Skip to main content

Es necesario diferenciar entre el Covid-19 y la gripe o influenza, que al principio tienen síntomas similares, ya que requieren diferentes tratamientos. Además, una temporada de gripe severa, combinada con la pandemia, podría abrumar las salas de emergencia y los hospitales si no se tienen tasas adecuadas de vacunación contra la gripe. A continuación, aprenderás la importancia de la vacunación contra la gripe, cómo se diagnostican el Covid-19 y la gripe o influenza, y cómo se trata la gripe.

Con la intersección de la pandemia y la temporada de la gripe, flu o influenza, decenas de millones de personas podrían desarrollar enfermedades respiratorias en los próximos meses. Estas podrían agobiar a las oficinas de los médicos y los hospitales, requiriendo pruebas de laboratorio que determinen si tienen una, la otra, ambas o ninguna. En parte, lo que sucede, es que los síntomas de la influenza o gripe y el Covid-19 en muchos casos, pueden ser similares, y es necesario hacer un examen de laboratorio para determinar el diagnóstico. El determinar el diagnóstico podría salvar vidas.

Desde luego, como ambos virus se transmiten principalmente de persona a persona a través de las secreciones (gotas) respiratorias cuando una persona tose, estornuda o habla, si todos usamos máscaras, medidas de distanciamiento social y de higiene, y evitamos las multitudes también podemos ayudar a controlar ambas. Y, además, todos – a partir de los 6 meses – debemos ponernos la vacuna contra la influenza o gripe, idealmente antes del fin de octubre, pero se puede poner incluso en enero.

La vacuna se recomienda cada año y hay diferentes tipos de vacuna (de acuerdo con la edad de la persona, etc.). Por ejemplo: la que se da por vía nasal, sólo se recomienda en personas sanas de 2 a 49 años y no se recomienda en mujeres embarazadas o en personas con otras contraindicaciones. Existe una vacuna contra la gripe o influenza más concentrada para las personas de 65 años y mayores.

En la columna la semana pasada mencioné que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomienda la vacuna contra la gripe (flu o influenza) especialmente para las personas en alto riesgo, que incluye a los niños más jóvenes, a los adultos de 65 o mayores, a las personas con el sistema inmunológico (de defensa) deprimido, las embarazadas y cualquiera con enfermedades crónicas (del pulmón, corazón, riñón, hígado o diabetes).

¿Quién no debe de ponerse la vacuna?

Las únicas personas que no deben ponerse la vacuna contra la gripe o influenza son los bebés menores de 6 meses; las personas que han tenido reacciones alérgicas severas cuando han recibido esta vacuna previamente o si han tenido el Síndrome de Guillian-Barré. Si son alérgicos al huevo, existe la vacuna contra la gripe o influenza sin huevo. En estos casos, es importante que hable con su médico. Si no se siente bien el día en que se va a poner la vacuna, también debe hablar con su médico antes de recibirla.

Es importante mantener el cuidado médico de rutina al corriente y, si tienes síntomas que sugieran que puedas tener la gripe (flu o influenza), que recibas atención médica rápidamente, ya que la ventana para recibir el tratamiento antiviral es en las primeras 24 a 48 horas.

Desde luego, si tienes síntomas, es indispensable que tomes precauciones de inmediato como si fuera el Covid-19, para prevenir la transmisión. Desgraciadamente las personas que desarrollan influenza o gripe, son contagiosas un día antes de desarrollar los síntomas, los que desarrollan el Covid-19, pueden ser contagiosos 2 días antes. En el caso del Covid-19 una persona puede permanecer asintomática (no tener síntomas) y diseminar el virus 10 días después de tener una prueba positiva

El Dr. Arnold Monto, epidemiólogo de la Universidad de Michigan, dice que es difícil predecir cómo será la temporada de la gripe en el hemisferio norte este año. Fue ligero en el hemisferio sur, debido a que nuestro comportamiento ha sido diferente frente a la pandemia, ya que muchas personas han permanecido en casa. Le preocupa que la cepa predominante sea la H3N2, que se asocia con más complicaciones, hospitalizaciones y muertes, especialmente entre los niños, las personas de 65 años y mayores, y las personas con condiciones crónicas. Esa fue la cepa principal en 2017-2018 cuando los hospitales estaban abrumados y 188 niños fallecieron, de acuerdo con los CDC.

Características del Covid-19, de la Influenza y de un Resfriado Común

Existen otros síntomas con el Covid-19. Los CDC recomiendan si piensas que puedes haber estado expuesto o si tus síntomas sugieren el Covid-19, que te quedes en casa y llames a tu médico antes de ir y que evites transportación pública.

¿Cuándo es necesario ir a una sala de emergencia?

Si tú o alguien en tu casa desarrolla:

  • Dificultad para respirar
  • Presión o dolor persistente en el pecho
  • Confusión (que es algo nuevo)
  • Dificultad para despertarte o para mantenerte despierto
  • Coloración azulada en los labios o en la cara

Tratamiento

La mayoría de las personas que desarrollan casos ligeros de Covid-19, se recuperan quedándose en la casa, descansando, tomando muchos líquidos (para mantenerse bien hidratados) y tomando alguna o algunas medicinas que se venden sin receta para ayudar con los síntomas como fiebre, dolor de cuerpo y/o tos. Si los síntomas empeoran o aparecen otros nuevos, es importante llamar al médico, como mencioné anteriormente.

Las personas que desarrollan influenza (flu o gripe) y se documenta el diagnóstico con una prueba de laboratorio, pueden recibir uno de varios antivirales recetados por su médico en las primeras 24 a 48 horas únicamente. Estos incluyen: Tamiflu – oseltamivir, Relenza – zanamivir, Rapivab – peramivir, o Xofluza – baloxavir marboxil, que acortan la duración de los síntomas y ayudan a prevenir el riesgo de complicaciones como la neumonía, la hospitalización, etc.

Es importante señalar que los antibióticos NO se recetan para la gripe, ya que están diseñados para las bacterias y no funcionan en los virus.

Si bien es cierto que durante la época del otoño y el invierno en que las enfermedades respiratorias aumentan y la incidencia de la gripe o influenza se intensifica, la vacunación contra la gripe es importantísima especialmente durante la pandemia.

Aunque es importante no bajar la guardia y continuar las medidas de protección como el uso de máscaras, el distanciamiento social y las medidas de higiene recomendadas. Y aunque los síntomas podrían sugerir el diagnóstico, únicamente las pruebas de laboratorio pueden confirmarlo. Ocasionalmente se pueden presentar ambas condiciones (Covid-19 y gripe o influenza) simultáneamente. No debemos olvidar nuestra responsabilidad en la protección personal y la protección de los demás durante la pandemia. Nuestra participación también ayudará a evitar que los sistemas de salud se agobien y eso podría salvar vidas.

Copyright © 2020 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Shutterstock / Syda Productions[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Comentarios