Este es un año especialmente crítico para la prevención de la gripe, flu o influenza. Si vives en el hemisferio norte debes saber qué puedes hacer para no contagiarte. Aquí te explico qué factores podrían determinar la severidad de la temporada de la gripe, cómo debes protegerte y quién debe vacunarse. Si no lo te has vacunado contra la gripe en años pasados, no dejes de hacerlo ahora.

Aún en los años en que no hay pandemias, la gripe (flu o influenza) y otras causas de neumonía representan la octava causa de muerte en Estados Unidos, y los virus respiratorios son los que se identifican más frecuentemente en los pacientes hospitalizados con la neumonía adquirida en la comunidad. Los CDC estimaron que la temporada de la gripe de 2019-2020 causó decenas de millones de casos y miles de muertes sólo en los EE.UU. La Organización Mundial de la Salud estima que la influenza de temporada causa entre 290,000 y 650,000 muertes cada año debido a enfermedades respiratorias ¿Qué debes hacer para prepararte para la temporada de la gripe?

Como si la pandemia del COVID-19 no fuera suficientemente preocupante, la temporada de la influenza (flu o gripe) en el hemisferio norte está a la vuelta de la esquina ¿Qué tan severa será esta temporada de la gripe a medida que coincide con el COVID-19? ¿Qué podemos hacer para prepararnos?

Cada temporada de la gripe trae consigo cierto grado de incertidumbre ya que no sabemos cuales cepas del virus van a predominar ni que tan severas van a ser. Por ejemplo: en la temporada de 2017-2018 en Estados Unidos, fallecieron 61,000 personas; la temporada de 2018-2019 fue una de las más largas, duró 21 semanas y la temporada de 2019-2020 fue especialmente severa para los niños (por la elevada prevalencia de casos de influenza B). Sin embargo, debido a los métodos para controlar al COVID-19 (las cuarentenas, las mascarillas y el distanciamiento social), se acortó la temporada 5 a 6 semanas y fallecieron 34,157 personas (similar al año anterior). Y todos estos cálculos no toman en consideración otras enfermedades como las enfermedades cardiovasculares, que pueden estar relacionadas a la influenza. Desgraciadamente, los expertos piensan que esta temporada de la gripe va a ser especialmente retadora ya que coincidirá con la pandemia del COVID-19, que aún no se ha controlado.

La temporada de la gripe (flu o influenza) es un evento que recurre cada año en la época en que hace frío, aunque los virus se pueden transmitir durante todo el año. En el hemisferio norte, incluyendo a Estados Unidos, se considera de octubre a mayo (con su pico en febrero). En el hemisferio sur, incluyendo a Australia y Argentina, se considera de mayo a octubre (con su pico en agosto).

También existe en los trópicos y subtrópicos, variando de región a región. En Hong Kong que tiene clima subtropical húmedo, la temporada de la gripe va de diciembre a marzo.

Hay cuatro tipos de virus de influenza de temporada: tipos A, B, C y D.  Y existen varios subtipos o cepas que van cambiando debido a mutaciones (modificaciones por su exposición a antivirales, vacunas, etc.). Los que causan las epidemias de la gripe son los virus de la influenza tipo A y B.

¿Qué factores podrían determinar la severidad de la temporada de la gripe o influenza?

De acuerdo con el Dr. Benjamin Singer, Profesor Adjunto en Neumología, Terapia Intensiva y Bioquímica y Genética Molecular en la Northwestern University Feinberg School of Medicine, lo que podría determinar la severidad de la próxima temporada de la gripe son cuatro factores:

  • Transmisión: Las políticas de distanciamiento social diseñadas para limitar la diseminación del COVID-19 también son efectivas para la gripe (flu, influenza). Si los casos del COVID-19 empiezan a aumentar en el otoño del 2020, el reafirmar las medidas de distanciamiento social podría mitigar la diseminación temprana de la gripe para aplanar las curvas de ambos virus.
  • Vacunación: Mientras esperamos los ensayos de las vacunas para el COVID-19, debemos aumentar las tasas de vacunación contra la gripe, especialmente entre los adultos mayores que son más susceptibles tanto a la gripe como al COVID-19.
  • Co-infección: Necesitamos disponibilidad generalizada de diagnósticos rápidos para el COVID-19 y otros patógenos respiratorios porque la co-infección con otro patógeno respiratorio, incluyendo la gripe, ocurre en más del 20% de los pacientes que son COVID-19 positivos que se presentaron con un síndrome viral respiratorio al principio de la pandemia.
  • Desigualdades: La pandemia del COVID-19 ha subrayado desigualdades inconcebibles en los afroamericanos, los hispanos y los indígenas americanos en Estados Unidos, así que debemos motivar los esfuerzos de la salud pública para limitar la diseminación del virus, aumentar las tasas de vacunación, implementar diagnósticos rápidos y expandir otros servicios de cuidados de salud para las poblaciones vulnerables, incluyendo las comunidades de color, los pobres y los adultos mayores.

Obviamente que se recomienda seguir las mismas prácticas de protección recomendadas contra el COVID-19. En cuanto a la gripe o influenza:

  • Evite el contacto cercano con personas que estén enfermas.
  • Si está enfermo, limite el contacto con otras personas tanto como sea posible (permanezca en casa)
  • Cubra su boca al toser o estornudar (con el interior de su codo) o un pañuelo desechable y arrójelo a la basura.
  • Lávese las manos con agua y jabón con frecuencia o use un desinfectante a base de alcohol.
  • Evite tocarse la cara (ojos, nariz, boca). Eso disemina los gérmenes.
  • Desinfecte las superficies y los objetos que toque con frecuencia o que puedan estar contaminados con el virus.

Ahora más que nunca es importante vacunarse contra la gripe (influenza o flu). Las personas que tiene más riesgo de contraer la influenza también parecen ser más vulnerables a contraer el COVID-19. Y las personas que tienen mayor riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza incluyen los niños pequeños, las mujeres embarazadas, las personas con ciertas enfermedades crónicas (como asma, diabetes, enfermedad cardíaca o pulmonar) y los mayores de 65 años. Los CDC y la OMS recomiendan la vacuna en cualquier persona mayor de 6 meses, especialmente en:

  • Los niños de entre 6 y 59 meses y los adultos de 50 años y mayores.
  • Las personas con problemas crónicos: de pulmón, de corazón, de riñón, de hígado, neurológicos, hematológicos (de la sangre) o un desorden metabólico (como diabetes).
  • Las personas que están inmunocomprometidas (tiene su sistema de defensas bajo).
  • Las mujeres que están o van a estar embarazadas durante la temporada de la influenza.
  • Los niños y los adolescentes que están tomando aspirina o medicamentos con salicilato.
  • Los residentes de hogares de ancianos y de centros de larga estancia o cuidado extendido.
  • Los indígenas americanos / los nativos de Alaska.
  • Los que están extremadamente obesos (con un índice de masa corporal de 40 o más).

Es importante recordar que los niños de entre 6 meses y 8 años necesitan recibir dos dosis que se dan con mínimo 4 semanas de separación, la primera vez que reciben la vacuna. Y que hay una vacuna de alta dosis que se recomienda para los adultos de 65 años y mayores que proporciona mejor respuesta inmunológica.

La vacuna se prepara cada año y generalmente está disponible a fines de agosto, principios de septiembre para el hemisferio norte. Si es alérgico al huevo, existe una vacuna que se prepara sin huevo (sin ovoalbúmina).

La vacuna contra la gripe (influenza o flu) no protege en un 100% pero si te vacunas y contrajeras la gripe, la enfermedad sería mucho más leve y podrías prevenir el desarrollo de complicaciones e incluso la necesidad de hospitalización.

Prevenir es mejor que lamentar. Las vacunas ayudan a prevenir enfermedades y sus complicaciones. Se sufre menos y es más económico. La meta de la salud pública es la prevención. En este momento en que estamos pasando por la pandemia causada por el COVID-19, es especialmente importante que te protejas y protejas a tu familia contra la influenza (flu o influenza) vacunándote y vacunando a toda la familia.

Copyright © 2020 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Shutterstock / CGN089

Comentarios