Comparte este artículo:

Todos nos beneficiamos si tenemos seguro de salud ya que nos permite hacer frente a nuestras necesidades médicas. Pero tener seguro cuesta dinero y ese costo es un renglón muy importante dentro del presupuesto familiar. En esta sección de la serie sobre la nueva Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) vamos a tratar sobre los costos, los ahorros y los subsidios a los que podrías tener derecho según tus ingresos y el tamaño de tu familia.

Es lógico que te preocupen los cambios que implica la nueva Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) ya que afectarán directamente tu cobertura médica y tus gastos. Para cumplir con la ley, necesitas tener seguro médico, ya sea a través de tu empleador, directamente de una compañía de seguros, o adquiriéndolo en el Mercado de Seguros del estado en que resides (Exchange). ¿Cómo vas a pagarlo? ¿Cuánto van a subir las primas? ¿Cuál será la posibilidad de obtener una ayuda o un subsidio del estado? Estas son algunas de las preguntas que probablemente te haces y que intentaremos responder en esta sección de nuestra serie.

En primer lugar debes entender que aunque muchos puntos de la ley se aplicarán por igual a todos los ciudadanos y residentes legales (como es la obligación de tener un seguro de salud o tener que pagar una multa, la cobertura básica de los seguros y la protección bajo la ley), muchos aspectos, como el monto de las primas o descuentos por los ingresos, dependerán de la implementación de la ley en cada estado.

Una de las preocupaciones fundamentales es el incremento de las primas. ¿Subirá la tuya, aunque recibas seguro de tu empleador? Probablemente sí. Esto se debe a lo siguiente:

  • Por ley, a partir del 2014, las compañías de seguro tendrán que cubrir muchos más servicios que antes.  Estos servicios están especificados bajo la cobertura básica (hospitalización, terapias, vacunas, servicios de maternidad, atención neonatal, servicios mentales, etc.)
  • En muchos casos, tendrán que cubrir a personas con enfermedades crónicas o catastróficas sin cobrarles más por ello.

Todo eso implica más costo y más riesgo para las compañías de seguro y por esa razón, tendrán que recalcular sus cuotas o primas que irán en aumento.  Sin embargo, no podrán subirlas indiscriminadamente.  Si tu compañía de seguro quiere subir las primas 10% o más, necesitará la aprobación de un programa de revisión independiente que determinará si la subida se justifica o no.

Si compras seguro médico por tu cuenta

Si eres trabajador por cuenta propia, o tu empleador no te ofrece cobertura médica, quizá tu mejor opción sea buscar un seguro dentro del Mercado de Seguros de tu estado. Dentro del Mercado de Seguros (o Exchange):

  • Todos los seguros ofrecerán la cobertura básica
  • Además, pueden ofrecer otros beneficios, como seguro dental, de vista o programas de gestión médica para una enfermedad o condición específica
  • Los beneficios específicos pueden variar de acuerdo al estado en que vivas.  Incluso dentro del mismo estado puede haber diferencias entre un plan y otro.
  • Podrás comparar los beneficios y los costos (primas mensuales, copagos y deducibles) y elegir el plan que más se ajuste a tus necesidades y posibilidades.

Encontrarás 4 categorías básicas de seguros

En el Mercado de Seguros (Exchange) de tu estado, los seguros se dividirán en 4 categorías dependiendo  de la forma en que tú y el plan compartan el costo del seguro. Estas son: Bronce, Plata, Oro y Platino.

¿Qué diferencia hay entre ellas? Veamos:

  • La categoría que selecciones afecta la prima o cuota que debes pagar mensualmente y la porción de la factura que tendrás que cubrir tú por visitas al hospital o por recetas médicas (estos son los gastos que se consideran “out of pocket”, o de tu bolsillo.)
  • La calidad de los servicios y la atención es la misma en todas las categorías, pero las primas o cuotas serán más altas en los planes que pagan una mayor porción de los costos.
  • Un plan de categoría Oro, por ejemplo, tendrá primas  más costosas, pero tendrás que pagar menos por medicinas o visitas al médico (el porcentaje de desembolso o “out of pocket”).
  • Con un plan de categoría Bronce, pagarás las cuotas más bajas, pero tendrás una porción más alta de los costos de desembolso o “out of pocket” cuando visites al médico.
  • Los planes de categoría Platino tendrán probablemente las primas mensuales más altas y los costos de desembolso o “out of pocket” más bajos.

¿Cómo puedes decidir cuál te conviene? Aquí tienes que poner en la balanza muchos factores: la cantidad de dinero que tienes disponible para pagar el seguro, o para cubrir los gastos médicos; si alguien en tu familia tiene una condición preexistente o crónica que requiere atención médica constante y medicinas cada mes. En ese caso, quizás te convenga un plan de categoría Oro o Platino. Pero si solamente visitas al médico para las visitas y los chequeos de rutina, entonces quizás prefieras un plan de categoría Bronce o Plata.

El Mercado de Seguros o Exchange ofrece ahorro en los gastos de desembolso, pero solamente en una categoría

Al comprar una póliza en el Mercado de Seguros, podrás ahorrar en las primas mensuales según tus ingresos y el número de personas en tu familia, pero para eso debes comprar un seguro de la categoría de Plata. La cantidad exacta de los ahorros se verá a partir del 1ro. de octubre, cuando se abra la inscripción. Recuerda que puedes inscribirte en el Mercado de tu estado visitando www.cuidadodesalud.gov.

Estos ahorros se consideran un crédito tributario (tax credit) y reciben el nombre de Crédito Tributario de Pago Adelantado para las Primas.  Los ahorros se pueden aplicar directamente al pago de las primas y si calificas, los recibirás independientemente si debes impuestos al IRS o no.

Los créditos dependen de los ingresos y el tamaño de la familia

A continuación, te damos una lista con los límites de ingresos para los individuos o las familias que podrían calificar para recibir los créditos tributarios y las rebajas de las primas (las cifras representan los ingresos recibidos en el 2013):

  • Desde $11,490 hasta $45,960 para individuos
  • Desde $15,510 hasta  $62,040 para una familia de 2
  • Desde 19,530 hasta $78,120 para una familia de 3
  • Desde $23,550 hasta $94,200 para una familia de 4
  • Desde $27,570 hasta $110,280 para una familia de 5
  • Desde $31,590 hasta $126,360 para una familia de 6
  • Desde $35,610 hasta $142,440 para una familia de 7
  • Desde $39,630 hasta $158,520 para una familia de 8

Debes tener presente lo siguiente:

  • Los descuentos son para los ciudadanos y los residentes legales.
  • Si  renuncias al seguro de tu empleador para comprar seguro a través del Mercado, no calificas para los créditos tributarios.
  • Para recibir los créditos no puedes calificar para cobertura pública, como Medicaid, Medicare, Seguro de Veteranos, CHIP para el caso de los niños, o, como mencionamos anteriormente, tener acceso a un seguro a través de un empleador.  En este caso hay una excepción:  si el plan que ofrece tu empleador no cubre al menos un 60 por ciento de los beneficios, o la porción que pagas como empleado excede el 9.5% de tu salario, entonces sí puedes calificar para los créditos tributarios.

¿Y si tus ingresos no te permiten pagar el seguro?

En ese caso, podrías calificar para la cobertura bajo el plan de expansión del Medicaid.  La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio expande el programa de Medicaid a los individuos menores de 65 años con ingresos de hasta $15,856 (una persona) o hasta $26,951 para una familia de 3 en el 2013.  Hay estados que implementarán la expansión de Medicaid y otros no, por eso debes informarte adecuadamente.

Los inmigrantes indocumentados no califican para recibir Medicaid, no importa su nivel de ingresos, ni tampoco los inmigrantes legales que hayan residido en los Estados Unidos por menos de cinco años. Sin embargo, algunos estados tienen la opción de extender el Medicaid a los niños y a las mujeres embarazadas que sean inmigrantes legales y que no hayan cumplido el límite de 5 años.

Con seguridad tendrás muchas dudas y preguntas.  Para recibir información detallada y de acuerdo a tu caso específico, puedes entrar a la página www.cuidadodesalud.gov.  Si prefieres hablar directamente con un representante, en español, puedes llamar las 24 horas al día al número  1-800-318-2596.  Pide que te atienda un “navegante”, en tu idioma para que te ayude a determinar cuál nivel de cobertura te conviene y si puedes recibir descuentos tributarios.

No lo dejes para última hora. En menos de un mes se abre el período de inscripción en los Mercados de Salud (Exchanges) y tienes que estar preparado para conocer cuál es tu mejor opción.

Imagen © iStockphoto.com / Ljupco

Comentarios