Comparte este artículo:

Una epidemia de Tos ferina en California nos alerta sobre la importancia de las vacunas o inmunizaciones para prevenir este tipo de enfermedades infecciosas respiratorias, sobre todo en los más pequeños. Entérate para que puedas actuar en favor de la salud de todos.

¿Tos ferina? Cuando oyes este nombre, tal vez te suene a una enfermedad de otra época, ya que gracias a las vacunas, muy poca gente debería contraerla en la actualidad. Sin embargo, en California se disparó recientemente una epidemia de tos ferina que hasta ayer, había cobrado la vida de 6 bebés menores de 3 meses, al menos 5, hispanos.

Las autoridades de salud pública de California reaccionaron aumentando las vacunas para los adultos, que se creen son los culpables de pasarle la enfermedad a los pequeños. Desde hace 50 años no se había presentado una epidemia de este tipo.

La tos ferina conocida como tos convulsiva también, es una enfermedad infecciosa que afecta las vías respiratorias superiores y es muy contagiosa. Basta con que la persona que padece de tos ferina estornude o tosa para que las pequeñas gotas de saliva o el moco que contienen la bacteria (Bordetella pertussis) se esparzan en el aire y se pasen de una persona a otra.

Los síntomas de la tos ferina se pueden confundir con los del resfriado común y aparecen una semana después de haber contraído la bacteria:

  • Congestión en la nariz
  • Estornudos
  • Fiebre baja
  • Tos leve

La infección por tos ferina dura hasta 6 semanas. Otros síntomas se caracterizan por tos severa que produce un sonido ronco e involuntario cuando la persona trata de recobrar la respiración, la convierten en una enfermedad de cuidado. También puede producirse un silbido y hasta vómito debido a la intensidad de la tos. Imagínate a un bebé de 6 meses o menor tosiendo de esa manera: no es normal, es grave y puede causarle la muerte por asfixia. En los adultos, la tos ferina también es una enfermedad que requiere atención. Otras complicaciones, especialmente en los menores de 6 meses, incluyen infecciones de oído, neumonía, convulsiones y daño cerebral.

Como reacción a la epidemia de tos ferina en California, el Departamento de Salud Pública de ese estado está distribuyendo vacunas gratuitas contra la tos ferina en todos los hospitales de maternidad, y está recomendando que los adultos se vacunen, ya que la razón de esta epidemia es la incidencia de la tos ferina en la población adulta.

La prevención con las vacunas es la mejor manera de evitar este tipo de epidemias. La vacuna de DTap (protege contra la difteria, el tétanos y la tos ferina) es una de las vacunas recomendadas durante la infancia, los protege contra esta infección. ¿Cuándo se recomienda que se aplique? Toma nota:

  • La vacuna de DTap debe administrarse a los niños en cinco dosis, idealmente: a los 2 meses, 4 meses, 6 meses, 15 a 18 meses y 4 a 6 años de edad.
  • Después se recomienda nuevamente alrededor de los 11 o 12 años y cada 10 años de ahí en adelante. Algunas organizaciones de salud recomiendan que la vacuna se refuerce regularmente hasta los 65 años.

¿A qué se debe que esta epidemia esté afectando más a los latinos? Los médicos del Centro de Enfermedades Infecciosas de California creen que se debe a factores socioeconómicos. Esto quiere decir que los niños latinos tienen menos acceso a cuidados en salud y por eso, tal vez no han tenido todas las inmunizaciones ni la información necesarias para prevenir la tos ferina.

Hasta ahora la epidemia de tos ferina no se ha esparcido a otros estados. Recuerda: es muy importante que vacunes a tus hijos para evitar que sean vulnerables a esta enfermedad potencialmente mortal. También tú, como adulto, debes consultar a tu médico para vacunarte si tienes niños pequeños. ¡La prevención es la clave para proteger a nuestros niños!

Comentarios