Skip to main content

En esta semana ya se distinguen claramente en la cara del bebé párpados, cejas y pestañas; sus huesos contienen médula ósea capaz de producir glóbulos y su piel almacena grasa esencial para el desarrollo del sistema nervioso. El sistema límbico, que es el encargado de controlar los sentimientos y emociones, está en pleno desarrollo, de tal forma el bebé puede experimentar cambios en su estado de ánimo. El músculo del esfínter anal del bebé funciona perfectamente. Por estos días la madre comienza a olvidar cosas, a lo que se denomina celular de embarazada.

Comentarios de nuestra comunidad