El uso de las pantallas faciales se está haciendo más común gracias a sus ventajas para protegerse ante el Covid-19.

De acuerdo a un publicación de la Asociación Médica Estadounidense, estas pantallas protegen todos los canales de transmisión del virus y ayuda a que no toquemos nuestro rostro con las manos inconscientemente en momentos de exposición.

A diferencia de los tapabocas, no hace falta quitarse las cubiertas para facilitar la comunicación y pueden reutilizarse indefinidamente. Pueden limpiarse fácilmente con agua y jabón o desinfectantes comunes.

Los especialistas recomiendan el uso de esta pantalla protectora con una mascarilla regular, para así optimizar las medidas contra el Covid-19.
 
Copyright © 2020 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Shutterstock / pixfly

Comentarios