Donación de la médula ósea: un regalo de vida… en vida

Muchas personas no se plantean ser donantes hasta que un ser querido se enferma y su única posibilidad de curarse es recibiendo algún órgano o un tejido de un donante. Si eres un joven o adulto sano, puedes salvar una o varias vidas con un procedimiento sencillo. Descubre más detalles sobre la donación de la médula ósea y únete a la red de donantes.

La médula ósea es un tejido indispensable para la vida, ya que en ella se fabrican todas las células de la sangre y del sistema inmunológico. Asimismo, en ella se desarrollan las células madre que pueden producir todas las células de la sangre: los glóbulos blancos o leucocitos (encargados de luchar contra las infecciones), los glóbulos rojos o hematíes (responsables de transportar el oxígeno a los tejidos y llevar el dióxido de carbono de los tejidos hacia los pulmones, para su expulsión) y las plaquetas o trombocitos (que colaboran en la coagulación de la sangre cuando se rompe un vaso sanguíneo).

Las células madre pueden obtenerse de la médula ósea, de la sangre de las venas y de la sangre que contiene el cordón umbilical en el momento del parto. Por eso, los trasplantes pueden ser de médula ósea, de sangre periférica o de sangre del cordón. A todos ellos en conjunto se les denomina trasplantes de progenitores hematopoyéticos.

En este artículo vamos a detenernos puntualmente en la médula ósea. Por cierto, no te confundas, aunque tengan nombres parecidos, la médula ósea no tiene nada que ver con la médula espinal, que es el cordón nervioso que desciende desde el cerebro por el interior de las vértebras.

La producción excesiva o insuficiente de ciertas células derivadas de las células madre (que se desarrollan en la médula ósea) puede provocar distintas enfermedades, como la leucemia (un cáncer de la sangre en el que la médula ósea produce glóbulos blancos anormales y sin control, en grandes cantidades, en detrimento de los glóbulos rojos y las plaquetas).

Muchas veces, el trasplante de la médula ósea permite curar esas enfermedades, al sustituir las células defectuosas por otras normales que provienen de un donante sano. Más aún, a veces el trasplante es la única opción para tratar estas enfermedades.

Lo bueno en este caso es que la persona puede donar médula ósea estando viva. A diferencia de otros órganos y tejidos, que sólo se pueden donar después de la muerte, la médula ósea se puede extraer con un simple procedimiento médico, que consiste en tomar una pequeña cantidad de médula del hueso de la cadera, con una jeringa.

Para eso es necesario hospitalizar al donante durante 24 horas y usar anestesia general o epidural, siempre en un hospital especializado. Este procedimiento no deja secuelas y tiene muy pocos riesgos, sólo el de la anestesia (que en personas sanas la probabilidad de complicaciones es de 1 por 50 mil casos).

¿Quieres saber si puedes ser donante? Si tienes de 18 a 55 años de edad, la respuesta es que sí, puedes ser donante de médula ósea, siempre y cuando tengas buena salud. Esto es: que no sufras de enfermedad cardiovascular, renal, pulmonar, del hígado ni otras afecciones crónicas que requieran tratamiento continuado, y que no hayas tenido análisis positivos para las infecciones de los virus de la hepatitis B, C o del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

¿Por qué es importante donar médula ósea? Porque muchas veces es el único tratamiento posible y, como ocurre en otros casos, el tejido donado debe ser compatible con el de la persona enferma (que en muchísimos casos son niños). Esto que puede parecer sencillo es, por el contrario, una tarea difícil: ¡sólo es compatible una persona entre 40 mil!

¿Estás pensando en donar pero todavía tienes dudas y temores? Elimina esos mitos contra la donación de órganos y conviértete en donante. Existen registros de donantes en los distintos países, averigua en tu localidad cómo puedes hacer para convertirte en uno de ellos. Tu ayuda es de vital importancia: donar médula ósea para ti representa solo un día y para otra persona puede significar toda una vida.

Varios países tienen programas nacionales de donantes en donde te puedes registrar. Si vives en Estados Unidos y te quieres registrar en el Programa Nacional de Donantes de Médula Ósea de Estados Unidos lo puedes hacer llamando al 1-800-627-7692. Aquí encuentras más información acerca de la donación y el trasplante de la médula ósea.

Donar nuestros órganos puede salvar vidas. ¿Sabías que un solo donante puede donar órganos para 50 personas diferentes? Por ejemplo, se pueden donar los órganos internos como el corazón, los pulmones, el hígado y el páncreas, y los tejidos como la córnea, la piel, los huesos y la médula ósea.

En el Talmud (uno de los textos milenarios hebreos, junto con el Antiguo Testamento) dice: “El que salva una vida salva al mundo”. ¡Imagínate si cada uno de nosotros salvara una vida!

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / luismmolina

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.