La terapia de testosterona: lo que debes saber antes de iniciarla

Algunos hombres necesitan terapia de testosterona porque sus niveles de esta hormona son bajos. Otros sin embargo, quieren someterse a la terapia porque quieren sentirse más jóvenes. ¿Será buena la terapia de testosterona para ti? En Vida y Salud te contamos.

Empecemos por recordar qué es y qué hace la testosterona. Es una hormona que producen los hombre en sus testículos y que ayuda a mantener la masa muscular, la densidad ósea, distribuye la grasa, ayuda a mantener los músculos fuertes, estimula la producción de glóbulos rojos y de espermatozoides, y aumenta el deseo sexual.  Es en resumidas cuentas, la hormona masculina por excelencia. ¡La que los hace sentirse muy machos!

Esta hormona atraviesa por su mejor momento durante la adolescencia y la adultez joven. Sin embargo, a medida que el tiempo pasa (¡el tiempo no pasa en vano!), más o menos alrededor de los cuarenta años o la crisis de la  mitad de la vida, tu cuerpo empieza a producir menos testosterona. ¿Podría ser esto el equivalente a la  cercanía de la menopausia femenina? Esto aún no es claro, lo cierto es que la disminución de la testosterona causa varios efectos en los hombres:

  • Pérdida de masa ósea y masa muscular
  • Disminución de la función sexual
  • Aumento de la grasa corporal
  • Cambios en el estado de ánimo y depresión
  • Pérdida de memoria
  • Reducción en la fuerza de los músculos

Sin embargo no todos los hombres con niveles de testosterona bajos experimentan estos síntomas. Otros en cambio, aunque tengan niveles normales, pueden notarlos. La mejor manera de saber cómo están tus niveles es consultando a tu médico, para que te tomen una muestra en la sangre, te midan los niveles de testosterona libre en la sangre y que tu médico te ayude a decidir si es necesario y útil en tu caso someterte a una terapia de testosterona.

Muchos hombres están interesados en la terapia de testosterona porque creen que se van a sentir más jóvenes, aunque tengan los niveles normales. Es una idea tentadora: el incrementar tu masa muscular, el agudizar tu memoria, el aumentar tu libido y el elevar tus niveles de energía.

Y aunque algunos estudios demuestran que la terapia de testosterona puede ayudarte a restablecer los niveles de esta hormona hasta llevarlos a un nivel cercano al de tu juventud, no es claro aún que esto te brinde claros beneficios. Y tampoco es claro que los niveles elevados de testosterona te hagan vivir más tiempo o con más vigor.  Aún falta mucho por investigar porque los estudios muestran resultados mixtos.

En cuanto a los riesgos, se dice que la terapia de testosterona puede causar predisposición a desarrollar cáncer de próstata (o acelerarlo, si se tiene la predisposición), crecimiento benigno de la próstata, aumento en la cuenta de glóbulos rojos (lo que podría aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón) y apnea del sueño. No obstante, todavía faltan más estudios para corroborar esto.

Como ves, hay todavía mucho por definir en cuanto a este tratamiento, pero si te interesa, debes consultar a tu médico para que te evalúe, y de acuerdo a tu caso te recete los medicamentos necesarios (disponibles en inyecciones, parches y jalea).

Y si la terapia de testosterona no es para ti, ¡no te preocupes! Igual, sigues siendo un hombre encantador.

 

Imagen © iStock / kkong5

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.