Comparte este artículo:

iStock_000027206923XSmall_GrassettoNo es un efecto secundario frecuente de estos medicamentos, pero puede ocurrir. Y en ese caso, tienes que tratar el asunto sin demora para prevenir problemas más serios. 

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), los medicamentos con el metilfenidato que se recetan para tratar el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad o TDAH (o ADHD, por sus siglas en inglés) podrían en algunos casos raros, causar erecciones dolorosas y muy prolongadas.

Esta condición, conocida como priapismo, consiste en una erección no deseada y anormalmente prolongada, que no es causada por estimulación sexual y con frecuencia es dolorosa (ya que se presenta cuando la sangre queda atrapada en el pene). Se debe recibir atención médica de inmediato para evitar que el tejido que permite lograr o mantener una erección (disfunción eréctil) se dañe.

El priapismo puede ocurrir a cualquier edad, aunque es más común entre los 5 y los 10 años en los niños, y entre los 20 y los 50 años en los adultos. Los niños y los hombres muy jóvenes, sobre todo los que no han llegado a la pubertad, tal vez no reconozcan el problema o les dé vergüenza contárselo a alguien. Pero es necesario que vayan al médico si experimentan una erección dolorosa y persistente, que no desaparece en varias horas.

Por su parte, el TDAH es un desorden neurológico de la  conducta, que generalmente se diagnostica en la infancia y a menudo llega hasta la edad adulta. Los síntomas incluyen dificultad para prestar atención y para controlar la conducta impulsiva, así como hiperactividad. El tratamiento consiste en medicamentos que ayudan a los pacientes a concentrarse y a controlar sus acciones.

Entre los medicamentos que se usan para el TDAH,  los más usados son los que contienen metilfenidato, que estimulan el sistema central nervioso y que en el mercado llevan los nombres de Ritalin, Concerta, Daytrana, Focalin, Metadate, Methylin y Quillivant, entre otros.

Strattera (atomoxetina), otro medicamento para tratar el TDAH que no es estimulante, también se ha asociado con el priapismo en los niños, en los adolescentes y en los adultos.

Aunque este efecto secundario de los medicamentos con metilfenidato es muy raro,  la FDA les ha pedido recientemente a los fabricantes que lo incluyan en las etiquetas y en las guías para los pacientes, para que lo conozcan.

Según Victoria Richards, profesora de Quinnipiac University, en New Haven, Connecticut, aunque ha habido pocos casos reportados con este efecto secundario, la advertencia del FDA llama la atención hacia una conexión potencialmente peligrosa. Y eso podría servir no sólo para mejorar el reconocimiento y el diagnóstico de la enfermedad, sino también para evitar el mal uso o el abuso de estos medicamentos.

Aparentemente el priapismo parece ser más común en los pacientes que usan Strattera que en los que toman productos con metilfenidato, pero debido a la falta de datos, la FDA no sabe cuán a menudo ocurre el priapismo en los pacientes con TDAH que usan un tipo u otro de medicamento.

De todos modos, según la FDA, es importante que los médicos tengan cuidado cuando cambien a sus pacientes con TDAH de un medicamento con metilfenidato a Strattera.

Si padeces de TDAH y estás usando un medicamento a base de metilfenidato para el tratamiento, no lo suspendas por tu cuenta. Es importante que consultes con tu médico. La mayoría de las personas no desarrollan este efecto secundario.

Imagen © iStockphoto.com / Grassetto

Comentarios