Ese ronquido no es normal… puede ser apnea del sueño

Luis y su esposa Janet fueron a verme al consultorio. Se veían agotados, como si no hubieran dormido. Luis me dijo que se sentía cansado todo el tiempo y se dormía en el trabajo, aunque descansara bien de noche. Y Janet decía que ella no podía dormir bien pues los ronquidos de Luis habían empeorado y parecía como si dejara de respirar por unos segundos. “Es apnea del sueño”, les dije. ¿A ti te pasa lo mismo? Sigue leyendo para que te enteres qué es y cómo se trata.

Cuando tu pareja o tu familia te dicen que tus ronquidos no son normales, hazles caso pues pueden tener razón y necesitas ayuda médica.

Los ronquidos generalmente se producen cuando el aire que respiras encuentra dificultades para llegar hasta tus pulmones, y produce ruido al tratar de abrirse paso por tu nariz, boca y garganta. A pesar de que los ronquidos pueden ser bastante molestos, el roncar es bastante común y no genera problemas para tu salud… siempre y cuando el oxígeno siga entrando permanentemente hasta tus pulmones.

Pero si las dificultades para respirar aumentan y dejas de recibir aire, aunque sea por unos pocos segundos, entonces tienes un problema de salud llamado apnea del sueño (puedes ver nuestro video sobre el tema haciendo clic aquí). Este nombre quiere decir literalmente “dejar de respirar intermitentemente cuando duermes”.

¿Qué causa la apnea del sueño?

Depende del tipo de apnea que tengas. La apnea “obstructiva”, la más común (95% de los casos), es causada por una obstrucción en tu garganta, boca o nariz, que impide que el aire pase. En cambio la apnea “central” del sueño, que es más rara, se caracteriza porque los músculos de la respiración no reciben las señales adecuadas del sistema central nervioso que se encuentra en el cerebro, y por eso no actúan para que respires.

En cualquiera de los dos casos tu cuerpo deja de respirar por pequeños intervalos de 10 ó 20 segundos (algunas veces más) que se repiten varias veces en la noche, hasta 20 ó 30 veces por hora.

Y las consecuencias pueden llegar a ser muy graves. Si cada episodio sin respirar baja inmediatamente el nivel de oxígeno en tu sangre, imagínate lo que puede pasar en tu cuerpo cuando esos episodios se repiten varias veces en una misma noche. La apnea del sueño severa puede provocar el deterioro y muerte de las células y por lo mismo, de algunos órganos vitales. Puede causar presión arterial alta, arritmia cardíaca, infarto (ataque al corazón) y apoplejía (accidente cerebrovascular o ACV). Además, en cualquier momento de la noche puede ser que tu corazón o tus pulmones simplemente se detengan y sufras un paro cardíaco o un paro respiratorio.

¿Cómo puedes saber si tienes apnea del sueño?

Tal vez tú no puedas darte cuenta durante las noches porque evidentemente estás dormido, pero tu pareja o la persona que duerme cerca de ti sí puede notarlo. Ellos notarán que tus ronquidos son cada vez más fuertes y que ya no tienen el mismo ritmo que antes, sino que de vez en cuando te quedas callado por unos segundos y de pronto retomas la respiración con un gran ronquido repentino. Incluso, cuando el problema es aún más grave, tu pareja puede notar que tu cuerpo hace pequeñas contracciones en el área de los pulmones, como si estuviera intentando respirar pero no puede.

Pero sí hay una manera de darte cuenta por ti mismo. Comienza por identificar si cumples con alguno de los siguientes factores de riesgo: eres un hombre mayor, estás en sobrepeso, tienes hipertensión (presión arterial alta), tu cuello es muy acho, fumas o tienes problemas en las vías respiratorias. O también puedes identificar que algo no está bien cuando te sientes cada día más cansado, como le sucedió a Luis.

Dos razones explican tu cansancio. Por un lado, cuando no entra suficiente oxígeno a tu cuerpo, es como si no le entrara vida, pues el oxígeno es almacenado por las células para generar energía para el cuerpo. Y por otro lado, cuando dejas de respirar, tu cerebro se da cuenta y envía una señal de emergencia al cuerpo para que busque aire. Cada vez que esto sucede, que puede ser 30 veces por hora, tu cuerpo te saca de la profundidad de tu sueño para que puedas reaccionar. ¿Quién puede descansar así?

A largo plazo ese cansancio también puede tener implicaciones bastante graves. Por ejemplo, si estás cada vez más somnoliento durante el día, puede llegar un momento en el que te duermas conduciendo y tengas un accidente de tránsito. O puedes dormirte en el trabajo y tener un accidente laboral, especialmente peligroso cuando trabajas con maquinarias pesadas o filosas, o cuando trabajas en alturas.

Si sospechas que puedes tener apnea del sueño, es importante que consultes con tu médico de inmediato para que te realicen los exámenes necesarios y si se establece el diagnóstico, que se inicie el tratamiento lo antes posible.

No esperes, ¡puede cambiar tu vida!
Imagen © iStock / stockvisual

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.