Comparte este artículo:

Algunas mujeres llegan a preocuparse si descubren que su pareja ve pornografía. Se preguntan si su pareja ya no se siente atraída hacia ellas o si quizás prefiera ver pornografía que tener sexo con ellas. Pero hay estudios que indican que menos del 5% de los casos de los hombres a quienes les gusta la pornografía, tienen problemas en su relación de pareja debido a esa afición.

La pornografía sólo se vuelve un problema si tu pareja no logra excitarse para tener relaciones más que acudiendo a estos estímulos. O si ya no está tan interesado(a) en tener sexo contigo y gasta mucho dinero en contenido “porno” o cibersexo. También puede volverse un problema si tu pareja disfruta viendo contenidos sexuales que no son socialmente aceptados o presentan un dilema ético, como el sexo con animales o con niños.

Las películas para adultos pueden ser usadas para favorecer a la pareja: los dos pueden disfrutar de la pornografía para avivar o darle un toque nuevo a su sexualidad. Además, ver pornografía juntos puede llevarlos a ser más honestos respecto a sus deseos y sus fantasías. Pero si hay algo que no te hace sentir cómodo(a), es importante que se lo digas honestamente a tu pareja. No aceptes conductas sexuales que no te agradan simplemente por satisfacer a la otra persona. El sexo debe ser de mutuo acuerdo y de mutuo placer.

 

Imagen © iStock / CareyHope

Comentarios