A continuación te presentamos 6 recomendaciones sobre qué hacer cuando alguien en su casa tiene COVID-19, publicadas por Massachusetts General Hospital, un afiliado del Harvard Medical School.

Si alguien en su casa está enfermo, no se apresure a comprar suministros en forma excesiva. En su lugar, quédese en casa y siga las últimas pautas para tratar el nuevo coronavirus. El doctor en medicina de emergencia, Shuhan He, en Massachusetts General Hospital, ofrece seis consejos para aquellos que cuidan a sus seres queridos infectados con el COVID-19.

Asuma que tiene el COVID-19

Dado que las pruebas son limitadas y la pandemia ha llegado a su punto máximo, si alguien en su casa muestra síntomas, es mejor asumir que tiene el COVID-19. Aunque la dinámica de cada hogar es diferente, es importante tratar de designar a una persona sana y capaz como cuidador. Aunque sólo sea un caso sospechoso de la enfermedad, es mejor permanecer aislado en el interior para evitar la posibilidad de infectar a alguien más.

“En un escenario en el que no contamos con pruebas para el COVID, es mejor auto aislarse y permanecer en cuarentena,” dice el Dr. He.

Sepa cuándo debe ir al hospital

El paciente, o el cuidador en nombre del paciente, debe consultar con su médico para hablar acerca de los síntomas específicos que tiene y de cualquier otra condición médica. Cada caso es diferente y la comunicación con los proveedores de atención de la salud es esencial.

Además, el Dr. He sugiere que los cuidadores observen si el enfermo presenta un síntoma importante: la falta de aire. Mientras que algunas personas están usando monitores de oxígeno en casa, estos dispositivos son escasos, por lo que simplemente preguntar al paciente si se siente con falta de aire puede ser muy efectivo. Si no cree que está siendo honesto, observe su respiración durante las actividades normales como una simple prueba.

“Si le falta el aire al ir a buscar un café, si le falta el aire al sentarse, debería ir al hospital,” dice el Dr. He. “Esa es una línea muy clara.”

Si el paciente parece estar lo suficientemente bien como para ir en coche, el cuidador puede llevarlo al hospital. Sin embargo, si tiene mucha falta de aire al punto que no puede levantarse de la cama, llame a una ambulancia.

Aíslese dentro del hogar

Cuando no se requiera hospitalización, establezca una zona de aislamiento en su casa. Cada hogar es diferente. No importa con quién viva, haga un plano y comunique claramente los límites y expectativas. Sea claro en las pautas de su hogar y considere la posibilidad de utilizar una lista de verificación como guía para iniciar la conversación con su familia o compañeros de cuarto sobre qué hacer en esta situación.

“Mi sugerencia general es el mantenerse en el mayor aislamiento posible,” dice el Dr. He. “Use una mascarilla si está cerca de miembros de la familia, incluso en el interior, porque eso podría ayudar. Además, mucha auto higiene y minimizar las visitas.”

Los detalles de la zona de aislamiento variarán dependiendo de sus recursos. Si tiene suficiente espacio para designar un dormitorio y un baño para el enfermo, hágalo. Si el espacio es limitado, establezca un programa de uso de la habitación para que el paciente permanezca lo más aislado posible. Cuando el paciente salga de la zona de aislamiento, debe tratarla como si saliera al exterior (con una mascarilla y guantes) y limpiarse al volver.

Tanto el paciente como el cuidador deben llevar una mascarilla, incluso en el interior, para disminuir la posibilidad de transmitir el virus a otras personas en el hogar o de recibirlo.

“Cuando una persona tiene el COVID y tose, esas gotas pueden permanecer en el aire por un buen tiempo,” dice el Dr. He. “Así que, si se coloca una mascarilla, realmente reduce la distancia en la que se produce la formación de nubes de gotas.”

Haga la zona de cuarentena lo más cómoda posible

Intente que el tiempo de aislamiento del paciente sea lo más cómodo posible para que no tenga que salir de la habitación. Prepare un kit básico con los suministros que tiene en casa. Esto podría incluir:

Un termómetro
Un oxímetro de pulso
Toallitas desinfectantes
Papel tisú
Ungüento para la tos
Tylenol
Jarabe para la tos
Ofrezca apoyo emocional porque el aislamiento es difícil y solitario. El cuidador puede llevarle comida para que el paciente no tenga que ir a la cocina, y dejarle cosas para entretenerlo, como libros y aparatos electrónicos.

“Asegúrese de que haya recursos para que pueda tener tiempo para recuperarse y descansar, cuidándose a sí mismo,” dice el Dr. He.

Limpie y desinfecte el hogar

Limpie los artículos de uso común como teléfonos, control remoto de la televisión, mesas y mostradores. Si la persona que está enferma está lo suficientemente bien, puede limpiar y desinfectar su propia habitación mientras que el cuidador limpia todo lo que está fuera de la habitación.

Recuerde, si se queda sin aire mientras camina por la habitación, es probable que necesite ser hospitalizado.

Imagen: Shutterstock / illpaxphotomatic

Comentarios