Enfermedades y Condiciones

Trastorno por estrés postraumático

¿Qué es?

En el trastorno por estrés postraumático (TEPT), un grupo de síntomas angustiantes se manifiestan después de un incidente aterrador. Una persona al haber, directamente experimentado o sido testigo de una situación, la cual tuvo que haber incluido lesión física seria o amenaza de lesión o muerte. Por definición, el trauma debe causar una fuerte experiencia de miedo, espanto o desprotección. Parece ser que algún tipo de activación sicológica y fisiológica es la clave del desarrollo de este trastorno.

Algunos factores desencadenantes comunes incluyen:

  • accidentes automovilísticos, aéreos y accidentes en barco serios
  • accidentes de trabajo
  • desastres naturales (tornados, huracanes, erupciones volcánicas)
  • robos, asaltos callejeros y tiroteos
  • combate militar (se diagnóstico el TEPT por primera vez en soldados, también conocido como el nombre de neurosis de guerra)
  • violación, incesto o abuso de menores
  • situaciones con rehenes y secuestros
  • tortura política
  • encarcelamiento en un campo de concentración
  • ser un refugiado

En Estados Unidos, el ataque físico y la violación son los desencadenantes más comunes de TEPT en mujeres, mientras que el combate militar es el desencadenante más común de TEPT en los hombres. Las personas directamente afectadas por situaciones tales como el atentado del 11 de septiembre, el huracán Katrina o por combates en la guerra de Irak o Afganistán podrían desencadenar el TEPT, aunque no es la mayoría de los casos.

TEPT agudo: se usa este término cuando los síntomas se desarrollan dentro de los tres primeros meses posteriores a la situación traumática.

TEPT de inicio demorado: se usa este término cuando los síntomas afloran seis meses o más posteriores a la situación traumática.

La mayoría de las personas expuestas a un fuerte trauma no desarrollan TEPT. La gravedad del desencadenante no siempre esta en relación con la gravedad de los síntomas.

No se sabe con certeza la razón por la cual algunas personas son más propensas que otras a desarrollar TEPT. Algunas podrían tener un mayor riesgo de sufrir de TEPT debido a la predisposición genética (hereditaria) hacia una reacción más intensa al estrés. Otras podrían ser más propensas a vincular recuerdos estresantes a situaciones cotidianas o a dejar aflorar los recuerdos dolorosos. Otros factores importantes son la personalidad, las experiencias de vida de otros episodios traumáticos de la persona (especialmente en la niñez) y el apoyo social actual (tener amigos y familiares cariñosos y preocupados).

Las personas con TEPT son muy propensas a tener trastorno de la personalidad; además son más propensas a tener depresión y abuso de sustancias.

Se estima que 1 al 3% de las personas en Estados Unidos tienen un ataque de TEPT completo, y otro 5 a 15% presenta formas más leves de la enfermedad. Aunque el TEPT puede desarrollarse en cualquier etapa de la vida, el trastorno aparece más frecuentemente en adultos jóvenes que en cualquier otro grupo. Esto podría deberse a que los adultos jóvenes están más expuestos a los tipos de desencadenantes que pueden causar TEPT. El riesgo de desarrollar TEPT es mayor que el promedio en personas humildes, solteras o socialmente aisladas; quizá porque estas tienen menos contención emocional y recursos que ayudan a afrontar situaciones difíciles.

Síntomas

Para ser diagnosticado con TEPT, usted debe tener antecedentes de haber estado expuesto a experiencias traumáticas graves que causaron una fuerte sensación de miedo, desprotección o espanto. Algún tiempo después, usted podría desarrollar los siguientes síntomas:

  • imágenes mentales, pensamientos o pesadillas molestos relacionados con la situación traumática
  • sensación de recurrencia del trauma
  • marcada ansiedad y ansiedad física (falta de aire, mareos, palpitaciones, sudor)
  • evitar el recuerdo (pensamientos, personas, conversaciones, actividades) del trauma
  • incapacidad para recordar detalles importantes del trauma
  • pérdida de interés en las actividades que alguna vez se disfrutaron
  • sensación de estar ajeno a o desconectado de otras personas
  • sensación de letargo emocional (incapacidad para experimentar emociones normales, como el amor)
  • creencia de que la vida será más corta que lo esperado
  • sentirse excitado (tener problemas para dormir, estar irritable, pérdida de la concentración, en constante resguardo contra el peligro y sensación de sobresaltarse con facilidad

Según la definición, los síntomas de TEPT deben durar al menos un mes y deben afectar seriamente su capacidad para funcionar normalmente en el hogar, trabajo o situaciones sociales.

Diagnóstico

Además de preguntarle sobre las situaciones traumáticas que desencadenaron sus síntomas, su médico le preguntará sobre sus antecedentes familiares y le pedirá que describa tanto las experiencias positivas como las negativas o las traumáticas. Lo que le está sucediendo en ese momento es muy importante. A continuación se describen algunas preguntas que su médico podría hacerle:

  • Qué experiencias fueron traumáticas y cuál fue su reacción?
  • Tiene pesadillas o recuerdos aterradores del trauma, que invaden su vida cotidiana?
  • Hay situaciones, conversaciones, personas o cosas que le recuerdan el trauma? ¿Cómo reacciona a estos recuerdos?
  • Cuál es su estado de ánimo actual?
  • Se siente irritable o nervioso? ¿Se sobresalta con facilidad?
  • Tiene alteración del sueño?
  • Tiene dificultad para concentrarse?
  • Ha perdido interés en las actividades cotidianas y placenteras?
  • Hay algo que le provoca más ansiedad, como problemas médicos o estrés?
  • Toma demasiado café o alcohol, fuma cigarrillos o usa drogas? (la dependencia y abstinencia a las drogas o al alcohol a veces pueden causar síntomas que imitan los de la TEPT)
  • Puede describir sus relaciones importantes?
  • Recibe apoyo de su familia o amigos?
  • Cómo reacciona respecto del futuro?

Su médico revisara si otro problema es la raíz de su angustia. Podría tener un trastorno de ansiedad que no es TEPT (por ejemplo, trastorno de angustia). O quizá tiene un trastorno de estado de ánimo, como depresión o enfermedad bipolar. No se sorprenda al escuchar que su médico le pregunte sobre abuso de drogas o alcohol. Si tiene problemas de abuso de sustancia, es esencial seguir un tratamiento.

Duración

Por definición, los síntomas de TEPT deben durar al menos un mes. Sin embargo, el TEPT que no se trata puede convertirse en un problema prolongado. Los síntomas podrían aparecer y desaparecer durante muchos años. Por ejemplo, según un estudio realizado a los prisioneros de la Segunda Guerra Mundial, el 29% de aquellos que desarrollaron TEPT aún presentaban síntomas 40 años después de este conflicto.

Prevención

Algunos traumas no puede prevenirse, pero puede resultar un gran alivio recibir terapias de asesoramiento y apoyo inmediatamente después del hecho. No permita que otros le obliguen a describir los detalles del trauma porque tales conversaciones podrían volver a exponerlo al trauma al volver a recrearlo en su mente. No se ha demostrado que la técnica llamada “sesiones para estrés en incidente crítico”, reduzca el riesgo. De hecho, existen pruebas de que pueda incrementar el riesgo de desarrollar TEPT. En esta  técnica  se hacen  preguntas detalladas sobre una experiencia traumática.

No todas las víctimas de un trauma quieren someterse a un tratamiento y esto debería respetarse porque la mayoría de las víctimas se recuperan por sí solas con el apoyo de la familia y los amigos. El tratamiento; no obstante, debería estar disponible para aquellos que sí quieren recurrir al mismo. Después de la situación traumática, los profesionales de la salud deberían enfocarse primero en las necesidades físicas y emocionales de la víctima, brindándole tranquilidad y enfocándose en cómo afrontar la situación.

Tratamiento

El tratamiento puede llevar largo tiempo, lo que podría explicar la alta tasa de personas que lo abandonan. Algunos investigadores han descubierto que un 25% de las personas con TEPT abandonan el tratamiento. No obstante, si se continúa con el tratamiento (usualmente una combinación de medicamentos y sicoterapia) es posible observar mejoría.

Medicamentos: las personas responden al estrés severo de maneras muy diferentes. Su médico podría recomendar medicamentos en caso de síntomas prominentes. Hay numerosos tipos de medicamentos que normalmente se recetan para tratar la TEPT.

  • Antidepresivos: los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (ISRS), los antidepresivos tricíclicos y muchos nuevos antidepresivos se usan para tratar problemas crónicos de ansiedad, depresión e irritabilidad. Los ISRS incluyen la sertralina (Zoloft), la paroxetina (Paxil), la fluoxetina (Prozac), y la citaloprama (Celexa). Si un ISRS no funciona o no tolera los efectos secundarios de ese medicamento, su médico podría sugerirle uno de los antidepresivos relativamente nuevos, como la venlafaxina (Effexor), o uno de los viejos antidepresivos tricíclicos, como la imipramina (Tofranil) y la amitriptilina (Elavil).
  • Ansiolíticos: las benzodiacepinas son una familia de medicinas que funciona bien en el tratamiento contra la ansiedad, incluidos los síntomas de TEPT. Estos incluyen el diazepam (Valium), el alprazolam (Xanax), el clonazepam (Klonopin) y el lorazepam (Ativan). Estos medicamentos brindan alivio rápido para los síntomas de la ansiedad; no obstante, muchos pacientes temen que estos medicamentos causen dependencia. Afortunadamente, al menos en un estudio a largo plazo, los veteranos con TEPT no desarrollaron problemas atípicos cuando se los medicó con  benzodiazepinas. Como alternativa, los médicos podrían recetar el ansiolítico buspirona (Buspar). La buspirona tarda más tiempo que las benzadiacepinas en hacer efecto, pero podría ser más segura a largo plazo en ciertos pacientes.
  • Estabilizadores del ánimo: son medicamentos usados también para el tratamiento de los problemas de ánimo. A veces se recetan solos y otras en combinación con antidepresivos o ansiolíticos. Algunos ejemplos son el ácido valproico (Depakote) y el litio (se vende en varias marcas comerciales).
  • Inhibidores adrenérgicos: estos se dividen en dos grupos: agonistas alfa adrenérgicos (por ejemplo, el prazosin y la clonidina) y betabloqueadores (como el propranolol y el metoprolol). Estos medicamentos alteran las vías nerviosas que ocasionan los síntomas físicos de ansiedad, como temblor y percepción de latidos rápidos. Aunque en teoría tales medicamentos podrían bloquear los síntomas de TEPT, los estudios controlados no han aún probado su efectividad para prevenir este trastorno.

Sicoterapia: el principal objetivo de la sicoterapia es ayudar a la persona a afrontar los recuerdos dolorosos y manejar las reacciones físicas y emocionales y el estrés, y hay varias técnicas que pueden ayudar. Independientemente de la técnica usada, es útil enseñarle al paciente sobre las respuestas humanas al trauma. La sicoterapia y la educación pueden ayudar a los miembros de la familia a entender el trastorno y a afrontar sus efectos.

Si tuvo una experiencia aterradora, esta puede cambiar su visión del mundo. Lidiar con el estrés de una situación traumática puede ser más difícil si se ve como víctima y su propia imagen se centra en su experiencia como víctima. Si la sicoterapia refuerza esta creencia, puede resultar contraproducente. En la sicoterapia, usted puede reconocer esa estrategia, la violencia y la maldad son experiencias humanas, que el deseo de venganza o compasión es normal, pero que muchas partes de su vida siguen bajo su control. El objetivo es ayudarlo a llevar una vida óptima a pesar de su experiencia aterradora.

Las siguientes son técnicas que pueden ayudar:

  • Sicoterapia sicodinámica: se enfoca en cómo el trauma ha afectado su capacidad para manejar las emociones o para calmar su ansiedad en momentos estresantes. La sicoterapia considera las experiencias inigualables de su vida. Las personas a menudo se vuelven abrumadas por un recuerdo específico de situaciones traumáticas, por eso no es una buena idea dedicar mucha atención al trauma mismo, especialmente en las fases tempranas de la sicoterapia. En las fases finales, cuando usted se siente más seguro, puede afrontar ideas y situaciones que se interpongan en su camino y le devuelvan el concepto de yo que antes tenía de su persona. Reconstruir las situaciones traumáticas debería ser un objetivo a cumplir.
  • Terapia cognitiva conductual: ayuda a tratar de cambiar el pensamiento que sigue un trauma. Existen varios tipos que tienen como objetivo enseñarle a una persona a reconocer el origen de los síntomas y modificar sus reacciones sicológicas y físicas que recuerdan el trauma.

Cuándo llamar a un profesional

Consulte con su médico, si estuvo expuesto a uno de los desencadenantes estresantes que pueden ocasionar TEPT o si ya tiene síntomas de TEPT. Su médico puede aconsejarle un terapeuta calificado que le ayudará a identificar sus reacciones al trauma y a lidiar con el.

Pronóstico

El pronóstico a largo plazo para el TEPT varía ampliamente y depende de muchos factores, como su capacidad para afrontar el estrés, su personalidad o temperamento, antecedentes de depresión, abuso de sustancias, naturaleza de su apoyo social, nivel de estrés actual y su capacidad para seguir el tratamiento. En general, alrededor del 30% de las personas finalmente se recuperan por completo con tratamiento adecuado, y otro 40% mejora, aún cuando puede seguir habiendo síntomas menos intensos. Ha dado mucho resultado el tratamiento con sicoterapia y / o medicamentos, como los ISRS. Aún sin tratamiento formal, muchas personas reciben el apoyo que necesitan para lograr una adaptación exitosa a medida que el tiempo los aleja de la situación traumática.

Información adicional

American Psychiatric Association (Asociación Psiquiátrica Americana) 1000 Wilson Blvd. Suite 1825 Arlington, VA 22209-3901 Teléfono: 703-907-7300 Gratuito: 1-888-357-7924 Correo electrónico: apa@psych.orghttp://www.psych.org/

National Institute of Mental Health (Instituto Nacional de Salud Mental) Oficina de Comunicaciones 6001 Executive Blvd. Room 8184, MSC 9663 Bethesda, MD 20892-9663 Teléfono: 301-443-4513 Gratuito: 1-866-615-6464 TTY: 301-443-8431 Fax: 301-443-4279 Correo electrónico: nimhinfo@nih.govhttp://www.nimh.nih.gov/

Última revisión: 2007-11-29T00:00:00-07:00

Última modificación: 2008-08-20T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil