Qué es el índice de masa corporal (IMC) y cómo calcularlo

Aunque no te gusten para nada ni el cálculo ni las matemáticas, hay números muy importantes en tu vida: tu edad, tu estatura y tu peso. Con esos números y una sencilla fórmula se puede llegar a una cifra que sirve de guía para determinar si la persona (ya sea un niño o un adulto), tiene un peso saludable en relación a su talla o si por el contrario sufre de sobrepeso u obesidad. Esa relación entre estatura y peso es lo que se conoce como índice de masa corporal o IMC. ¿Quieres saber cuál es el tuyo y qué determina en tu salud? Infórmate aquí.

Es fácil determinar cuánto medimos y pesamos. Basta usar una cinta métrica y una báscula. Pero, ¿cómo saber si ese peso es saludable en relación a nuestra edad y estatura? Muchas personas no necesitan ni siquiera subirse a una báscula para saber que tienen sobrepeso. Pero ¿cuánto sobrepeso? O peor todavía, ¿cuándo dejamos de tener sobrepeso y nos convertimos en obesos? Todas esas preguntas pueden contestarse fácilmente conociendo el índice de masa corporal, una medición estadística que relaciona el peso y la estatura de una persona y permite determinar si sufre de sobrepeso o no, o si tiene un alto nivel de grasa en el cuerpo. Fue inventado por el estadístico y astrónomo belga Adolphe Quatelet en 1830, por eso también se le conoce como el índice de Quatelet.

¿Para qué se usa el índice de masa corporal?

Cada vez que vas al médico te miden y te pesan. Pero tu peso solamente no significa mucho. Cuando lo relacionas con tu estatura es que esa cifra comienza a mostrar un panorama más claro de tu estado de salud general. Usando el índice de masa corporal o IMC los médicos pueden determinar si una persona tiene deficiencia de peso, un peso saludable o exceso del mismo. Si el IMC es muy alto, la persona tiene un riesgo mucho mayor de sufrir problemas de salud crónicos que se relacionan con el peso, como la hipertensión, la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares (del corazón), accidentes cerebrovasculares (ACV), problemas en la vesícula y osteoartritis. El sobrepeso también aumenta el riesgo de sufrir varios tipos de cáncer (mama, colon, próstata y endometrio).  El índice de masa corporal no solamente le resulta útil a tu médico de cabecera. También lo utilizan varias organizaciones y agencias de salud pública, como el National Institute of Health (NIH) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para definir los límites de la obesidad de la población general. De hecho, fue adoptado en 1980 como una manera de identificar el riesgo de la población para contraer las enfermedades que mencionábamos anteriormente (hipertensión, ataque cardíaco, diabetes, ACV y algunos tipos de cáncer).

¿Cómo se calcula el índice de masa corporal?

Comienza por medirte y pesarte.

Aquí está el cálculo usando kilos y metros:

Supongamos que pesas mides 1.60 y pesas 59 kilos.

  1. Multiplica tu estatura por tu estatura (1.60 x 1.60 = 2.56)
  2. Divide tu peso por el cálculo de estatura, es decir 59 / 2.56 = 23.

Resultado: tu índice de masa corporal es de 23.

Si prefieres calcular en libras y pulgadas, hay un paso adicional:

Supongamos que mides 5´3” (63 pulgadas) de estatura y pesas 130 libras.

  1. Multiplica el peso por 703 (130 x 703 = 91,390)
  2. Multiplica tu estatura por sí misma, es decir, llévala al cuadrado2 (63 x 63)  = 3,969
  3. Divide la primera multiplicación por la segunda (peso entre estatura), es decir 91,390 / 3,969 = 23.

Resultado: tu índice de masa corporal es de 23.

¿Te parece muy complicado? No te preocupes.  Visita este sitio web del National Heart Lung and Blood Institute, donde encontrarás una calculadora que te ayudará a obtener tu IMC automáticamente. Ingresa tus datos, haz clic en la casilla que indica Calcular y obtendrás tu cifra de IMC.

¿Y qué significa ese número?

Una vez que tienes tu índice de masa corporal, hay que saber interpretarlo. Según el NIH (National Health Institute), las puntuaciones se evalúan así:

  • Menos de 18.5 significa que tu peso está por debajo de lo normal o lo saludable
  • Entre 18.5 y 24.9 el peso se considera normal o saludable
  • Entre 25 y 29.9 se considera sobrepeso
  • De 30 en adelante, indica obesidad

Ahora bien, aunque el cálculo del índice de masa corporal funciona para la mayoría de las personas, hay excepciones:

  • Puedes tener un IMC alto, pero un peso saludable si eres una persona musculosa o atlética (recuerda que el músculo pesa más que la grasa).
  • Puedes tener un IMC normal y estar en riesgo de desarrollar problemas relacionados al sobrepeso, ya que no dice en dónde se deposita la grasa. El exceso de grasa en el área de la cintura todavía es peligroso.

El profesional de la salud, también tendrá en cuenta otros factores, como la edad (con el tiempo se reduce la proporción de masa muscular), la movilidad de la persona, qué tan sedentario es un paciente (si necesita usar una silla de ruedas, por ejemplo), si es mujer y está embarazada, por citar algunos ejemplos.

Por eso es importante que una vez que conozcas tu índice de masa corporal, consultes con el médico o un nutricionista calificado para incorporar a tu dieta y a tu estilo de vida los cambios necesarios para mejorar tu salud y disminuir el riesgo asociado con el sobrepeso. Recuerda que el exceso de peso y la obesidad están directamente relacionados con las siguientes condiciones:

¿Es igual el índice de masa corporal en los niños que en los adultos?

Aunque se calculan de la misma forma, los resultados en los niños se evalúan teniendo en cuenta también la edad y el sexo (en los adultos no se tienen en cuenta estos factores). Esto sucede porque durante la infancia y la adolescencia los niveles de grasa corporal oscilan con la edad. Además, la cantidad de grasa que el cuerpo almacena varía en las niñas y en los varones.  Por eso hay que utilizar una tabla que tenga en cuenta el género y la edad, además del peso y la estatura. Las directrices para interpretar el índice de masa corporal en los niños son:

  • Un IMC menor del 5% percentil (de 2 años a 20) se considera bajo de peso
  • Un IMC entre el 5% y el 85% percentil se considera un peso normal
  • Un IMC entre el 85% y el 95% percentil se considera con riesgo de sobrepeso
  • Un IMC de 95% percentil y más se considera sobrepeso

Es muy importante que discutas los resultados con el pediatra ya que la obesidad en los niños se ha convertido prácticamente en epidemia, con resultados muy negativos para la salud. Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, 7 de cada 10 niños con sobrepeso entre las edades de 10 a 13 tendrán problemas relacionados con el peso en la adultez.  Las tablas del índice de masa corporal en los niños ayudan a los pediatras a detectar problemas de sobrepeso a una edad temprana, y así evitar las consecuencias en la salud a largo plazo.

¿Hay alguna otra forma de medir el sobrepeso y el exceso de grasa?

Definitivamente sí. La circunferencia de la cintura también ayuda a detectar posibles riesgos asociados con el sobrepeso y la obesidad (que mencioné anteriormente). Si la mayoría del exceso de grasa en tu cuerpo se acumula en el abdomen en lugar de depositarse en las caderas y en los muslos, tienes mayor riesgo de sufrir de problemas cardíacos y de diabetes tipo 2. El riesgo aumenta si la cintura mide más de 35 pulgadas (88.9 cm) en las mujeres y más de 40 (101.6 cm) en los hombres.  Para medir correctamente la cintura, coloca la cinta de medir justo encima del hueso de la cadera y después de exhalar.

Por cierto, la Asociación Médica Americana (American Medical Association) — la organización de médicos más grande en Estados Unidos — ha clasificado a la obesidad como una enfermedad. El propósito, de acuerdo al Presidente, es el de avanzar el tratamiento y la prevención de la misma. Estés de acuerdo o no en la clasificación, lo importante es que crea mayor consciencia en el impacto en la salud pública y en lo que tú puedes hacer en relación a la obesidad en tu salud.

Ahora tienes varias opciones: calcular tú misma(o) tu índice de masa corporal (IMC) o utilizar la calculadora automática del NHI. Luego, ignorar la cifra o tomar una participación activa en tu salud. Si tu IMC está en los límites normales, sigue alimentándote y ejercitándote como hasta ahora. Si es elevado hay mucho que hacer y sin perder tiempo: tienes que perder peso y aumentar tu nivel de ejercicio. En www.vidaysalud.com encontrarás varios artículos en las categorías Dieta y Nutrición y Ejercicios que te ayudarán en esta tarea. ¡Ánimo! Tu salud está en tus manos, ¡protégela!

 

Ultima revisión: 2018

Copyright © 2018 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / undrey

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.