Cáncer del ovario: otro enemigo de las mujeres

El cáncer del ovario es el quinto tipo de cáncer que más afecta a las mujeres. A pesar de que muchas mujeres pueden morir debido a él, la buena noticia es que si se detecta a tiempo, es altamente tratable y curable. Si quieres aprender más sobre el cáncer del ovario, no dejes de leer.

Cuando se piensa en el cáncer que afecta más a las mujeres, siempre se viene a la mente el cáncer del seno. Muchas organizaciones en todo el mundo se han movilizado para combatir el cáncer de mama y crear consciencia acerca de él. Pero hay otro tipo de cáncer, el cáncer de ovario, que también cobra la vida de muchas mujeres en el mundo, y del que es necesario hablar para poder detectarlo a tiempo.

¿Por qué es importante crear más consciencia sobre el cáncer del ovario?

Porque solamente un 20% de los casos se detectan a tiempo, que es cuando hay más probabilidades de que se cure. Según datos publicados por la Asociación Americana del Cáncer, cuando se detecta a tiempo, un 93% de las mujeres sobreviven.

El cáncer del ovario, como todos los tipos de cáncer, se produce cuando hay un crecimiento irregular de las células. Hay varias hipótesis, entre ellas están: que haya cambios del ADN, que el aumento en los niveles hormonales antes y durante la ovulación sean los causantes del estímulo para el crecimiento de las células anormales o de que exista un gen que se herede y que sea el causante tanto del cáncer del seno como del cáncer del ovario.

De acuerdo a la Sociedad Americana del Cáncer, hay tres tipos básicos de tumores del ovario. La clasificación depende de qué parte del ovario surgen originalmente. Si surgen de la superficie que cubre al ovario, que son la mayoría (entre 8 a 9 de cada 10 casos), se llaman carcinomas epiteliales; si surgen del área en donde se producen los óvulos, se llaman tumores de células germinales o tumor de gametos y si surgen del tejido que produce las hormonas femeninas (el estrógeno y la progesterona), se llaman tumores del estroma o estromal, estos son raros.

¿Quiénes son las mujeres más propensas a desarrollar cáncer del ovario? Es una pregunta común. La respuesta: aquellas que han pasado la menopausia o que nunca han estado embarazadas. Las mujeres que han sufrido cáncer del seno también pueden tener un riesgo más alto de desarrollar cáncer de los ovarios (Estas mujeres son las que tienen mutaciones en BRCA1 o BRCA2 como fue el caso de la actriz y directora Angelina Jolie). Las mujeres que han tenido cáncer del colon también. Las mujeres mayores de 60 años tienen un riesgo un poco mayor. Algunos estudios recientes también han encontrado una correlación con el uso de drogas para la fertilidad y el uso de polvos para la higiene femenina.

Aunque se cree que es un cáncer silencioso porque por lo general no se detecta hasta cuando ya se ha esparcido a otras partes del cuerpo, hay evidencia que el cáncer del ovario sí puede tener síntomas en su etapa inicial y por esto es muy importante que las mujeres estén alerta ente las siguientes señales de alerta:

  • Dolor de estómago o en la pelvis por varias semanas
  • Inflamación (hinchazón, distensión) abdominal (sensación de tener gases)
  • Dificultad para comer o sentirse llena muy rápidamente
  • Problemas urinarios
  • Cansancio
  • Indigestión
  • Dolor en la parte baja de la espalda
  • Cambios en el ciclo menstrual
  • Dolor durante las relaciones sexuales

Estos síntomas no siempre significan que se tiene un cáncer del ovario. También pueden estar asociados con otras condiciones y es por eso que tal vez muchas mujeres creen que se trata de otra cosa, o puede ser que no reciban un diagnóstico preciso.

¿Cómo se detecta el cáncer del ovario? La mejor forma de detectarlo, es visitando a tu ginecólogo para tus exámenes anuales de rutina: el Papanicolau y examen pélvico. Si el médico encuentra algo sospechoso puede realizar un ultrasonido para ver si hay tumores. A veces se pueden detectar quistes en los ovarios que no necesariamente son cancerosos. Por eso es indispensable la evaluación del médico. Si llegara a ser necesario, el cáncer de ovario se detecta a través de una biopsia y un examen de sangre.

A veces, se solicita un examen de sangre que es el CA-125. Este marcador no se recomienda para la detección rutinaria en las personas que no están en alto riesgo de tener cáncer del ovario ya que existen otras situaciones en que puede estar elevado (como endometriosis, fibromiomas de la matriz, embarazo, diverticulitis, a veces ¡hasta durante el periodo menstrual normal!). Este marcador es especialmente útil una vez que se ha diagnosticado el cáncer del ovario y se trata, para su seguimiento. Si tienes dudas acerca de este examen, habla con tu médico.

¿Y el tratamiento? La forma más común de tratar el cáncer de ovario es a través de cirugía para sacar los tumores, los ovarios y el útero si así lo recomienda el médico. También se requiere comúnmente seguir un tratamiento con quimioterapia.

La clave de la lucha contra el cáncer de ovario es detectarlo a tiempo. No bajes la guardia y mantente atenta a las señales de tu cuerpo. Ante la menor sospecha de que algo no anda bien, visita a tu médico.

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / wildpixel

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.