4 consejos para las madres primerizas

Si estás esperando tu primer bebé, o diste a luz recientemente, es posible que, junto a una inmensa alegría, sientas mucho temor. Las ilusiones y los sueños irán de la mano de ciertas dudas sobre tu futuro desempeño como mamá. Todo eso es normal y lo irás superando poco a poco a medida que vayas aprendiendo. No te angusties y sigue los consejos que con todo amor te brinda la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés).

Si eres una mamá primeriza y todavía no te sientes muy cómoda, seguramente las siguientes recomendaciones de la FDA te ayudarán:

  1. Si tienes dudas, confía en el pediatra o en un profesional del cuidado de la salud. Con seguridad, tanto tus familiares como tus amigos y tus vecinos –y hasta perfectos desconocidos- te brindarán consejos de cómo alimentar y cuidar a tu bebé.  Aunque tengan las mejores intenciones, pueden confundirte y hasta perjudicar la salud de tu hijo(a). Sigue siempre los consejos del pediatra. Acude a las visitas regulares con él o ella y habla sobre los temas que te causen preocupación. No temas acerca de si debes preguntar algo o no. Entre el paciente y el doctor, no hay preguntas tontas (sólo las que no se hacen).
  2. No le des al bebé ningún medicamento sin la aprobación del pediatra. Él o ella te indicarán la dosis y los posibles efectos secundarios (adversos) de las medicinas que le des al bebé. Si requiere un tratamiento, anota la fecha y la hora de cada dosis para que lo sigas correctamente.
  3. Si vas a amamantar al bebé, ten cuidado con cualquier medicamento que estés tomando tú, ya sea recetado o de venta libre, así como suplementos nutricionales o hierbas medicinales. Algunas medicinas pueden pasar a la leche y afectar al bebé. Sé precavida y consulta con el médico.
  4. Cuídate tú también. Para darle a tu hijo(a) la atención que necesita tienes que estar fuerte y tener energía. Pero todas las mamás que acaban de tener un bebé saben que el cansancio y la falta de sueño son parte de cuidar al recién nacido. No exageres y quieras ser la mujer orquesta. Procura descansar cuando el bebé duerma, olvídate si la casa no está inmaculada. Pide ayuda y sigue una lista de prioridades.  Si te sientes continuamente deprimida, puede tratarse de depresión postparto. Busca tratamiento a tiempo.

Esta es una época de grandes cambios en tu vida y en la de tu familia. Vívelos intensamente. Y disfruta tu nuevo papel (de mamá) que pronto desempeñarás como toda una experta.

Imagen © Thinkstock / Valua Vitaly

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.