Preguntas comunes sobre las infecciones vaginales

Hoy en día siguen existiendo mitos entre las mujeres acerca de muchas cosas relacionadas con la salud de su vagina. Aunque actualmente estos temas se tratan con más libertad y confianza, algunas mujeres sienten incomodidad e inclusive vergüenza a la hora de hablar abiertamente de su vagina. Si ese es tu caso, quiero invitarte a hablar de algunas de las infecciones que afectan con gran frecuencia a las mujeres: las infecciones vaginales.

¿Por qué las mujeres no hablan de las infecciones vaginales?

Lo que particularmente he encontrado entre mis pacientes e inclusive entre las mujeres que nos escriben y consultan en nuestra página, es que muchas de ellas relacionan a las infecciones vaginales y los cambios en el flujo vaginal con Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS). Las mujeres sienten que si preguntan o hablan de las infecciones vaginales se puede poner en entredicho su sexualidad o inclusive la sexualidad de su pareja. La verdad es que esto no es necesariamente cierto. Varias de las infecciones vaginales se deben a cambios en la flora de tu vagina, ya que puede verse afectada por diferentes factores como lo verás más adelante.

¿Qué son las infecciones vaginales?

Para aclarar este tema, lo mejor es ir por partes. Para entender de qué se tratan las infecciones vaginales es mejor que empecemos hablando de la “vaginitis” y la “vulvo-vaginitis”. La vaginitis se refiere a la inflamación de la vagina (que puede ser por infección), mientras que la vulvo-vaginitis se refiere también a la inflamación de la vulva (la parte externa de los genitales, en donde empieza la vagina). Las infecciones vaginales pueden ser causadas por diferentes microorganismos como bacterias, hongos, o inclusive virus. En otros casos, estas infecciones pueden producirse debido al uso de cierto tipo de ropa interior que impide el paso del aire a la zona genital (que favorece la multiplicación de algunos hongos que viven en tu vagina); o a la irritación causada por ingredientes de algunas cremas o aerosoles que entran en contacto con la vagina (que favorecen el desbalance de la flora vaginal). En otras ocasiones, las infecciones vaginales son el resultado del intercambio de microorganismos durante las relaciones sexuales. No todas se tratan igual.

¿Existe un solo tipo de infección vaginal?

No. Hay varias infecciones vaginales e incluyen:

1.  Infección por hongos o cándida. Es producida por un tipo de hongo conocido como Cándida álbicans que vive en la vagina. Esta es una vaginitis muy común ya que hay factores tanto internos como externos que la pueden provocar. El tomar pastillas anticonceptivas o antibióticos o el tener la diabetes descontrolada entre otros. No se considera un Enfermedad de Transmisión Sexual.

2.  Vaginosis bacterial o bacteriana. Se produce cuando algunas de las bacterias que normalmente viven en la vagina se reproducen más de lo normal rompiendo el equilibrio. Las razones de este crecimiento anormal se desconocen a ciencia cierta. El uso de duchas vaginales en algunos casos puede contribuir.

3.  Tricomoniasis. Este tipo de infección es producido por un parásito, y es transmitida, en la mayoría de los casos, por medio de relaciones sexuales.

4.  Vaginitis por clamidia: Esta si es una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) bastante frecuente transmitida por la clamidia. Puede no dar síntomas, aunque por lo general hay cambios en el color y la consistencia del flujo vaginal (espeso y verde o con sangre). Si no se trata, puede causar Enfermedad Inflamatoria Pélvica.

5.  Vaginitis atrófica o no infecciosa. Por ejemplo, cuando llega la menopausia, los niveles de estrógenos tienen a disminuir. Por esta razón te encontrarás con situaciones en donde sientes resequedad en la vagina. Esta resequedad puede provocarte picazón y sensación de ardor. Esta es la vaginitis atrófica. También hay vaginitis alérgica causada por espermicidas, desodorantes, jabones, detergentes y otros productos que puedan estar en contacto con la vagina que pueden causar síntomas similares. En este caso, una vez que se identifica el causante y se suspende el uso del producto, desaparecen los síntomas.

6.  Vaginitis viral. Se refiere a las infecciones vaginales causadas por virus como el herpes simple tipo 1 y 2 y el virus del papiloma humano. Estas son Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

¿Cómo puedo saber que tengo una infección vaginal y no otro tipo de problema?

Esta es una pregunta que asalta a muchas mujeres, especialmente cuando tienen una vida sexual activa o en el caso de que tengan parejas sexuales poco estables. Los síntomas típicos de las infecciones vaginales son fáciles de identificar, aunque debes prestar mucha atención ya que en algunos casos no se tienen síntomas.

Los síntomas más frecuentes de las infecciones vaginales incluyen:

  • Picazón en la parte exterior de los genitales, donde empieza la vagina (vulva) especialmente en la noche
  • Flujo vaginal con un olor desagradable
  • Flujo vaginal de color raro (extraño) como verde, amarillento, grisáceo o teñido de sangre
  • Flujo vaginal más abundante de lo normal
  • Sensación de ardor a la hora de orinar
  • Dolor o malestar durante las relaciones sexuales
  • Dolor en la parte baja del abdomen

Como ya sabes existen varios tipos de infecciones vaginales, por lo que es muy difícil que puedas saber específicamente cual de ellas tienes en caso de que te aparezcan síntomas.  Lo mejor es que consultes con tu médico para saber si tienes una infección vaginal que puede tratarse con medicamentos de venta libre o si es necesario que te recete algo. A veces es necesario tomar una pequeña muestra para verla bajo el microscopio o enviarla al laboratorio para cultivo.

Infórmate acerca de las infecciones vaginales, habla con tu médico y pregúntale tus dudas. El o ella te las responderán con gusto. La salud de tu vagina es indispensable para tu salud y para que disfrutes de tu sexualidad. ¡Dile adiós a la vergüenza y habla sobre el tema!

 

Ultima revisión: 2018

Copyright © 2018 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © Thinkstock / wickedpix

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.