Comparte este artículo:

Cepillarse los dientes | Limpiar la lengua

Sí, limpiar la lengua es importante. Los residuos de la comida que pasa por tu boca no sólo se quedan pegados a tus dientes, también se quedan en tu lengua. Así, pronto se convierten en bacterias y te provocan mal aliento. ¿No lo habías pensado? ¡Entérate!

La lengua también

Muchas personas se cepillan los dientes de una forma automática, como lo han hecho toda la vida, sin pensarlo mucho. Y cuando les preguntas si se limpian la lengua, algunos miran extrañados y otros contestan sorprendidos: “¿la lengua también?”. Sí, la lengua también se limpia.

Hasta que un día empiezan a sentir que tienen mal aliento, o notan algo extraño al reírse frente a un espejo… su lengua está amarilla. Entonces se asustan, se cepillan los dientes hasta 5 veces al día, compran montones de productos para la higiene bucal, y finalmente hacen cita con el dentista.

Cuando se visita al dentista y se les comparte todo lo que hacemos este nos dará su mejor punto de vista. Probablemente dirá que tse debe ser más cuidadosos con la higiene bucal. No solo debemos cepillarnos los dientes después de cada comida, sino también usar la seda dental (el hilo dental) y… ¡limpiar la lengua!

Halitosis

Aunque no te parezca que tu lengua está sucia, sí lo está. Después de comer, los residuos de comida también se quedan adheridos a ella, especialmente en la parte de atrás, y luego se convierten en bacterias que provocan mal aliento, también conocido como halitosis. Además, en su superficie constantemente se encuentran muchas células que necesitan removerse de alguna manera.

El color amarillo o blanco ¿qué significa?

Cuando tienes la lengua amarilla o blanca, es una clara señal de que necesitas limpiarla. Algunas personas se asustan cuando se ven la lengua amarilla, pues a veces puede ser una señal de problemas con la digestión o con el hígado, por ejemplo. Sin embargo, los expertos aseguran que en la mayoría de los casos le ocurre a personas totalmente sanas y no es nada grave.

El tener la lengua amarilla o blanca es un problema muy común que generalmente se debe a causas relacionadas con la limpieza de la boca. Algunas bacterias que habitan en tu boca producen pigmentos que pueden darle el color a tu lengua y a tus dientes, ya sea el color blanco o el amarillo. Por ejemplo puede ocurrir por beber café o café negro. Otra razón puede deberse a un agrandamiento de las papilas de la superficie de la lengua. La deshidratación (tomar pocos líquidos) también es otra de las cosas que pueden provocar un cambio en la lengua. Los exesos como respirar por la boca durante un tiempo prolongado o consumir mucho café o a fumar contribuyen a los cambios antes mencionados.

¿Cómo limpiar la lengua?

Para quitar ese color de tu lengua debes pasar el cepillo dental sobre ella suavemente como parte de tu rutina de higiene bucal, mínimo dos veces al día. Otra forma de limpiarla es con un limpiador de lengua, que hace una especie de raspado de la lengua sin lastimarla. También puedes intentar dejando el cigarrillo y el café.

Si tu mal aliento persiste o tu lengua sigue blanca o amarilla, visita a tu dentista. En ese caso, probablemente pueda deberse a un problema más profundo. Pero, aunque tengas un color extraño en tu lengua, o no sientas que tienes mal aliento, no hay excusa para no limpiar tu lengua cada vez que te cepillas los dientes. No sea que el mal aliento te ataque en el momento menos esperado por haberte descuidado.

 

Copyright © 2019 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © Thinkstock / George Doyle

Comentarios