Skip to main content

La próstata es parte del sistema reproductivo en los hombres. Es una glándula pequeña que rodea la uretra, que es el tubo que lleva la orina de la vejiga al exterior del cuerpo. Es normal que la próstata se agrande al envejecer. En algunos casos puede llegar a interferir con el flujo de la orina. Esto obliga a la vejiga a trabajar más para eliminar la orina y puede continuar al punto que la vejiga no pueda vaciarse por completo.

Los síntomas del agrandamiento de la próstata incluyen dificultad para empezar a orinar, goteo después de acabar, y la sensación de que la vejiga no quedó completamente vacía. Más adelante, la orina que se acumula en la vejiga puede causar una irritación que produce dolor al orinar, la necesidad de ir al baño frecuentemente (especialmente durante la noche), urgencia para orinar y, finalmente, incontinencia. Puede haber infecciones urinarias y hasta cálculos o piedras en la vejiga. Es importante llamar de inmediato al médico si notas sangre en tu orina.

El tratamiento de la hiperplasia prostática benigna puede incluir medicamentos y una de varios tipos de cirugía. Consulta con tu médico o con un urólogo, que es el especialista. Te podrá aconsejar y ayudarte a decidir si requieres tratamiento y cual es el más conveniente para ti.

 

Imagen © iStock / PeterHermesFurian

Comentarios de nuestra comunidad