Comparte este artículo:

¿Te imaginas bailando, girando y moviendo tu cintura en torno a una barra vertical (tubo o palo) de striptease, como si estuvieras en una película subida de tono? Esa imagen puede ocurrir en la vida real pero sin todas esas ideas negativas que muchas personas tienen al respecto. Hace años que el baile de la barra de striptease comenzó a salir de los clubes nocturnos y actualmente la utilizan cada vez más las mujeres de todas las edades, como una manera de hacer ejercicios. Te permite mantenerte en forma, divertirte y hasta verte — y sentirte — más sexy y atractiva.

Al principio, Anabel no le dijo nada a nadie. A sus 35 años, le daba vergüenza contarles a sus compañeras en la oficina la decisión que había tomado, temía que su marido no la entendiera y, lo último que debía ocurrir era que sus hijos se enteraran de que estaba aprendiendo a hacer piruetas en una barra vertical de striptease.

Mientras tanto, poco a poco comenzaron los elogios: que te vez más linda, que estas más delgada… Hasta su postura ha cambiado y ella se siente más feliz cada vez que sale de una clase de baile de la barra vertical. No se arrepiente de haber vencido todos sus prejuicios y de animarse a probar esta actividad, que es una mezcla de baile con entrenamiento físico (que incluye yoga, pilates y hasta ejercicios aeróbicos). Además, le permitió descubrir su cuerpo y especialmente las cosas que era capaz de lograr.

No sólo eso, quienes practican el baile de la barra o tubo de striptease afirman que se eleva su autoestima, descubren su sexualidad y su sensualidad y hasta las más tímidas se empiezan a animar más.

Si lo piensas objetivamente y lo tomas con seriedad y dedicación, verás que más allá de lo erótica que pueda parecer la situación, para poder trepar, girar y deslizarse por el tubo como lo hacen quienes están entrenadas para ello necesitan poner en funcionamiento una gran cantidad de músculos (“todas”, suelen decir tanto las entrenadoras como las alumnas), ya que requiere mover prácticamente todas las partes del cuerpo, desde el pecho y los hombros hasta los glúteos y las pantorrillas.

Además, se trabajan músculos y zonas del cuerpo que habitualmente no suelen usarse para otras cosas y que, por eso mismo, suelen quedar relegadas e inactivas. Asimismo, es una actividad riesgosa y hasta las personas experimentadas pueden sufrir lesiones durante este ejercicio, por eso las clases suelen incluir una rutina de estiramiento, pilates, yoga y otro tipo de movimientos que ayudan a entrar en calor y a adquirir flexibilidad y resistencia muscular.

En este sentido, el baile de barra vertical de striptease es un excelente ejercicio para:

  • Lograr flexibilidad y tono muscular.
  • Bajar de peso.
  • Ayudar a mantener sano el corazón.
  • Reforzar la autoestima y recibir varios beneficios psicológicos.

Actualmente, Anabel ya no necesita ocultar cual es su actividad física preferida. Incluso, se la recomienda a todas sus amigas. Es que por todos estos beneficios, además de lo divertidas que pueden resultar estas clases. En los últimos años el baile de la barra vertical de striptease ha logrado salir de los clubes nocturnos y de un mundo casi secreto y excluido, para ocupar un lugar entretenido y saludable a la hora de poner el cuerpo en movimiento.

Si bien las entrenadoras cuentan que sus alumnas son de todas las tallas y edades, recuerda que el baile de  la barra vertical de stiptease implica ciertos riesgos. Por eso, al igual que con otras rutinas deportivas o de ejercicios físicos, si tienes algún problema de salud es importante que consultes con tu médico antes de comenzar a tomar clases.

¡Anímate! Nunca es tarde para conocer más de ti misma, sobre todo si tienes la posibilidad de sentirte más sexy, más segura y más bonita.

Imágen © iStockphoto.com / Stas Perov

Comentarios