Comparte este artículo:

De acuerdo a los Centros para Control y Prevención de Enfermedades, de Abril del 2009 en que se identificó el virus de la influenza o gripe porcina o H1N1, se calcula que 22 millones de personas en Estados Unidos se han infectado, de los cuales 98,000 han requerido hospitalización y 4,000 han fallecido.  Los que se han visto afectado en forma más significativa han sido las personas jóvenes. De acuerdo a las autoridades de salud, 540 de las fatalidades han sido niños menores de 18 años.

Hay varios puntos que hay que destacar. Primero, que estiman que el número de muertes probablemente es mayor al que se ha reportado. Segundo, que aunque en este momento aparentemente parece haber disminuido ligeramente la intensidad de la epidemia, esto no significa que podemos bajar la guardia. La temporada de influenza (o gripe) dura hasta abril y se piensa que podrían incrementar el número de casos nuevamente en los meses de diciembre, enero y febrero.

Especialmente cuando estamos hablando de un virus como el H1N1 que ha tenido un comportamiento diferente a otros, es difícil predecir el futuro. Por eso es especialmente importante que todos sigamos las recomendaciones de prevención que siguen incluyendo:

Vacunarse, especialmente si pertenece al grupo de mayor riesgo  (niños, mujeres embarazadas, personas con enfermedades crónicas como asma, diabetes, enfermedades cardíacas o que debilitan el sistema de defensa y las personas mayores de 65 años).

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.
  • Cubrirse la boca y la nariz al estornudar o toser con un pañuelo y tirarlo después de usarlo. Si no tiene un pañuelo, use el interior del codo, no la mano.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Si se enferma, quedarse en casa hasta que los síntomas desaparezcan.
  • Usar los productos desinfectantes aprobados por la Agencia de Protección al Ambiente para desinfectar las superficies sólidas que se tocan con frecuencia en su casa, en su oficina, en la escuela, etc. en donde los virus, como el H1N1, pueden permanecer vivos hasta 48 horas.

Si todos seguimos estas recomendaciones contribuiremos a contener la epidemia.

Comentarios