Skip to main content

Recientemente la Organización Mundial de la Salud ha recomendado que todas las personas, incluyendo las que han completado sus vacunas, continúen usando mascarillas. Esto surgió a raíz de una variante nueva del COVID-19, la Delta. Aquí te explico lo que sabemos en este momento acerca de esta variante.

La variante Delta se originó en India y, hasta donde sabemos, se ha extendido a 85 países. De todas las variantes descubiertas a la fecha, ésta es la más contagiosa. Parece ser 50 por ciento más contagiosa que la Alfa (la primera variante que se descubrió en el Reino Unido), aunque su transmisibilidad varía y podría ser más severa. Debido al riesgo de contagio, algunos países han emitido recomendaciones de encierros, mientras otros en donde el porcentaje de personas vacunadas es muy alto, como Israel, en donde el 80% de los adultos han completado sus vacunaciones, sólo han recomendado que se usen mascarillas nuevamente. 

En Estados Unidos, en donde el 57% de los adultos han completado sus vacunaciones, algunos condados, como el Departamento de Salud Pública de Los Ángeles, en donde la variante Delta representa casi la mitad de las variantes que se ha encontrado cuando se hacen los estudios genéticos del virus, recomiendan que las personas usen mascarillas en interiores. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) no ha cambiado sus recomendaciones a pesar de que esta semana dijo que uno de cada cuatro casos de COVID-19 en este país era causado por esta variante y que se había duplicado en las últimas dos semanas.

El problema con respecto a las recomendaciones con el no usar la mascarilla en interiores por los CDC es de que requiere confianza y creo que se debe de utilizar criterio. Tienes que tener confianza de que las personas que están cerca de ti sin mascarilla en el supermercado, por ejemplo, realmente se han vacunado. En realidad, muchas veces las mismas personas que no se vacunan son las que no usan mascarillas. Por el otro lado, si es una reunión en tu casa con personas que conoces y todos se han vacunado, no hay problema.

El Dr. Anthony Fauci mencionó la semana pasada que “La variante Delta es la mayor amenaza en nuestro intento para eliminar el COVID-19 en los Estados Unidos en este momento”. 

Obviamente las personas más vulnerables son las que no se han vacunado. Éstas son las que están siendo hospitalizadas y están falleciendo. Un estudio realizado en Escocia y publicado en la revista médica The Lancet sugiere que la variante Delta duplica el riego de hospitalización.

Las personas que completan sus vacunas (dos dosis de Pfizer o Moderna) parecen estar protegidas actualmente, aunque se está evaluando si algunas personas que se han vacunado y/o han tenido COVID-19 están desarrollando la enfermedad. Cuando es así, tiende a ser más ligera. Dicho esto, de acuerdo con el Dr. Ashish K Jha de la Brown University School of Public Health, si estás vacunado no te tienes que preocupar demasiado. De acuerdo con un estudio: la vacuna Pfizer tenía una efectividad del 88% contra la enfermedad sintomática causada por la variante Delta si te has puesto las dos dosis, pero sólo una efectividad del 33% si te habías puesto una sola dosis. Por el otro lado, un estudio realizado por el Public Health England encontró que recibir dos vacunas de Pfizer protegen de hospitalización en un 96%. De allí la importancia de completar las dos vacunas.

Además, la variante Delta parece responder menos al tratamiento con anticuerpos monoclonales. 

Recientemente se empezó a monitorear una “variante que ha causado preocupación” en India a la que han llamado Delta Plus. Se le ha detectado en una decena de países, incluyendo los Estados Unidos, y se sospecha que podría ser aún más contagiosa y que podría causar más problemas que la variante Delta. Los epidemiólogos la están siguiendo cuidadosamente pero se necesita más información para determinar si representa una amenaza mayor o no.

Los expertos anticipan una diseminación rápida de la variante Delta entre las personas que no están vacunadas. Esto puede ser catastrófico para los países con porcentajes bajos de vacunación. 

En algunas áreas de los Estados Unidos se esperan brotes muy densos debidos a la variante Delta en el verano y el otoño, especialmente en los estados con tasas bajas de vacunación. Por ejemplo, las admisiones en Arkansas aumentaron 30% la semana pasada y el University of Arkansas Medical Center abrió nuevamente su sala de COVID-19. De acuerdo con su gobernador, Asa Hutchinson, alrededor del 50% de los adultos en el estado están vacunados. Están ofreciendo incentivos para aumentar la tasa de vacunación, pero no han tenido éxito. Dice que si los incentivos no funcionan, quizá la realidad funcione. A medida que las hospitalizaciones y los casos aumenten, quizá las tasas de vacunaciones aumenten también.

De acuerdo con el Dr. Paul Offit, profesor de pediatría del Children’s Hospital en Filadelfia, co-inventor de la vacuna contra el rotavirus y miembro del Comité Asesor de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados de la FDA, “A menos que se vacune un porcentaje significativo de la población antes del invierno, vamos a ver más diseminación, la creación de más variantes, que hará la tarea más difícil”. Por otro lado, desde el punto de vista positivo, el Dr. Offit dice que “Aunque la inmunidad podría desvanecerse en cuanto a la protección contra una enfermedad leve o una infección asintomática o una enfermedad moderada ligera, creo que la protección contra la enfermedad severa probablemente será relativamente duradera, o sea, por varios años. La llamada respuesta inmune celular inducida por estas vacunas parece ser excelente”.

¿Qué puedes hacer para protegerte y para proteger a tu familia?

Si no te has vacunado y tienes la oportunidad, vacúnate lo antes posible y anima a otros miembros de tu familia, a tus amigos, a tus colegas de trabajo, a tus vecinos, a otras personas en tu comunidad, a todas las personas que puedas a que se vacunen. Necesitamos que todas las personas se vacunen a nivel local, estatal, nacional y mundial. Esa es la única forma en que podremos controlar la pandemia.

En cuanto al uso de las mascarillas, especialmente en interiores, definitivamente ayuda a reducir la transmisión de este virus que se puede diseminar a través del aire, inhalando las gotitas microscópicas que emite una persona infectada.

El mensaje, independientemente de la variante que se trate, es el mismo. La mejor arma para protegernos actualmente es la vacuna. Si tienes dudas, consulta a tu médico.

Copyright © 2021 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Shutterstock / angellodeco

Comentarios de nuestra comunidad