Tratamientos

LASIK

¿Qué es?

El LASIK es un nuevo método de cirugía de ojos que utiliza un láser para reformar la cornea. LASIK significa “laser in situ keratomileusis.”

La cornea es la “ventana” redonda y transparente de tejido que permite el paso de la luz a través del ojo. Al reformar la cornea, el cirujano ajusta el foco de luz sobre la retina (la capa en la parte posterior del ojo responsable de la visión). Como consecuencia, la visión a menudo mejora en personas que tienen problemas para ver de cerca, de lejos u otros problemas de visión.

Durante la operación con LASIK, el cirujano de ojos (oftalmólogo) primero corta un colgajo de tejido pequeño del frente de la cornea con un instrumento llamado microqueratoma. Una vez que se saca ese colgajo de esa área, se usa un láser para reformar las fibras proteicas subyacentes (colágena) de la cornea. Antes de la cirugia, se toman medidas de la cornea, por un médico de la vista (oftalmólogo) . Despues de efectuar el procedimiento, el colgajo de la cornea se vuelve a colocar en su lugar. Dado que la cornea sana rápidamente, muchas personas que han sido operadas con LASIK observan mejoras notables de la visión casi de inmediato.

El LASIK es una intervención ambulatoria, lo que significa que el paciente no debe permanecer en el hospital durante la noche. Esta intervención dura generalmente 10 a 15 minutos por cada ojo. Algunos cirujanos operan ambos ojos durante la misma intervención. Otros cirujanos operan con LASIK cada ojo en diferentes dias. Es decir, después de haber tenido buenos resultados con la primera operación, operan el otro ojo.

En Estados Unidos, el LASIK es el tratamiento más común para corregir los problemas de visión de lejos. La técnica ha sido usada con éxito en Estados Unidos desde 1991, y cientos de miles de pacientes se muestran satisfechos con los resultados. Dado que el procedimiento es aún relativamente nuevo, los efectos del LASIK a largo plazo son aún desconocidos. Por esta razón, las personas deberían comprender claramente los riesgos y las complicaciones potenciales de la cirugía con LASIK.

Además, dado que las políticas de los planes de seguro no cubren la cirugía con LASIK, las personas deben estar dispuestas a pagar el total del costo del procedimiento. El costo varía según el lugar donde viva, aunque generalmente la cifra asciende a miles de dólares por ojo.

Para qué se lo utiliza

El LASIK puede utilizarse para el tratamiento de los siguientes problemas de visión:

  • problemas para ver de lejos (miopía)
  • problemas para ver de cerca (hipermetropía)
  • astigmatismo, en el cual la visión borrosa es causada por  una deformación de la cornea

Si usted tiene uno de los siguientes problemas de visión, su oftalmólogo puede brindarle más información sobre el LASIK y decirle si esta técnica es apropiada para usted.

El tratamiento con LASIK podría no resultar una opción si:

  • tiene menos de 18 años de edad
  • sus anteojos o lentes de contacto han cambiado en los últimos 12 meses (el embarazo y el amamantar puede cambiar su graduación temporalmente)
  • la intervención pusiera en peligro su vida laboral (algunos empleadores o asociaciones de profesionales no aprueban la operación con LASIK. Aún el servicio militar en Estados Unidos tiene una opinión muy cautelosa respecto del LASIK, especialmente los trabajos relacionados con la aviación y el buceo)
  • tiene una enfermedad autoinmune crónica (lupus, artritis reumatoide), diabetes incontrolable o toda enfermedad que puede alterar el proceso de curación
  • está tomando una medicación que afecta la visión o retrasa la curación, los ejemplos incluyen el acido retinoico (Renova entre otras marcas comerciales), esteroides y medicamentos que suprimen el sistema inmune
  • practica deportes (boxeo, artes marciales y lucha libre) en donde son comunes los golpes en los ojos
  • ha tenido un hinchazón (inflamación) seria en el ojo, como uveítis o iritis
  • ha tenido herpes simple o herpes zóster en el ojo
  • tiene glaucoma o cualquier condición que modifique la presión dentro del ojo
  • tiene una cornea inusualmente delgada o un trastorno en el ojo en el cual la mitad de la cornea se afina y sobresale (keratocono).
  • su cornea se lesionó debido a un traumatismo o se alteró a causa de una cirugía de ojo
  • sus pupilas son extremadamente grandes
  • tiene ojos muy secos

Preparación

Una vez que ha decidido operarse la vista con LASIK, su médico programará una evaluación de la visita antes de la cirugía. Si usted usa lentes de contacto, deberá no usarlos y colocarse anteojos unas semanas antes de esta evaluación. Esto permitirá que su cornea vuelva a su forma normal.

Durante su evaluación prequirúrgica, su médico evaluará su historia clínica y sus antecedentes de operaciones en la vista. Para confirmar que su visión es estable, éste podría pedirle que le muestre las recetas anteriores, por eso tráigalas con usted cuando visite a su médico. Además, haga una lista de los medicamentos que tome, incluidos productos de venta libre y remedios herbales.

Después de colocarle unas gotas que agrandan (dilatan) sus pupilas, el médico examinará sus ojo minuciosamente. Este examen incluirá un examen en busca de glaucoma, un examen de su retina y otro para evaluar su agudeza visual. Su médico tomará medidas de sus ojos, incluidas medidas de la forma y espesor de su córnea.

Luego de terminar de examinarlo, su médico le dirá si el LASIK es una opción para usted. Esta charla debería incluir sus expectativas, los riesgos posibles y las complicaciones de la cirugía, otras opciones de tratamiento y respuestas francas a sus preguntas. Una vez finalizada la consulta, su médico probablemente le pedirá que firme un consentimiento donde usted acepta que su médico lo opere.

Cómo se lleva a cabo

Su médico le pedirá que no use maquillaje, cremas y perfumes uno o dos días antes de la cirugía. No podrá conducir luego de la intervención con LASIK, por eso programe para que un amigo lo lleve a su casa.

El día del la intervención, su médico le dará un sedante leve para ayudarlo a relajarse. Usted entrará a la sala de operaciones y se recostará en un sillón reclinable. Le limpiarán el área alrededor de sus ojos con una solución antiséptica. Luego, le colocarán gotas anestésicas en sus ojos para que no sienta dolor o molestia durante el procedimiento. Le insertarán un instrumento llamado espéculo palpebral dentro de su ojo para mantener sus párpados abiertos y el médico utilizará una tinta especial para marcar sobre su córnea el área que operará.

Luego, le colocarán un dispositivo de succión parecido a un anillo en la parte frontal del ojo para mantener en su lugar la cornea durante la operación. Este anillo de succión le causará una sensación de presión pero no de dolor. Por último, se usará un instrumento delicado, llamado microqueratoma para cortar un colgajo de tejido pequeñísimo del frente de su cornea. Usted no verá o sentirá que el microqueratoma corta su córnea.

Una vez realizado el corte, el cirujano sacará el anillo de succión del ojo y llevará el colgajo de la cornea a su lugar. Luego, el láser será colocado en su lugar y le pedirán que mire fijamente a una luz. Fijar la vista acomoda la mirada e inmoviliza el ojo. Una vez que su ojo esté fijo, el médico usará el láser para vaporizar los fragmentos de su cornea. Esta vaporización está guiada por computadora, en base a las medidas de su ojo que el médico tomó durante su examen prequirúrgico. A medida que el láser funciona, usted escuchará un sonido de clic y sentirá olor parecido al del pelo quemado. Estos sonidos y olores son normales.

Una vez que el tratamiento con láser haya terminado, el médico colocará nuevamente en su posición el colgajo de la córnea. Aunque no es necesario hacer puntos, el médico probablemente cubrirá su ojo con una máscara para proteger el colgajo de la cornea a medida que sana.

Luego de la cirugía, deberá tener cuidado de no tocar o presionar su ojo. Podría sentir una leve molestia o una sensación de quemazón en su ojo durante algunas horas. En la mayoría de los casos, usted podría aliviar esta molestia con medicamentos sin receta para el dolor.

Seguimiento

Su primera visita de seguimiento será programada al otro día de la cirugía. Durante esta visita, su médico le quitara el parche en el ojo, examinará su cornea y revisará su visión. Podría también recetarle gotas para ojos con antibiótico y lágrimas artificiales.

Su médico le dirá cuándo es el momento indicado para volver a conducir, a maquillarse, a practicar deportes de contacto y a usar hidromasajes o baños de inmersión calientes. Para ayudar a proteger el ojo operado, usted probablemente necesitará usar una máscara protectora en la noche durante cuatro semanas.

Su médico podría pedirle que regrese una segunda vez para revisar su ojo nuevamente una semana después de la cirugía. Según como evolucione, podría necesitar otros exámenes en los próximos seis meses.

Riesgos

Los riesgos y complicaciones posibles incluyen:

  • mal funcionamiento del microqueratoma, del dispositivo de succión, del equipamiento del láser, que puede causar un corte incorrecto del colgajo de la cornea o mal posicionamiento del haz del láser.
  • infección o cicatrices en la cornea
  • colocar el colgajo de la cornea en el lugar incorrecto luego de la cirugía
  • visión disminuida, especialmente durante la noche algunas personas también se quejan de ver “estrellas reventando” o aureolas alrededor de los objetos.
  • sequedad en los ojos
  • disminución de la visión después de la cirugía; en algunos casos, hasta los anteojos o los lentes de contacto podrían no corregir el problema por completo
  • molestia persistente en el ojo, visión borrosa, o más sensibilidad a la luz
  • hipercorrección, que hace que una persona con problemas para ver de lejos tenga problemas para ver de cerca o que una persona con problemas para ver de cerca tenga problemas para ver de lejos

Las complicaciones quirúrgicas ocurren en el 1 al 2 por ciento de todas las personas operadas con LASIK. Además, aproximadamente 6 por ciento de las personas operadas desarrollan complicaciones dentro de los primeros tres meses después de la cirugía. Entre el 5 y el 15 por ciento de los pacientes necesitan ser operados por segunda vez para mejorar la corrección del ojo operado.

Para la mayoría de las personas, sin embargo, el tratamiento con LASIK es exitoso y sin complicaciones. Más del 90 por ciento de los pacientes con problemas para ver de lejos logran una visión de 20/40 o mejor después de la cirugía con LASIK. En los pacientes con problemas para ver de cerca, el porcentaje es algo más bajo, con un porcentaje de alrededor del 82%. En algunos casos, la visión mejora de inmediato; en otros, la mejora es gradual durante los próximos tres a seis meses.

Cuándo llamar a un profesional

Póngase en contacto con su médico de inmediato si:

  • tiene enrojecimiento, dolor o más molestia en el ojo operado con LASIK
  • su visión continua empeorando
  • desarrolla cualquier síntoma en la visión que no tenía antes de la cirugía

Información adicional

National Eye Institute (Instituto Nacional del Ojo) 2020 Vision Place Bethesda, MD 20892-3655 Teléfono: (301) 496-5248 http://www.nei.nih.gov/

American Society of Cataract and Refractive Surgery (Sociedad Americana de Cirugía Refractiva y de Cataratas) 4000 Legato Road Suite 850 Fairfax, Virginia 22033 Teléfono: (703) 591-2220 Fax: (703) 591-0614 http://www.ascrs.org/

The LASIK Institute (Instituto de LASIK) 4000 Legato Road Suite 850 Fairfax, VA 22033 USA Teléfono: (703) 591-2220 Fax: (703) 591-0614 http://www.lasikinstitute.org/

Última revisión: 2008-05-07T00:00:00-06:00

Última modificación: 2008-09-25T00:00:00-06:00

Fuente: Copyright © 2008 por Harvard University. Todos los derechos reservados. Usado con el permiso de Staywell.

Para más información de Harvard, en Inglés, haga clic en el logotipo:


4 Comments en “LASIK”

  1. [...] De la mano de los avances de la denominada nanotecnología (que se dedica al control y a la manipulación de la materia a una escala diminuta, al nivel de átomos y moléculas), un grupo de científicos comenzó a buscar una nueva forma de calmar el dolor en las personas que se someten a las cirugías con láser en los ojos, como la Queratotomía Fotorrefractiva (PRK) y el procedimiento Lasik. [...]

  2. [...] femtosegundo, una medida millones de veces menor que el segundo, para hacer un corte más preciso. A este tipo de cirugía se la conoce como LASIK y es usada desde hace tiempo para el tratamiento de otros problemas de la vista, como la [...]

  3. [...] Cirugía Lasik. [...]

  4. [...] que tener presente que las personas con queratocono no deben someterse a cirugías con láser, un procedimiento que se conoce como LASIK y que, en Estados Unidos, es el tratamiento más común para corregir la miopía y que también se [...]

Déjanos tu Comentario

Aviso Médico

El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.

Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas)

Para más detalles, haz clic aquí »

Cambiar a versión móvil