Diabéticos, ¡atentos con la cetoacidosis diabética!

La cetoacidosis es una de las complicaciones más serias de la diabetes y puede poner en serio riesgo tu vida. Si eres diabético y aún no sabes bien de qué se trata la cetoacidosis diabética, este artículo es para ti. Mientras más pronto la identifiques, mejor.

Cuando tienes cetoacidosis quiere decir que tu cuerpo ha acumulado un exceso de ácidos llamados cetonas. Estos ácidos, cuando se acumulan en grandes cantidades, se vuelven tóxicos y pueden llevarte a un estado de coma o incluso a la muerte.

¿Porqué se acumulan cetonas en tu cuerpo cuando tienes diabetes?

Todo sucede como una espiral difícil de detener. En principio, cuando tienes diabetes y no produces suficiente insulina, tu cuerpo no puede procesar el azúcar (glucosa) en tu sangre para obtener la energía que necesitas para vivir, y por lo mismo la glucosa empieza a acumularse en la sangre y no entra a las células. Por esta razón, tu cuerpo empieza a buscar la energía que necesita en la grasa, y en ese proceso se producen muchas cetonas las cuales también se acumulan en tu sangre y luego empiezan a salir en tu orina.

¿Porqué es una complicación tan grave?

Como te decíamos antes, la acumulación de cetonas en cantidades elevadas se vuelven tóxicas para tu cuerpo y pueden causarte pérdida de conocimiento o incluso la muerte.

Pero el problema no termina ahí. La cetoacidosis indica que tu diabetes está descontrolada y que tus niveles de glucosa en la sangre están demasiado altos. ¿Por qué? Basta con mirar el proceso al revés… si tus niveles de cetonas están muy altos, eso quiere decir que tu cuerpo no tiene suficiente insulina y que por esa razón no está procesando el azúcar como debería. El hecho de que los niveles de glucosa en tu sangre aumenten ya de por sí tiene riesgos. Pero además, cuando aumentan demasiado, la glucosa (el azúcar) también empieza a salir por tu orina haciendo que tengas más deseos de orinar y esto te puede causar una deshidratación severa (porque estás perdiendo agua también).

Esta combinación de problemas es un peligro para tu salud y lo más preocupante es que puede suceder en cuestión de horas y puede ser grave. Por eso se dice que la relación entre la cetoacidosis y la diabetes es tan estrecha. Incluso, muchas veces los síntomas de la cetoacidosis son los que llevan a que las personas a que acudan al médico y les diagnostiquen la diabetes por primera vez.

¿Cómo puedes saber si tienes cetoacidosis diabética?

La cetoacidosis es más frecuente en las personas con diabetes tipo 1. Sin embargo, también puede presentarse, en algunas ocasiones, en las personas con diabetes tipo 2. Por eso es importante que conozcas y que estés siempre alerta a sus síntomas para que la puedas identificarla a tiempo. Son los siguientes:

  • Náuseas y vómito
  • Aliento con olor a frutas
  • Boca y piel resecas
  • Deseos frecuentes de orinar
  • Sed que dura un día o más
  • Dificultad para respirar
  • Dolor de estómago
  • Diarrea continua
  • Dolor de cabeza

Si notas estos síntomas, acude a la sala de emergencias lo más pronto posible.

Otra manera de identificar la cetoacidosis diabética a tiempo es revisando tus niveles de glucosa (azúcar en la sangre) frecuentemente. Si tus niveles de glucosa están por encima de 240 mg/dL, necesitas revisar también los niveles de cetonas en tu cuerpo a través de las tiras que evalúan tu orina. Pero si tus niveles de glucosa están demasiado altos, por encima de 300 mg/dL, consulta a tu médico de inmediato pues indica que tu diabetes está descontrolada y que puedes desarrollar cetoacidosis en cualquier momento.

La cetoacidosis diabética puede aparecer en cualquier momento. Por eso, tan pronto notes alguna de las señales de alerta, no lo pienses dos veces y busca ayuda médica de inmediato.

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © Thinkstock / George Doyle

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.