Skip to main content

Mucha gente viaja en estas fechas, principalmente por vacaciones. Pero debe recordarse que la pandemia prosigue y que lo primero que debemos meter en la maleta, junto con el cepillo de dientes, es el cubrebocas o mascarilla, tal como recomienda el Dr. Lorenzo Armenteros, portavoz de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Debemos usarla:

  • En los lugares en los que no puede garantizarse la distancia de seguridad
  • En los transportes (avión, bus, elevadores)
  • En los lugares cerrados, especialmente si no cuentan con filtros de aire tipo HEPA

Antes de iniciar el viaje:

  • Nos vacunaremos con la pauta que nos exijan en el destino
  • Debemos contratar un seguro de salud que nos dé cobertura sanitaria si nos contagiamos, necesitamos tratamiento en el destino o si debemos regresar antes de tiempo
  • Es útil viajar con un pequeño botiquín que contenga: 
    • Paracetamol
    • Antihistamínico
    • Termómetro
    • Tests rápidos de covid
    • Cubrebocas o mascarillas extra
    • Nuestra medicación habitual, con las dosis necesarias para el viaje

¿Y si me contagio?

Si sentimos síntomas de covid durante el viaje, el Dr. Armenteros recomienda que nos aislemos en la habitación del hotel o en nuestra residencia de verano, “pese a que la normativa actual de muchos países no nos obliga. Aislarnos es un hecho de responsabilidad individual, solidario. Y, si hacemos vida normal pese a estar contagiados, llevaremos siempre mascarillas más eficaces que las quirúrgicas: como mínimo, una FFP2”.

Si viajamos con familia o con amigos y una sola persona se contagia, es conveniente que se aísle, para evitar contagiar al resto. Aunque, para el experto, es difícil viajar en grupo y no contagiarse si hemos estado en contacto, ya que las nuevas variantes de coronavirus BA.4 y BA.5 “tienen mucha capacidad de infección”.

Estas nuevas variantes, además de ser muy contagiosas, se caracterizan por:

  • Causar síntomas leves (y molestos) en personas vacunadas y sin patología de riesgo
  • El dolor de garganta puede ser muy intenso
  • La fiebre puede llegar a 39 grados
  • La tos y el cansancio pueden ser muy intensos

Ninguno de estos síntomas suele ser alarmante. Debe acudirse a un médico o a un centro sanitario: 

  • Si la fiebre dura más de 48 horas o baja muy poco con el tratamiento de paracetamol 
  • Si aparece sensación de ahogo o respiración dificultosa
  • Si aparecen mareos o trastornos del ritmo cardiaco

“Todos necesitamos viajar y recuperar nuestra vida tras la pandemia. Pero, en este momento, debemos tener precaución, mantener la distancia de seguridad, tener sentido común y ser solidarios: al mínimo síntoma, debemos usar siempre la mascarilla para proteger a los demás”, recomienda el experto.

 

Por Javier Granda Revilla
Copyright © 2022 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Shutterstock / Prostock-studio

Comentarios de nuestra comunidad