Aprende sobre la leucemia – un cáncer de la sangre

Aunque es considerada una enfermedad de los niños, la leucemia también afecta a los adultos

La leucemia es un tipo de cáncer en la sangre. Sin embargo, es difícil de entender porque a diferencia de otros tipos de cáncer, este no desarrolla tumores. La leucemia es una enfermedad de las células de la sangre, específicamente de los glóbulos blancos o leucocitos, que son las células encargadas de defender al organismo contra las infecciones. Si quieres saber más sobre qué es la leucemia y qué tipos de leucemia hay, sigue leyendo. En Vida y Salud, te hablamos claro sobre esta enfermedad.

Cada 4 minutos una persona es diagnosticada con cáncer de la sangre o leucemia. Y cada 10 minutos, alguien con leucemia, muere. La leucemia, según estas estadísticas de la Sociedad de Lucha contra la Leucemia y el Linfoma (The Leukemia and Lymphoma Society una de las agencias de salud no lucrativas más grandes del mundo que se dedica a luchar contra el cáncer en la sangre) causa más muertes que cualquier otro tipo de cáncer entre los niños y los jóvenes menores de 20 años. Aunque es considerada una enfermedad de los niños, la leucemia afecta igualmente a los adultos.

Recuerdo el caso de Lisa, una chica que murió de leucemia a los 9 años. Fue devastador ver a su familia y a sus amiguitos de la escuela tratando de entender qué le había pasado a Lisa. Es una forma muy abrupta de aprender sobre esta enfermedad. Y es que la leucemia es una enfermedad compleja, que requiere entender varios aspectos.

Empecemos. Las células de la sangre incluye a tres: los glóbulos rojos que se encargan de transportar el oxígeno; las plaquetas que se encargan de formar los coágulos y los glóbulos blancos o leucocitos, que tienen como misión, combatir las infecciones del cuerpo. Estas células se forman en la médula ósea, que es el tejido esponjoso que se encuentra en el centro de los huesos grandes del cuerpo, como la columna vertebral, por ejemplo.

Todos los días, sin que te des cuenta, se producen billones de células de la sangre nuevas en la médula ósea. La mayoría de éstas células son glóbulos rojos, que se necesitan en grandes cantidades para que transporten el oxígeno en la sangre. Cuando una persona tiene leucemia, la médula ósea empieza a producir mas glóbulos blancos de los que se necesitan. Es decir, existe una sobre producción de glóbulos blancos que por lo general no maduran, pero tienden a vivir mucho más de lo que es considerado normal en su ciclo de vida.

La pregunta que seguramente te surge es ¿Y qué pasa cuándo hay más glóbulos blancos de los que realmente requiere el cuerpo? A simple vista parecería que el tener más células que combatan las infecciones en el cuerpo, no tiene nada de malo.

El problema es que éstas células son inmaduras, y no pueden combatir las infecciones como lo hacen los glóbulos blancos maduros. Además, a medida que se acumulan interfieren en el funcionamiento normal del organismo, pues afectan la producción correcta y saludable de las células de la sangre. ¿Te imaginas? Llega un momento en el que no se producen suficientes glóbulos rojos para transportar oxígeno a todo el cuerpo, ni suficientes plaquetas para ayudar a formar coágulos cuando se necesitan, y tampoco se producen glóbulos blancos normales para poder defender al cuerpo de las infecciones.

La lógica y la ciencia comprueban que entonces, quienes tienen leucemia son más propensos a tener anemia, a sufrir de hemorragias, de infecciones y de moretones en la piel.

Existen varios tipos de leucemia:

  • Leucemia Aguda: Este tipo de leucemia se produce cuando los glóbulos blancos se multiplican rápidamente sin madurar, lo que impide que cumplan con su trabajo.
  • Leucemia Crónica: En este tipo de leucemia, los glóbulos blancos maduran un poco más y se multiplican más lentamente, lo cual hace que puedan funcionar normalmente por cierto tiempo. Por eso, este tipo de leucemia puede pasar inadvertida y no dar síntomas por muchos años.

Otras clasificaciones se basan en el tipo de glóbulo blanco afectado (linfocitos y mieloides). Dependiendo del tipo de leucemia, también los síntomas pueden variar. Sin embargo, estos son los más comunes:

  • Debilidad y fatiga constantes
  • Pérdida de peso repentina
  • Ganglios inflamados
  • Propensión a sangrar y sufrir de moretones
  • Infecciones frecuentes
  • Fiebre y escalofríos
  • Sudoración excesiva durante la noche
  • Puntitos rojos en la piel

Sobre la leucemia hay todavía mucho que decir. Pero espero que este artículo te haya dado una idea a grandes rasgos. Si tienes algún síntoma que te preocupe, visita a tu médico. Más vale actuar a tiempo.

También te podría interesar nuestro video: ¿Qué es la leucemia? Haz clic aquí para verlo.

 

Imagen © iStock / FatCamera

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.