Comparte este artículo:

Detectar cualquier condición en sus etapas más tempranas es fundamental, y la diabetes no es la excepción. Si experimentas algunos de los síntomas que te indicamos a continuación, acude sin demora a tu médico para que te haga la prueba de diabetes:

  1. Mucha sed y necesidad de orinar frecuentemente
  2. Fatiga o cansancio excesivo
  3. Pérdida de peso sin motivos aparentes
  4. Visión borrosa
  5. Llagas o magulladuras que tardan en sanar e infecciones frecuentes
  6. Entumecimiento o sensación de hormigueo en los pies
  7. Encías rojas, hinchadas o adoloridas

Es importante que te diagnostiquen cuanto antes porque si no se trata a tiempo, la diabetes puede dar lugar a complicaciones serias, que van desde problemas renales (en los riñones), cardíacos (en el corazón) y en los ojos (incluyendo ceguera), hasta una amputación o coma diabético, por nombrar algunos.

Comentarios