Comparte este artículo:

¿Por qué causan alergia ciertos alimentos? El sistema inmunológico de nuestro cuerpo está encargado de pelear contra las bacterias y los virus que atacan al organismo. Una vez que los identifica, los destruye, lo cual causa una reacción (inflamación o hinchazón, erupción o salpullido, comezón, fiebre, vómito, son algunos ejemplos). Pero el cuerpo a veces se equivoca y piensa que un alimento inofensivo puede causarte daño y lo ataca.

Los síntomas pueden ser leves como un salpullido o erupción, comezón o hinchazón, vómito, dolor abdominal o congestión nasal. Pero también pueden ser severos y poner en peligro tu vida. Por ejemplo, dificultad para respirar debido a la inflamación de la garganta o de la lengua. Si sabes que haz tenido una reacción severa como resultado de una alergia a cualquier alimento, como puede llegar a ser mortal en el futuro, debes hablar con tu médico y siempre llevar contigo un medicamento (la epinefrina) para poder aplicártelo en una situación de emergencia.

Es diferente una alergia a una intolerancia. En la intolerancia puede ser que el alimento no te cae bien, te hace repetir, te da gases, te causa acidez, pero a diferencia de la alergia, no hay una respuesta inmunológica. La intolerancia no es peligrosa. Mucha gente se confunde. Si tienes dudas, tu médico o un alergólogo te puede ayudar.

Ciertos alimentos son responsables de la gran mayoría de las alergias:

  • Leche de vaca
  • Huevos
  • Maní o cacahuate
  • Nueces de árbol como las almendras, nuez de nogal y castañas.
  • Pescado
  • Mariscos
  • Trigo
  • Soya o soja

En algunos países está aumentando la alergia a ciertas semillas como el ajonjolí.

La alergia a los alimentos o alergia alimentaria no se puede curar. Lo más importante es que elimines por completo de tu dieta al alimento que te produce la alergia. Esto puede ser un reto, porque en ocasiones hay alimentos “preparados con” o “derivados de”, y debes aprender a leer las etiquetas y saber identificar los nombres que se refieren a ciertos alimentos. Por ejemplo, algunos alimentos preparados con huevos pueden decir en la etiqueta: albúmina. En resumidas cuentas, debes familiarizarte con todos los ingredientes, derivados y términos relacionados con la comida que te produce alergia. Para esto, consulta con tu médico y siempre, ante la duda, no te lo comas.

 

© iStock / Chris Fertnig

Comentarios