La vacuna contra la gripe protege a la embarazada y a su bebé ¡y hasta meses después de nacido!

Tu salud y la de tu bebé son lo más importante en estos meses de espera.  Especialmente ahora que comienza la temporada de la influenza, a la que le llaman gripe (de noviembre a marzo) en el hemisferio norte. Conviene que te vacunes contra ella, como recomienda el Centro para el Control de Enfermedades (CDC).  No tengas miedo de que la vacuna le haga daño al bebé. Un nuevo estudio confirma que la vacuna contra la gripe no sólo protege a la madre embarazada, sino también al niño por nacer y más aún, la protección se extiende  hasta varios meses después del nacimiento. Y para que estés completamente tranquila, tampoco te provocará un aborto espontáneo. ¡Luz verde a tu vacunación!

Todavía no ha nacido, pero ya tu instinto de proteger a esa criatura que llevas dentro funciona al máximo. Te cuidas ahora más que nunca porque sabes que durante el embarazo vigilar tu salud  significa cuidar al bebé también. Y aquí tienes un perfecto ejemplo: el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus iniciales en inglés) recomienda que la población en general de 6 meses de edad en adelante se vacune contra la influenza o gripe y enfatiza que deben hacerlo los grupos particularmente vulnerables como los niños, los ancianos y las mujeres embarazadas.  En tu caso, el CDC recomienda la versión inyectable de la vacuna (no la que viene en forma de atomizador nasal), para evitar que contraigas la gripe y puedas sufrir alguna de las posibles complicaciones en un período tan delicado como éste.  Y como los recién nacidos llegan al mundo sin la inmunidad protectora y no pueden recibir la vacuna hasta los 6 meses de edad, si te vacunas ahora le estarías transmitiendo esa protección (inmunidad) a tu bebé hasta varios meses después de nacido, cuando él o ella puedan recibir la vacuna y formar los anticuerpos que los puedan proteger.

Así lo demuestra un estudio realizado en la Universidad de Utah que confirmó que las mujeres embarazadas que reciben la vacuna contra la gripe estacional transmiten los anticuerpos a sus bebés, protección que dura varios meses después del nacimiento.  Entre los bebés que nacieron de las mujeres vacunadas, la protección con los anticuerpos seguía presente en un 60% a los 2 meses de edad, y en un 11% a los 4 meses.  Ninguno de los bebés nacidos de las mujeres no vacunadas tenía protección con los anticuerpos ni a los 2 ni a los 4 meses de nacidos.

Otro estudio realizado por la Marshfield Clinic Research Foundation, en Wisconsin no encontró ninguna relación entre la vacuna contra la gripe estacional durante el embarazo y el aborto espontáneo. Los investigadores compararon a 243 mujeres embarazadas que habían sufrido un aborto espontáneo con 243 mujeres embarazadas que no habían pasado por esa experiencia.  Todas habían sido vacunadas contra la gripe.  Las que tuvieron abortos espontáneos no demostraron más probabilidades de sufrirlos durante las  cuatro semanas después de la vacunación que las que continuaron su embarazo normalmente.  Estos resultados deben ayudar a las mujeres embarazadas a sentirse más cómodas respecto a la vacunación, ya que la preocupación sobre la seguridad del embarazo es uno de los principales motivos por el que las embarazadas se abstienen de vacunarse contra la influenza.

La gripe no es la única enfermedad que puede afectarte durante el embarazo, por lo que el CDC recomienda que la mujer encinta se proteja a sí misma y al bebé con otras vacunas, especialmente si el entorno en el que vive o trabaja la pone en mayor riesgo de una infección, ya sea que:

  • Trabaje en un centro del cuidado de la salud, en contacto con personas enfermas
  • Viaje a lugares en donde el tipo de infección sea frecuente
  • Tenga algún tipo de padecimiento crónico, como la diabetes que la predispone a infecciones

¿Cuáles vacunas te recomiendan? Pues contra la hepatitis B, la meningitis, la neumonía y la rabia.

Aunque ninguna de estas vacunas funciona a base de virus vivos y los expertos coinciden en que no implican riesgos para el bebé, es muy importante que consultes con tu obstetra sobre las ventajas y los riesgos de vacunarte, según tu caso específico. Y para que estés bien informada, ahora te damos la lista de las vacunas que no se recomiendan durante el embarazo:

  • La vacuna de la gripe en atomizador nasal (aerosol)
  • Paperas
  • Rubeola
  • MMR (la combinación de sarampión, paperas y rubeola)
  • Varicela (conocida como viruela loca)
  • Tuberculosis

Si estás planeando embarazarte y has recibido alguna de estas vacunas, debes posponer el embarazo durante al menos 1 mes. Si nunca has tenido ni rubeola ni varicela, se recomienda que te vacunes contra ellas después de dar a luz, para evitar complicaciones en un futuro embarazo, ya que si las contraes estando embarazada, estas enfermedades pueden provocar defectos congénitos (de nacimiento) en el bebé.  Puedes vacunarte incluso si le estás dando  el pecho, ya que la inmunización no afecta la calidad de la leche materna ni perjudica a la criatura.

Además de la vacuna, hay otras medidas que puedes tomar a diario para mantener evitar la influenza o gripe, especialmente durante estos 9 meses:

  • Evita el contacto con otras personas enfermas
  • Lávate bien las manos con agua y jabón, especialmente si has estado en contacto con otras personas que están enfermas
  • Cúbrete la boca y la nariz  con un pañuelo desechable si toses o estornudas
  • No te lleves las manos a la cara. Al tocar la boca, la nariz y los ojos aumentan las probabilidades de propagar los gérmenes
  • Aliméntate bien y descansa suficiente

Cualquier prevención es poca a la hora de conservar tu salud y la de tu hijo. Ahora ya sabes que la vacuna contra la gripe (que no es igual a un catarro o resfriado) es una herramienta efectiva que te protege a ti y al bebé y sin riesgos de un aborto espontáneo. No la desaproveches. Aquí también encuentras más información acerca del embarazo y esta vacuna.

Imágen © iStockphoto.com / mustafa deliormanli

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.