La obesidad es una de las condiciones que el CDC ha identificado como un alto factor de riesgo cuando se combina con el Covid-19.

La Clínica Mayo asegura que tener un índice de masa corporal de 30 o mayor reduce la eficiencia del sistema inmune.

Esto coincide con la evidencia actual que muestra un alto índice de mortalidad entre pacientes obesos infectados por Covid-19.

Por otro lado, estudios prueban que las vacunas de la influenza, hepatitis b, tétano y rabia pueden ser menos efectivas en pacientes con obesidad.

La preocupación de los expertos es que lo mismo podría suceder con la próxima vacuna para Covid-19, reduciendo su efecto en la población.

El CDC estima que 4 de cada 10 estadounidenses padecen obesidad.

Copyright © 2020 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Pixabay.com / mohamed_hassan

Comentarios