Comparte este artículo:

Thinkstock_469946017_yvdavydLos adolescentes, así como los adultos, consumen más sodio del que deberían diariamente. Sin duda, esto no es beneficioso para su salud. Un estudio nuevo confirma que el exceso de sal en la dieta de los adolescentes está directamente relacionado con la obesidad y la inflamación, independientemente de las calorías que consuman.

Si eres de los jóvenes a quienes les encanta agregarle sal a todo, deberías de reconsiderar ese hábito, si quieres perder peso. El estadounidense promedio consume casi el doble de la cantidad de sodio que se recomienda consumir al día, y los adolescentes no están exentos. En concreto, se estima que los estadounidenses consumen 3,400 miligramos de sodio cuando deberían consumir 1,500 miligramos o menos al día para estar sanos.

El consumir sal en exceso se relaciona con varios problemas de salud como hipertensión, riesgo de sufrir apoplejía, problemas cardíacos, osteoporosis, cáncer del estómago, cálculos en el riñón y dolor de cabeza, entre otros.

Si desde tu adolescencia excedes el consumo de sal recomendado, estás preparando el terreno para que estos problemas de salud se desarrollen a sus anchas. Pero además, un estudio nuevo demuestra que aunque estés vigilando de cerca las calorías que consumes, el exceso de sodio en tu dieta es un factor que contribuye directamente a la obesidad y a la inflamación.

Así lo comprobó un estudio realizado en la Universidad Regents de Georgia, en Estados Unidos. Para poder llegar a estas conclusiones un grupo de genetistas moleculares de dicha universidad analizó un estudio realizado en 766 adolescentes, de los cuales el 97 por ciento reportaron exceder el consumo diario recomendado por la Asociación Americana del Corazón de 1,500 miligramos de sal. (Sigue…)

Comentarios

Páginas: 1 2