5 ventajas del entrenamiento por intervalos y 2 rutinas para poner en práctica

Thinkstock_LUNAMARINA_177338861

Si tienes menos tiempo para ejercitarte en casa o en el gimnasio, pero no quieres renunciar a los beneficios de una rutina de ejercicios más prolongada, prueba el entrenamiento por intervalos, en el que se combinan períodos de actividad muy intensa, con otros de menos intensidad o de descanso. Eso te permite, entre otras ventajas, quemar más calorías en menos tiempo. Para que pruebes sus beneficios, te proponemos dos rutinas para que las incorpores a tus sesiones de entrenamiento.

Hubo un tiempo en que el entrenamiento por intervalos era terreno exclusivo de los atletas profesionales. Pero ya ha pasado a ser una modalidad más para las personas que se ejercitan a su propio ritmo o nivel de desempeño. Si no sabes exactamente de qué se trata, el entrenamiento por intervalos combina períodos de actividad intensa (o intervalos) con períodos de intensidad más baja o períodos de descanso. Ni más ni menos.

Incorporarlo o no a tu rutina es cuestión de gusto o de necesidades. Hay quien prefiere pedalear 45 minutos a un ritmo fijo en la bicicleta estacionaria. Pero el mismo beneficio aeróbico, o quizás más, podría alcanzarse con 15 minutos de pedaleo con intervalos, alternando 3 o 4 minutos de pedaleo intenso, seguidos de 2 minutos de descanso. Hay quien quiere ver los beneficios sin demora, y al comprobar los cambios se entusiasma y se esfuerza más.

Algunos dicen que el entrenamiento por intervalos originalmente viene de Suecia. El protocolo, en realidad es empujar al cuerpo a que pase el umbral aeróbico por unos momentos (en el anaeróbico se produce ácido láctico) para regresar al nivel de condicionamiento aeróbico con el objetivo de mejorar el rendimiento (la velocidad, la fuerza y la resistencia). Para lograr esto, durante la fase aeróbica, el cuerpo cambia de quemar mayor cantidad de grasa a quemar mayor cantidad de carbohidratos, que generalmente es 85% de tu máximo ritmo cardíaco. (O sea, si te ejercitas por debajo del 85% de tu máximo ritmo cardíaco, se considera ejercicio aeróbico; si te ejercitas por arriba del 85% de tu máximo ritmo cardíaco o pulso, se considera ejercicio anaeróbico).

Casi cualquier tipo de ejercicio puede adaptarse al entrenamiento por intervalos, ya sea caminar, trotar, nadar o remar. El principio es el mismo, moverte hasta llegar a tu máximo nivel de desempeño y resistencia, mantener el esfuerzo unos minutos, y rebajar la intensidad durante los períodos de descanso. ¿Cómo puedes saber si estás trabajando a tu nivel máximo? Hay una fórmula muy sencilla para calcular tu máximo ritmo cardíaco o pulso 210 – tu edad. Por ejemplo:

Para una persona de 25 años sería 220 – 25 = 195.

Sin duda algunos pensarán que “ni locos” y optarán por actividades más moderadas. Pero muchos disfrutan los beneficios que obtendrán del entrenamiento por intervalo. Entre ellos se encuentran: (Sigue…)


Accede gratis a nuestro reporte especial: 11 Pasos para Vivir una Vida Saludable.

Páginas: 1 2

Nota sobre los comentarios:

Te invitamos a dejar tu comentario, pero pedimos tu comprensión: VidaySalud.com es una editorial de salud, no un consultorio. No podemos dar diagnósticos específicos ni recomendar tratamiento para las situaciones individuales. Lo que sí hacemos es tomar en cuenta todos los comentarios y preguntas para decidir cuál será el nuevo contenido del sitio. Así que te invitamos a que regreses con frecuencia y uses la casilla de "Búsqueda" para descubrir nuevos artículos sobre el tema que te preocupa. Si no hallas algo hoy, dinos lo que buscas y te prometemos que lo encontrarás pronto.

Por favor no uses el sitio como sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído aquí.

Con cariño, Doctora Aliza

Déjanos tu Comentario

4 Comentarios

  1. *sandra
    Publicado 4 enero, 2015 en 6:54 am | Permalink

    SOY PROFESORA DE EDUCACION FISICA Y DESDE HACE ALGUN TIEMPO ESTOY COLABORANDO CON PERSONAS QUE DESEAN PERDER EXCESO DE PESO<, ESTA INFORMACION ES VALIOSISIMA PORQUE APORTA NUEVOS DATOS QUE EMPLEARE PARA GENERAR BENEFICIOS EN QUIENES LO NECESITAN

  2. luis alvarado
    Publicado 21 julio, 2014 en 8:29 pm | Permalink

    TODO ES INTRUCTIVO Y MUY BUENO PARA SOBRE TODO PARA PREVENIR
    QUISIERA QUE ME HICIERA UN COMENTARIO SOBRE EL CHOLATE Y EL CANCER

  3. Margarita Marìa Gutièrrez
    Publicado 16 julio, 2014 en 6:51 am | Permalink

    Dra. Aliza, excelente rutina, entrenamiento por intervalos, se siente el trabajo, las calorías que se queman y los músculos se tonifican… Gracias por compartirlo.

  4. Desiderio
    Publicado 16 junio, 2014 en 12:51 pm | Permalink

    En este articulo del entrenamiento por interbalos poneis que para calcular tu máximo ritmo cardíaco o pulso es 210 – tu edad, y a continuación poneis un ejemplo: Para una persona de 25 años sería 220 – 25 = 195 no se cual de las dos puede ser. Yo creo que es la de 220 – la edad; ¿ me lo podeis confirmar ? gracias un saludo.

Presentar Observaciones

Tu nombre y dirección de correo electronico nunca serán vendidos o compartidos con cualquier otra organización -- nunca.

Requerido *

Esta configuración sólo debe utilizarse en su computadora personal o de trabajo.

¿Olvidaste tu contraseña?

×
.