Un estudio muestra que estos “colegas” microscópicos (también conocidos como bacterias) plagan las superficies de las oficinas residenciales.

Trabajar desde casa ofrece muchos beneficios, pero escaparse de los gérmenes no es uno de ellos. Según un estudio de investigación, las superficies en las oficinas residenciales están abarrotadas de millones de bacterias que podrían causar enfermedades.

En la versión hogareña de Germs in the Workplace (Los gérmenes en el lugar de trabajo), los investigadores liderados por el Dr. Charles Gerba, de la Universidad de Arizona, compararon los niveles de bacterias en las superficies comunes de las oficinas residenciales y los despachos tradicionales. Los resultados indicaron que los escritorios hogareños albergan más gérmenes que los de los despachos tradicionales. De hecho, se encontró cuatro veces más cantidad de bacterias en los escritorios de los hogares que en los de las oficinas tradicionales. Muchas superficies en los despachos tradicionales presentan niveles altos de bacterias, pero el estudio encontró que las oficinas hogareñas son sorprendentes ofensores.

“Aunque el trabajo remoto ofrece muchos beneficios —como mayor productividad, un mejor estado de ánimo y, por supuesto, el lujo de trabajar en pijama— estos empleados tienen que poner en práctica los mismos hábitos saludables que el resto de la fuerza laboral”, explicó el Dr. Gerba.

Lo más destacado del estudio

Para el estudio se recolectaron más de 400 muestras de las superficies de oficinas privadas y residenciales en San Francisco, Nueva York y Tucson, que luego se analizaron en los laboratorios de la Universidad de Arizona.

“Los altos niveles de gérmenes en las oficinas residenciales se pueden deber al hecho de que las personas piensan que sus casas ya están limpias, o que las bacterias en sus oficinas hogareñas provienen de ellos mismos y, por lo tanto, son inofensivas explicó Gerba. Pero, independientemente de a quién les pertenezcan, existe la posibilidad de que esos gérmenes te enfermen”.

Las personas que trabajan desde el hogar

Según la encuesta American Community Survey (ACS) del 2006 de la Oficina del Censo de EE. UU., cerca de 5.5 millones de estadounidenses trabajaban en sus hogares, lo que representa aproximadamente el 4% del total de la fuerza laboral. Gracias a estudios recientes que descubrieron que los trabajadores remotos son altamente productivos, las tasas de trabajo a distancia están en alza, ya que muchos empleadores contratan trabajadores a distancia desde un comienzo.

El Dr. Gerba recomienda el lavado de manos frecuente y el uso diario de toallitas desinfectantes en las superficies duras, no porosas, de tu cubículo u oficina para combatir los gérmenes.

Comentarios