivo solo y no se que hacer gracias por la lectura de este parrafo de suplica a quien pueda ayudarnos

  2. Mi edad: 74 años y me acaban de detectar insuficiencia renal grado tres….Mucho agradecería se publicara una dieta apropiada para evitar un mayor avance de la enfermedad.

    Gracias.

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil