Comparte este artículo:

Desde que se empezaron a utilizar los antibióticos hace 70 años se han salvado miles de millones de vidas, pero su uso indiscriminado e incorrecto ha contribuido a lo que se conoce como resistencia antimicrobiana. Este es un problema mundial. En el Día Mundial de la Salud, este es el tema seleccionado. Todos podemos ayudar a disminuir este grave problema.

¿Alguna vez te han recetado un antibiótico por 10 días y decidiste dejarlo de tomar a las 48 horas porque te sentiste mejor? Y quizás, en otro momento, cuando notaste una leve molestia en la garganta al levantarte, recordando que tenías esa botella con varias cápsulas de antibióticos que te sobraron de cuando tuviste la tos un año antes ¿decidiste empezar a tomarlos de nuevo? Esto es algo que se repite cientos o  miles de veces todos los días y nos hace daño a todos. Te cuento por qué.

Las bacterias y los microorganismos que no vemos sin ayuda del microscopio pero que causan las infecciones, se están volviendo cada vez más resistentes a los antibióticos que se supone que las debieran debilitar y matar. Esto es lo que se conoce como resistencia a las medicinas o más específicamente, resistencia a los antibióticos o resistencia antimicrobiana. Todo se refiere a lo mismo y en gran medida es nuestra culpa. Es un problema de tal magnitud, que que la Organización Mundial de la Salud (OMS) seleccionó a la resistencia antimicrobiana como el tema clave para crear conciencia en el Día Mundial de la Salud.  La idea es que nos enfoquemos en tratar de encontrar la solución.

Ya habíamos tocado este tema aquí en VidaySalud explicando cómo funcionan los antibióticos y porqué es importante que los tomes en el horario indicado, sólo cuando te los recete tu médico y durante el tiempo indicado.

Obviamente no todo depende de nosotros, la resistencia a los antibióticos, en parte se debe a mutaciones (cambios) de algunos microorganismos al estar expuestos a los antibióticos a través del tiempo. Esto no lo podemos cambiar. Es parte de la evolución. Así como los humanos evolucionamos con el tiempo. No somos iguales a los primeros humanos que poblaron el planeta. También nosotros hemos mutado (cambiado). En donde podemos actuar es:

  • A nivel personal es en la forma en como tomamos estas medicinas, asegurándonos que es correcta y cuando está indicada.
  • Los fabricantes, asegurándose que la calidad del producto (especialmente fuera de Estados Unidos) es adecuado (no en dosis bajas).
  • Evitando la administración de dosis bajas de antibióticos a los animales (esto también nos afecta a todos).
  • Controlando y previniendo las infecciones correctamente, especialmente en los pacientes hospitalizados. Si ellos se vuelven portadores de bacterias resistentes son una fuente de infección para otros.
  • Teniendo los sistemas para recopilar y reportar los datos acerca de las bacterias con resistencia a los antibióticos. Esto requiere que todos los países tengan los laboratorios para poder hacer esto y que puedan actuar de inmediato.
  • Necesitamos tener más fuentes de investigación para crear más antibióticos para combatir infecciones, más vacunas para prevenirlas y más herramientas diagnósticas para detectar a los microorganismos resistentes.

Como ves es un problema muy complicado que requiere de la participación de todos: de los gobiernos, de los que producen los antibióticos, de los que los recetan, de los que tienen y cuidan animales, de los que trabajan en los hospitales y de ti.

Es importantísimo que actuemos de inmediato ya que podríamos perder muchos de los avances del siglo pasado a causa de la resistencia a los antibióticos.  Podríamos tener epidemias debido a enfermedades infecciosas que se difundan a nivel mundial rápidamente si no podemos controlarlas, algunas de ellas infecciones que ya habíamos conquistado. Y si te pones a pensar, con las comunicaciones de hoy en día, la transmisión se facilitaría aún más.

La resistencia antimicrobiana no se trata de un problema nuevo, pero si se trata de un problema que va en aumento y que se está volviendo más peligroso. Como te expliqué, se debe a que si las bacterias están desarrollando resistencia antimicrobiana se están limitando las opciones para el tratamiento de los diferentes tipos de infecciones, ya sea las neumonías, las infecciones urinarias, las infecciones en la piel, etc., etc. Por eso si te preguntas: Con un problema de esta magnitud ¿qué puedo hacer yo? La respuesta es: mínimo, cuando se trata de tomar antibióticos, sigue las recomendaciones de tu médico al pie de la letra y pasa la voz.

 

Comentarios