Gracias a la colonoscopía, se reducen los casos de cáncer de colon

¡Buena noticia! La Sociedad Americana Contra el Cáncer informó que la tasa de incidencia del cáncer de colon en estadounidenses mayores de 50 años se redujo en un 30 por ciento entre el 2000 y el 2010.  Este logro, en gran medida, se debe al aumento en las personas que se hacen la colonoscopía como prueba de detección temprana. ¿Ya te hiciste la tuya?

Prevenir es mejor que curar, como hemos enfatizado siempre en Vida y Salud. Y el caso de la reducción de la tasa de incidencia del cáncer de colon (o cáncer colorrectal) en los Estados Unidos nos da la razón. Es una lección para todos, sin importar el país en el que viven.

Un análisis de datos nacionales reveló que las tasas generales del cáncer del colon se redujeron un promedio del 3,4 por ciento al año entre el 2001 y el 2010 (un total general de un 30 por ciento), reducción que tanto los investigadores de la Sociedad Americana Contra el Cáncer como los expertos en general atribuyen a un aumento en las colonoscopías.  En detalle, el estudio encontró que al mismo tiempo que se reducían los casos de cáncer de colon, las tasas de las colonoscopías realizadas en las personas entre los 50 y los 75 años aumentaban considerablemente, de 19 por ciento en el 2000 a 55 por ciento en el 2010.

La concientización y la información sobre el cáncer en general y este tipo en particular han sido clave.  Según informan los Centros para la Detección, Control y Prevención de las Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), de los cánceres que afectan tanto a los hombres como a las mujeres, el cáncer de colon (o colorrectal) es el segundo tipo de cáncer más letal en los Estados Unidos. Pero, según la evidencia, los estadounidenses parecen haber encontrado una forma eficaz de hacerle frente. Y es que aunque el cáncer del colon cause muertes, es prevenible si se realizan las pruebas para evitarlo o detectarlo a tiempo.

El cáncer colorrectal casi siempre se desarrolla a partir de pólipos (o crecimientos irregulares) precancerosos en áreas del intestino como el colon y el recto. Las pruebas de detección (o screening), como la colonoscopía, pueden encontrar estos pólipos, lo que permite eliminarlos antes de que se conviertan en cáncer (en la imagen se ve cómo se extirpa un pólipo durante la misma colonoscopía).  No es de extrañar entonces que un aumento en el número de colonoscopías se haya traducido en menos casos de cáncer colorrectal. Los resultados del estudio, publicado en la edición de marzo/abril de la revista CA: A Cancer Journal for Clinicians, son evidentes:

  • Las tasas generales de incidencia de cáncer se redujeron en un 3,4 por ciento por año entre 2001 y 2010, con diferencias significativas en varios grupos de edad. Por ejemplo: las tasas se redujeron en un 3,9 por ciento al año en las personas a partir de los 50 años.
  • Se observó, sin embargo, un aumento de un 1,1 por ciento en las personas menores de 50 años, quizás debido a un aumento de las tasas de obesidad, sedentarismo y malos hábitos de alimentación en este grupo. Hay que destacar, además, que la colonoscopía no se recomienda como prueba de rutina en las personas de menos de 50 años, a no ser que tengan otros factores de riesgo.
  • La mayor reducción en la tasa de cáncer del colon fue en las personas mayores de 65 años, lo que los expertos atribuyen a un aumento de las pruebas de detección realizadas a las personas de la tercera edad, beneficiarios del programa de salud Medicare.
  • Los investigadores encontraron además, que las muertes por cáncer de colon también se han reducido en esos diez años a un ritmo de un 3 por ciento al año.

Estas cifras son un incentivo poderoso para que no te saltes tu próxima colonoscopía o cualquier otra prueba de detección como la que se realiza para detectar sangre oculta en las heces fecales. ¿Sabes cuándo debes comenzar a hacerlas?  Según el U.S. Preventive Services Task Force (o Equipo de Servicios Preventivos Estadounidense) estas pruebas deben comenzarse al cumplir los 50 años y realizarse a intervalos regulares hasta cumplir los 75. Sin embargo, es posible que necesites comenzar antes si:

  • Tú o un familiar cercano ha tenido pólipos colorrectales o cáncer de colon.
  • Padeces de enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad de Crohn, o colitis ulcerativa.
  • Tienes algún tipo de síndrome genético como la poliposis adenomatosa familiar, una enfermedad hereditaria poco frecuente que se caracteriza por la aparición de varios pólipos benignos en el colon o en el recto a partir de los 20 o 30 años.

¿Tienes dudas o has experimentado algún síntoma preocupante, como sangre en las heces, cambios en tu manera de evacuar, fatiga, diarrea o estreñimiento? Haz una cita con tu profesional de la salud para plantearle tus síntomas y buscar a tiempo la causa, no importa en qué país vivas. Él o ella también te explicará cuál es el programa de pruebas de detección recomendado en tu caso y según tu edad. No lo olvides: es mejor prevenir que curar.

 

Imagen © Thinkstock / Eraxion

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.