Comparte este artículo:

Una página digital deficiente, plagada de problemas técnicos y de seguridad, no era el comienzo que se esperaba para los Marketplaces, o Mercados de Salud, las piezas fundamentales de la nueva Reforma de Salud a Bajo Costo (ACA) y la esperanza de millones de estadounidenses sin cobertura médica.  Si todavía te encuentras atorado(a) y sin seguro, aquí queremos orientarte.

La tan esperada fecha del 1ro. de octubre en la que por fin abrirían los Mercados de Salud, significó más frustración que alegría para millones de ciudadanos que se quedaron atorados sin poder finalizar su inscripción, y sin poder comparar los precios y las coberturas de los seguros para poder comprar uno.

Muy pocas personas en todo el país pudieron completar su inscripción ese día y en las siguientes semanas. Millones de usuarios del sitio de internet www.healthcare.gov se frustraron ante pantallas paralizadas con el mensaje, “Ingrese más tarde” o “Inténtelo de nuevo”.

Carlos Ortega, un trabajador por cuenta propia de 32 años, fue uno de los millones que se decepcionaron ante un constante reloj de espera.  “Traté, pero me di por vencido. En mi trabajo, el tiempo es oro, no puedo darme el lujo de perder horas si el sistema no funciona.”  Carlos no tiene seguro actualmente, pero ha decidido arriesgarse y no preocuparse. “Si no queda más remedio, pagaré la multa el año que viene.” ¿Y en cuanto al peligro de una enfermedad potencial o de necesidad médica? “Cruzaré los dedos.  Soy una persona saludable y espero no tener ningún problema. Si me pasa algo, tendré que ir a un hospital del estado.”

Es lamentable que el funcionamiento deficiente de la página de inscripción de los Mercados de Salud haya ocasionado tal desaliento en personas como Carlos, que prácticamente ha decidido jugar a la ruleta rusa con su salud.  Una de las metas de la Reforma de Salud, es evitar que las personas sin cobertura médica corran el riesgo de quedarse sin servicios o que se enfrenten con gastos enormes, incluso con la ruina financiera  en caso de un accidente o una enfermedad catastrófica. Nadie, ni siquiera los jóvenes saludables como Carlos, están exentos de que les suceda una de estas posibilidades. Pero además, la ley, a través de su cobertura básica, los ayuda a proteger su buen estado de salud actual al cubrir en su totalidad las pruebas preventivas y algunos otros servicios, como ya hemos explicado previamente en Vida y Salud.

Por su parte, Marina López, de 27 años que tiene una hija de 4, cuenta los días hasta que se “destrabe” el nudo en la página gubernamental. Marina trabaja en una cadena de comida rápida que no le ofrece cobertura médica. “Por mis ingresos, sé que puedo recibir descuentos, pero aún así me preocupa el costo adicional del seguro en mi presupuesto que ya es apretado.”  Pero es un precio que está dispuesta a pagar. “La tranquilidad no tiene precio. Me preocupa que la niña se me enferme y no pueda cuidarla.”

A los millones de estadounidenses sin seguro antes de octubre, como Carlos y Marina, se han ido sumando muchos miles más de manera imprevista. Las personas que compraron seguros individuales después del 2010 (fecha en que se firmó la Ley de Cuidados de Salud a Bajo Costo, al que le llaman ACA, por sus siglas en inglés) con pólizas que no cumplen con los requisitos de ACA para el 2014, han comenzado a recibir notificaciones de cancelación dejando en entredicho la promesa del presidente Obama: “Si le gusta su seguro, puede conservarlo”.

Tanto el presidente, como la secretaria de salud, Kathleen Sebelius, han prometido que no se escatimarán ni esfuerzos ni recursos para resolver esta urgente situación.  Pero a pesar de que se han contratado especialistas para resolver los problemas técnicos de la página de inscripción digital, no hay fecha fija para su solución definitiva. Lo que sí se ha hecho, es asignar más recursos para contratar auxiliares o “navegadores” y abrir más centros locales de ayuda para los compradores potenciales.

¿Estás tú también en el compás de espera, sin seguro, quizás con una condición preexistente y sin saber qué hacer? A pesar de las dificultades, hay pasos que puedes tomar.  El U.S. Department of Health and Human Services  informa que hay cuatro maneras en que puedes adquirir un seguro a través de los Mercados de Salud y son las siguientes:

  1. En línea: esta es la forma que está causando tanta frustración y problemas. Pero aún así, muchas personas lo han conseguido. Eso si, la experiencia es diferente en cada estado, y la facilidad de acceso incluso puede variar según la hora del día en que se visite la página www.healthcare.gov.  Al abrir la página, escoge la opción de Individuos y familias.  Luego, selecciona el Estado en que vives. A continuación, haz clic en “Lo que necesitas saber” para que te guíen paso a paso.  Si el proceso se detiene o necesitas ayuda, puedes llamar al número 1-800 -318-25 96 o al 1- 855- 889-4325.  Si necesitas la ayuda de un especialista, puedes dejar tu teléfono y acordarán llamarte en 1 o 2 días.
  2. Por teléfono: puedes hacer tu solicitud por teléfono, a los mismos números que mencionamos anteriormente (1-800 -318-25 96 o al 1- 855- 889-4325).  Estos teléfonos funcionan las 24 horas del día los 7 días de la semana. Antes de hacer la llamada, conviene que reúnas toda la información que necesitas, como te explicamos previamente en Vida y Salud.
  3. En persona: visita a un consejero entrenado en tu comunidad, para recibir información sobre los seguros disponibles en el lugar donde vives, comprobar si eres elegible (si calificas) para descuentos o subsidios y también para completar tu inscripción.  Para saber a dónde dirigirte, utiliza el link del buscador de ayuda local por cada estado, ciudad y código postal al https://ayudalocal.cuidadodesalud.gov/es/.  Escoge un navegador que pueda mostrarte sus credenciales. Sé cuidadoso(a) a la hora de dar información personal y confidencial para evitar fraudes y problemas futuros con robo de identidad.  Como ya te advertimos previamente, es vital que reportes cualquier intento de fraude, tanto para tu propia protección como para el resto de tu comunidad.  Reporta cualquier irregularidad al Centro de Ayuda del Mercado de Seguros Médicos al 1-800-318-2596. También puedes llamar al FBI o a otra agencia local de protección al consumidor. Si sospechas que han robado tu identidad o que le has dado información personal a un impostor, llama a la policía local y a la línea para el robo de identidad de la Comisión Federal de Comercio al 1-877-438-4338.  O visita el sitio www.ftc.gov/idtheft.
  4. Por correo: puedes llenar una solicitud y enviarla por correo.  Descarga la solicitud de este enlace, llénala y envíala a la siguiente dirección al: Departamento de Salud y Servicios Humanos, 465 Industrial Blvd, London, KY 40750-0001

Es indudable que las personas como tú que necesitan cobertura médica estén molestas y confusas con tantas noticias descorazonadoras y a veces conflictivas. Sin embargo, recuerda que la salud no entiende de política, solamente está temporalmente ligada a ella.  Todos necesitamos cobertura médica para proteger y mantener nuestro bienestar y considera que quizá esta sea una oportunidad de acceder a cuidado médico de calidad y a un costo accesible. Infórmate, si tienes un médico de confianza, cerciórate que esté en el plan que eliges, sé persistente y utiliza los recursos disponibles. ¡Suerte!

Imagen © iStockphoto.com / luckyboot

Comentarios