Dos buenas amigas: la creatividad y tu salud

En cualquiera de sus manifestaciones, la creatividad ayuda a la autoestima, relaja la mente y ayuda a combatir el estrés. Lo mejor de todo es que no hay que ser un artista profesional para desarrollar una labor personal, gratificante y disfrutar de sus beneficios.  Haz la prueba.

La creatividad no sólo es amiga de la salud, sino parte integral de la misma. Así lo ha venido diciendo la Red de Investigaciones de Cultura y Creatividad de la Universidad de Liverpool, Inglaterra. Las investigaciones realizadas en dicha universidad a través del LARC´s Liverpool Thrive Programme (Programa de Proliferación perteneciente al Consorcio de Regeneración de las Artes de Liverpool) demuestran que las artes y la creatividad pueden tener un impacto enorme sobre la salud de las personas y la calidad de sus vidas.

Mantenerse activo (a nivel físico e intelectual), en contacto y en colaboración con los demás, seguir aprendiendo y ayudar a otros, son algunos de los beneficios de las actividades de tipo creativo. Pero eso no es todo. Además, la creatividad puede ayudar a pacientes con demencia y Alzheimer,  detiene el avance de la vejez  y ayuda en la recuperación de traumas psicológicos.  Y es que la participación en actividades divertidas y agradables reduce el estrés y conlleva a un sentimiento de bienestar general.

Otro de los grandes beneficios de la creatividad es el fortalecimiento de la memoria, a cualquier edad. Entre más información nueva reciba el cerebro, más se esfuerza por mantenerla. Es por eso que a las personas de la tercera edad se les recomienda que aprendan nuevas habilidades.

¿Qué fomenta la creatividad? Prácticamente cualquier cosa que le guste a la persona, toda información o actividad diferente y novedosa, sobre todo las que resulten interesantes o estimulantes.

Aquí tienes una lista de sugerencias que podrían ayudarte a explorar y a desarrollar tu creatividad, a hacer tu vida más agradable y placentera, y por lo tanto a fortalecer tu salud:

  • ¿Te gusta escribir? Entonces decídete a llevar un diario o a escribir, de una vez y por todas, ese cuento corto, poema o novela que te ronda en la cabeza. No tienes que aspirar a un premio literario, sino a poner por escrito tus ideas.
  • Ponte retos. Como terminar un crucigrama al menos una vez al día, o resolver un rompecabezas de cientos de piezas.  Estimulas tu memoria, tu pensamiento crítico y tu capacidad de asociación.
  • Aprende a bailar.  Imita a los participantes de Bailando con las Estrellas. No tienes que ser un bailarín profesional para aprender un baile nuevo, ya sea un vals o un tango. Si tienes pareja, mejor, pero puedes disfrutar del baile y de la música incluso tu sola(o).
  • ¿Sabes tejer? No importa que sea con dos agujas o con gancho (crochet), conviértete en tu propia diseñadora y lleva con orgullo tus creaciones: un cardigán, un suéter o una vistosa bufanda.
  • ¿Lo tuyo es la jardinería? Hay quien tiene “buena mano” para las orquídeas. Otros prefieren las rosas o las suculentas.  No es importante si dispones de un jardín grande o tienes que cultivar tus plantas en macetas en el balcón.  Cuidar, regar, podar, fertilizar a tus queridas plantas le da sentido a tu vida y ellas te lo devuelven en lozanía y belleza.
  • No te conformes con disfrutar tus películas frente al televisor. Ir al cine o al teatro es una excelente forma de activar tu vida social. Y si vas con un grupo de amistades con gustos afines, mejor.
  • Dale una oportunidad a las artes plásticas. Toma una clase de pintura, aprende a hacer un “collage” o si eres un poco más ambicioso(a), explora la escultura, o la cerámica.
  • Toma una clase de cocina. Cocinar es todo un arte.  Si no puedes asistir a una clase, compra un libro de cocina básica y mejora tus técnicas culinarias.
  • Aprende un nuevo idioma. Además de práctico, te abre las puertas a una nueva forma de ver la vida.
  • Regresa a la escuela.  Revisa las posibilidades entre las clases comunitarias o las que se ofrecen en horario nocturno a precios módicos. Las ofertas son variadas: desde aprender programas de computadora, contabilidad, o idiomas, hasta fotografía. Tú decides.
  • Toca un instrumento musical (o aprende a tocarlo).  La música lo embellece todo, incorpórala a tu vida.

Cualquier cosa que te parezca entretenida o divertida podría disparar tu creatividad. Lo más importante es que te decidas a hacerlo.  Uno de los principales obstáculos para el desarrollo de las actividades creativas es la falta de tiempo, pero hay que hacer el esfuerzo por encontrarlo para poder contrarrestar los efectos negativos del estrés del trabajo y de la vida diaria. Cabría preguntarse seriamente si convendría reducir los gastos, o el tiempo de trabajo para dedicar más tiempo de calidad a uno mismo.

Esto implica apagar los ruidos externos: las obligaciones familiares, laborales, las circunstancias de la vida. Claro, esto no significa desatender las obligaciones, sino ponerlas en perspectiva y equilibrar la vida.

Otro paso importante es tomar la determinación y no permitir que ningún obstáculo interfiera. Es importante preguntarse:

  • ¿Sigo manteniendo el espíritu de la curiosidad vivo dentro de mí?
  • ¿Estoy prestando atención a mis propias ideas e intereses?
  • ¿Estoy dispuesto a hacer tiempo para ellas?

La respuesta a estas preguntas es vital para encontrar el estímulo necesario para transformar la vida.  Poco a poco, irán surgiendo el tiempo y el modo de realizar actividades que recarguen tu energía creativa y física: salir a caminar, hacer ejercicio con regularidad, pasar tiempo rodeado de la naturaleza, escuchar música, ver pinturas y fotografías de estudio, o hacer trabajo voluntario.

Entre otras actividades estimulantes y que no cuestan nada está el cultivar el arte de la conversación, escuchar a otras personas y sus ideas (comenzando por los que están más cerca, nuestra propia familia) e incluso explorar otras religiones como una manera de comprender mejor el mundo. Leer y viajar, también,  son excelentes formas de ampliar nuestra visión y tener más equilibrio en nuestras vidas.

La receta: no te dejes vencer por la rutina y añade color y calidad a tu vida. Explora, aprende, estudia, crea y tu salud y bienestar aumentarán.

 

Imagen © iStock / Mercè Bellera

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.