Por más que quieras tener una imagen intacta y glamorosa, en el gimnasio es imposible. Existen ciertas situaciones que te pueden pasar al ir al gimnasio que pueden ser muy incómodas para ti, pero nada que no lo haya experimentado alguien más.

Nuestros amigos de Salud180 te dicen cómo sobrevivir a este tipo de situaciones y gozar tu ejercicio al máximo, de acuerdo con las recomendaciones de Mark Lauren, coach y autor de Body by You.

1. Que todos te miren

Por alguna razón de pronto sientes las miradas encima. Tranquila, lo más probable es que nadie te mire directamente, esto puede ser tu ansiedad por iniciar una nueva actividad, date tiempo y esta sensación pasará.

2. Que se te salga un gas

Si de repente te ejercitas y se te sale un aire, seguramente tienes ganas de salir corriendo pensando que todo el mundo lo notó. Afortunadamente el aire acondicionado y la música de los gimnasios pueden evitar que te delates.

3. No saber usar el equipo

Que no te dé pena preguntarle a algún instructor o a la persona que tengas al lado entrenando cómo utilizar un aparato. Es mejor preguntar que forzar tu cuerpo y lastimarte.

4. No llevar el ritmo

En las clases que implican baile (como el Zumba) nunca falta que algún paso no te salga y más cuando tiene una coreografía.  Recuerda que no es una academia de baile, es el momento de disfrutar lo que haces, sólo trata de memorizar ciertos pasos.

5. Usar ropa que no es la adecuada

Dentro de las situaciones que te pueden pasar al ir al gimnasio, se encuentra este apartado. Revisa tu ropa antes de salir no vaya a ser que tus lycras se transparenten, o los shorts estén tan cortos que tengas que estarlos ajustando y no puedas hacer nada.

6. Sudar

Es lo más común en un gimnasio por eso siempre carga con una toalla (en muchos gimnasios las puedes solicitar) y por favor NO saludes a nadie con sudor, esto sí es penoso para quien saludas y poco higiénico para ambos.

7. Cansarte

Sí, leíste bien. Si llevas 5 minutos ejercitándote y ya te cansaste, no te sientas mal por sentirte así o poe pensar en ‘tirar la toalla’; a todas nos ha pasado y es normal. Lo mejor es que pidas a un entrenador que te proponga una rutina y que lleves tu música favorita para que te acompañe mientras te ejercitas. Además, asegúrate que estés respirando correctamente. Si te falta el aire te sentirás más cansada.

Estas son algunas situaciones que te pueden pasar al ir al gimnasio, ¿te identificas con alguna? ahora ya sabes qué hacer. ¡Que no te den vergüenza! Recuerda que lo mejor es que te concentres en ti y te diviertas, hagas la actividad que hagas.

 

También te pueden interesar:

logo-Salud180

 

 

 

Fuente del artículo: 7 cosas incómodas que a todas nos pasan en el gimnasio (y no te deben de apenar) en Salud180

Imagen © iStock / MitaStockImages

Comentarios